Noticias

“No es posible un cryptorublo centralizado” le dice el ministro a Putin

single-image

Respondiendo a la solicitud de Vladimir Putin para estudiar las posibilidades de emitir un llamado “cryptorublo”, el ministro Siluanov ha tratado de educar al jefe de estado de Rusia sobre la naturaleza de las criptomonedas.

En una carta fechada el 29 de enero de 2018, dice que Minfin no se opondría a un proyecto privado para crear una criptomoneda rusa bajo la supervisión de autoridades financieras, pero solo si el gobierno no invirtió en ella.

En el documento, adquirido por Interfax, Siluanov afirma que emitir una criptomoneda nacional centralizada parece imposible, dadas las “características técnicas de tal emisión”. “Las criptomonedas se basan en tecnologías de contabilidad descentralizada”, señala el ministro. Su departamento permanece tibio con la idea de usar fondos estatales para financiar el concepto.

Anton Siluanov también señala que el uso de tecnologías de contabilidad distribuida tiene algunas limitaciones legales y tecnológicas.

A ese respecto, menciona el número relativamente pequeño de transacciones que blockchains, como las de Bitcoin y Ethereum, actualmente pueden procesar.

“Los intentos de usar una criptomoneda nacional para atraer inversiones extranjeras aparentemente tendrían que lidiar con la necesidad de cambiarlo por monedas extranjeras”, dijo el ministro, señalando informes recientes de restricciones para los usuarios rusos en las bolsas extranjeras. El comercio de una criptomoneda nacional rusa en plataformas internacionales puede verse limitado en el futuro.

La carta también advierte sobre los riesgos de utilizar libros contables distribuidos para fines militares, ya que no se garantiza la confidencialidad. Al decir eso, Anton Siluanov ofrece un fuerte argumento en contra de las afirmaciones de que las transacciones de la cadena de bloques son completamente anónimas e imposibles de rastrear.

Los críticos a menudo insisten en que pueden ser utilizados con fines ilícitos, como el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

En diciembre, el diputado de Siluanov, Alexei Moiseev, dijo que la creación de cryptoruble parecía “poco práctica” para el Ministerio de Finanzas. La carta publicada es otra prueba de las líneas de falla que han surgido entre su departamento y el Banco Central de Rusia, que inicialmente vio potencial en la idea de una criptomoneda nacional. El banco se opuso firmemente a la legalización de las criptomonedas descentralizadas, como el Bitcoin.

El verano pasado, el Centrobank reveló sus intenciones de estudiar la posibilidad de emitir una “moneda nacional virtual”, coloquialmente llamada “cryptoruble”. Más tarde, en diciembre, la vicepresidenta de CBR, Olga Skorobogatova, anunció que Rusia podría iniciar consultas con socios de la Unión Económica Euroasiática (EAEU) y los BRICS para crear una moneda digital común que los Estados miembros utilizarían en sus interacciones.

“La introducción de una moneda digital nacional parece no estar del todo justificada desde el punto de vista de la macroeconomía”, dijo, indicando un cambio en la posición de Centrobank.

 
+
The following two tabs change content below.

CriptoTendencia

Este contenido ha sido elaborado desde nuestra redacción.

Deja un comentario