Noticias

CEO de Binance anuncia colaboración con el régimen de Togo, luego de reunión con las autoridades

Poco después de haber anunciado que Binance, junto a sus socios, “»apoyaría la transformación económica de Uganda y el empleo juvenil mediante el uso de blockchain”, el CEO del intercambio, Changpeng Zhao, tuiteó acerca de los planes de la compañía para otro estado africano: Togo.

single-image

Poco después de haber anunciado que Binance, junto a sus socios, “»apoyaría la transformación económica de Uganda y el empleo juvenil mediante el uso de blockchain”, el CEO del intercambio, Changpeng Zhao, tuiteó acerca de los planes de la compañía para otro estado africano: Togo.

Binance y el gobierno de Gnassingbé

Según Zhao: “El objetivo del proyecto es crear miles de empleos y atraer miles de millones de inversiones a Togo».

Pocos minutos después, volvió para compartir: “Esta es una carta firmada por el Primer Ministro de Togo, entregada personalmente a nosotros minutos antes de que subiéramos al avión, de una reunión hace apenas un día”.

En la misiva se menciona una propuesta de asociación mediante la cual Binance y el gobierno togolés “involucrarían a Togo en la cuarta revolución industrial” al “desarrollar programas de capacitación para que los jóvenes creen muchos trabajos para ellos y atraigan inversiones importantes”.

Considerando que las noticias sobre esta asociación se producen luego de, por lo menos, una reunión entre el CEO de Binance y el presidente de Togo, y la sugerencia de Zhao de que Togo podría recibir miles de millones de dólares de inversiones como resultado, parece bastante probable que las actividades del intercambio de criptos en el país causarán un efecto adicional: servir de sostén a la presidencia de Faure Gnassingbé.

Esto se debe a que, como socio en el proyecto, el gobierno, presumiblemente, tendrá cierta discreción sobre, al menos, algunos de los fondos asociados.

Contexto político

Togo (oficialmente República Togolesa), un pequeño país ubicado en el Este del continente africano, de menos de 8 millones de habitantes, ha estado bajo el gobierno de los Gnassingbé durante más de 50 años. Todo comenzó con un golpe de estado en 1967, ejecutado por Gnassingbé Eyadéma, quien se mantuvo al frente del gobierno (en parte, al menos, mediante el uso de la violencia) hasta su muerte por un ataque al corazón en 2005.

Durante la subsiguiente lucha por el poder tras su fallecimiento, entre 400 y 500 personas murieron, y miles resultaron heridas, según cifras de la ONU. Los refugiados togoleses en los países vecinos, Ghana y Benin, llegaron superar los 30.000.

Finalmente, Faure Gnassingbé, hijo del difunto presidente Eyadéma, se erigió como el nuevo jefe de estado.

En 2017 el país fue escenario de una nueva ola de disturbios, donde los manifestantes pedían la renuncia de Gnassingbé y el restablecimiento de la Constitución de 1992, en la que se estipula un límite de dos mandatos para los presidentes. Después de gobernar Togo por más de 10 años, Gnassingbé parecía decidido a seguir el ejemplo de su padre, quien permaneció en el cargo haciendo caso omiso de esta ley.

Las manifestaciones continuaron después de que se propuso que el límite observado en la constitución se aplicara al mandato de Gnassingbé a partir del 2020, lo que le habría permitido permanecer en el poder hasta el año 2030. Según informes, los protagonistas de las protestas se contaban en “cientos de miles”.

Togo Lame Binance

En julio, antes de que las acciones contra Gnassingbé alcanzaran un punto crítico, el gobierno financió una ceremonia juju destinada a apaciguar a los espíritus de los activistas asesinados a lo largo de los años, incluidas unas 28 personas asesinadas a principios de los noventa.

Según uno de los asistentes, el ritual tenía como objetivo garantizar que “la sangre humana (no) fluyera nuevamente” en Togo. El estado había utilizado anteriormente dinero en efectivo para compensar a algunas víctimas de la violencia política.

En una muestra pública de ira, durante una manifestación en Lomé, en septiembre, docenas de mujeres mostraron sus pechos, y / o arrastraron sus nalgas por el suelo, gestos que se traducen en la intención de “maldecir” a los oponentes de su movimiento.

50 años son suficientes

Al tiempo que esto ocurría, el acceso a Internet y los mensajes de texto fueron bloqueados en el país. Semanas más tarde, los usuarios de WhatsApp en Togo no pudieron acceder a la plataforma de mensajería, que es popular en partes de África occidental.

En febrero de 2017, un regulador del gobierno ordenó a dos plataformas de medios cesar sus transmisiones, aparentemente por no cumplir con las regulaciones locales, lo que, según informes, Amnistía Internacional llamó “un ataque contra la libertad de expresión”.

En localidades fuera de Togo, como Accra y París, ciudadanos togoleses, y simpatizantes, también organizaron varias protestas contra el prolongado mandato de Gnassingbé.

Al menos 11 personas resultaron muertas como resultado de la violencia política en el país en 2017, incluido un niño de nueve años y dos soldados. Hacia el final del año, cientos de togoleses nuevamente buscaron refugio en Ghana.

Según el portal de noticias ETHNews, la autenticidad de los informes de las redes sociales, respaldados por imágenes sangrientas, donde se afirma que el gobierno aún sigue reprimiendo violentamente las protestas, no han podido ser confirmados.

La importancia de esta asociación

En algunos casos, los regímenes que carecen de un amplio apoyo popular han podido mantener el poder a través de inyecciones de efectivo de intereses comerciales externos. Aunque Zhao ha dicho que la intervención de Binance en Togo será una bendición para la población del país, probablemente su afirmación no sea bien acogida entre los togoleses, quienes han estado clamando por el fin de la larga dinastía Gnassingbé, que ya dura décadas.

La mayoría de los comentaristas que respondieron a los tweets de Zhao sobre Togo mostraron su euforia por el anuncio. Considerando que los entusiastas de la criptos son conocidos, entre otras cosas, por su desprecio hacia la autoridad absoluta, tales reacciones parecen producto de la ignorancia, o la desinformación, en el mejor de los casos, sobre la realidad del país africano.

El texto de la carta recibida por Binance se transcribe a continuación:

Sr. Presidente Director General,

Quisiera, en nombre del presidente de la República y del gobierno, agradecerle la visita que ha querido hacer a Lomé entre el 18 y el 21 de abril. Esta visita nos ha permitido descubrir las oportunidades que su empresa, Binance, puede ofrecer.

De hecho, siguiendo la voluntad del jefe de Estado, el gobierno togolés ha participado en un vasto programa de reforma destinado a crear muchos empleos, así como riqueza, para mejorar el bienestar de las personas de forma duradera.

Es en este contexto que Togo desea establecer una asociación con su empresa, Binance, con el objetivo de apoyar la transformación económica de nuestro país y reforzar la autonomía económica de los jóvenes y las mujeres, especialmente a través del uso de la tecnología blockchain.

El objetivo será involucrar resueltamente a Togo en la cuarta revolución industrial a raíz de la revolución digital. Específicamente, esta asociación incluirá el desarrollo de programas de capacitación para que los jóvenes creen muchos trabajos para ellos y atraigan inversiones importantes.

Además, me gustaría solicitar, amablemente, que nos envíe, mediante nuestros equipos, la documentación que explique su visión y nos permita evaluarla para esta capacitación y asociación.

Al reiterar mi sincero agradecimiento, les pido que acepten mis más cálidos saludos.

Komi Sélom Klassou (Primer Ministro de la República Togolesa)

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare