Noticias Bitcoin

La actualización de Bitcoin, Taproot, en un dilema

Según sus desarrolladores, Taproot, la nueva actualización de Bitcoin ya está lista. Solo falta elegir una forma de aplicarla.

single-image

La más grande actualización de Bitcoin en años, Taproot, ya se encuentra a tono para ser aplicada. Sin embargo, la activación de la misma se ha retrasado debido a diferencias entre los programadores. Estos no se ponen de acuerdo en la manera de hacerla entrar en vigencia.

Esta actualización se trata de un “soft fork” del código de Bitcoin. Para convencer a los mineros de aplicarla, existen varias propuestas. Debe tenerse en cuenta que Taproot viene a fortalecer las capacidades de la red de Bitcoin para mejorar todo lo relacionado con los contratos inteligentes.

En un intento por tener un panorama claro para acelerar la implementación de esta actualización, el programador principal A. J. Towns, realizó una encuesta. En la misma pide consejo a 12 distintos programadores para que ofrezcan sus visiones respecto al mismo.

Aplicar la actualización de Bitcoin mediante imposición

Los programadores se han mostrado divididos en la manera en que se implementará la actualización de Bitcoin. Aunque todos están de acuerdo en la necesidad de la misma, en los detalles es donde aparece lo que han denominado como pequeñas contradicciones.

Estas diferencias de opiniones, podrían significar que la aplicación, incluso de “soft forks” como este, no está exenta de peligros.

En tal sentido, reseña CoinDesk, algunos de los programadores creen que la mejor forma de implementación, es mediante la imposición de Taproot a los mineros. Para ello, en un principio deberán aparecer señalizaciones invitándolos a aplicar la actualización.

En la misma medida en que una cantidad considerable de mineros se actualicen con Taproot, aparecerá una fecha tope o “flag day” para el resto. Así, al pasar el flag day, los nodos rechazarán los bloques y transacciones de aquellos que no haya aceptado implementar la mencionada actualización de Bitcoin.

Esto incentivaría a los mineros a adoptar la actualización, o no tener acceso a las ganancias por la minería Bitcoin. Se trata de una imposición que no todos los programadores ven con buenos ojos.

Un sistema híbrido

La segunda propuesta para la implementación de Taproot, proviene del programador Matt Corallo. Este asegura que, luego de las invitaciones respectivas a los mineros para actualizar, se debe dejar una franja de tiempo en el que la actualización será compatible con el actual núcleo en un sistema híbrido.

Si en ese tiempo, explica, no hay suficientes mineros de Bitcoin que deseen aplicar la actualización, entonces la misma se someterá a revisión. Es decir, Taproot entraría en un período de revisión de seis meses, en el que se le harán los cambios correspondientes, si estos fueran necesarios, para traerla de vuelta con cualidades más atractivas.

Corallo no está de acuerdo con un flag day, puesto que, según él, esto podría provocar una división de la cadena de Bitcoin. En otras palabras, aparecerían dos facciones rivales de usuarios y mineros con dos distintas versiones del núcleo de Bitcoin.

Ambas propuestas quedan a la espera del nivel de aceptación que pueda tener esta actualización entre los mineros de Bitcoin. De tener un nivel alto, entonces no sería necesaria la medida del flag day.

Mat Corallo considera que no es necesario aplicar la actualización de Bitcoin de manera forzada.
Mat Corallo considera que no es necesario aplicar la actualización de Bitcoin de manera forzada.

Una tercera propuesta

En un intento por conciliar las dos propuestas de implementación, Towns asegura que existe una alternativa intermedia. La misma consiste en dar un período de 5 años a los mineros. Así, considera, los mismos tendrán el tiempo suficiente para conocer la actualización y poder instalarla.

Algunos difieren de esta tercera opción en la encuesta de Town. Aseguran que la actualización, al ser trabajada desde 2018 ya cuenta con un tiempo prudente en el que la misma debería ser conocida, al menos de manera general, por parte de los mineros.

De cualquier manera, esta actualización, al momento de ser lanzada, será recibida con recelo por parte de los mineros de Bitcoin. Si algo sucede en el mundo de los negocios, es que los inversores son conservadores. Y la resistencia al cambio aumenta en la misma medida en que los inversores están contentos con un orden establecido.

Datos a tener en consideración

  • Esta nueva actualización de Bitcoin, conocida como Taproot, se trata de un soft fork que vendría a fortalecer el sistema de contratos inteligentes de Bitcoin. Al mismo tiempo, mejoraría la seguridad de la red.
  • La misma se está desarrollando desde el año 2018 y, según los desarrolladores, técnicamente ya está lista.
  • Los desarrolladores de la misma, aunque no dudan de la necesidad de implementarla, difieren en la forma de hacerlo.
  • No es la primera vez que un soft fork se ha intentado implementar en Bitcoin. Existe la experiencia de SegWit, la cual fracasó estrepitosamente.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare