El hombre que compró un Lamborghini con US$ 115 gracias a Bitcoin

Personalidades y atletas estrella compran sus autos de lujo en MotorCars of Georgia, un concesionario en las afueras de Atlanta.

Lamborghini Bitcoin

Ricardo Lockette, un receptor retirado de los Seattle Seahawk, posó para una foto de Instagram con un Lamborghini Huracán azul en diciembre. También Shaquille O’Neal ha pasado por allí.

El otoño pasado, en octubre, el concesionario también recibió la visita de Peter Saddington, un programador, aparentemente sin pretensiones, de 35 años, que no es atleta, ni una celebridad.

Saddington llamó la atención de la concesionaria, y de Internet, al pagar 45 bitcoins por un Lamborghini Huracán 2015 de US$ 200.000, con una envoltura blanca mate y escapes de carrera. Gracias a su temprano interés en las criptomonedas, esos 45 bitcoins le costaron a Saddington menos de US$ 115.

La compra del Lamborghini del entusiasta de los bitcoins no es sólo una ganga loca. Refleja la tendencia de los nuevos ricos a gastar su criptofortuna en el súper auto italiano.

“He estado en este negocio el tiempo suficiente como para que nada te sorprenda realmente”, dijo Brandon Saszi, gerente general de MotorCars of Georgia, a CNBC Make It, acerca de los clientes Bitcoin. “Lo único que piensas es, “Dios, me gustaría haber participado en ello”.

Saddington, quien estudió ciencias de la computación en el estado de Florida antes de obtener tres maestrías en consejería, educación y teología en Luther Rice College & Seminary en Georgia, tropezó con Bitcoin en 2011.

Un artículo de la publicación tecnológica Ars Technica llamó su atención, con un informe de que Bitcoin había perdido el 90 por ciento de su valor en un descenso de su pico de US$ 30 a menos de US$ 3.

“Como tecnólogo y alguien a quien le gusta tomar riesgos con nuevas tecnologías, pensé que era realmente intrigante”, dijo Saddington a CNBC Make It. “Me llevó aproximadamente un mes investigarlo, revisar el código, revisar en el whitepaper”, haciendo referencia al esquema de Bitcoin creado por el misterioso creador de la criptomoneda, Satoshi Nakamoto.

Cuando Saddington invirtió por primera vez en noviembre de 2011, un Bitcoin costaba US$ 2.52. Aunque no dirá cuántas monedas posee actualmente, en ese entonces compró más de 1.000. Cuando el Bitcoin estaba en su apogeo en diciembre pasado, esas monedas tuvieron un valor de más de US$ 19.000, cada una. Bitcoin ha caído desde entonces, encontrándose muy lejos de esos precios actualmente.

Huracan-Lamborghini-Peter-Saddington

Para algunos entusiastas ultra ricos, los Lamborghinis son considerados “la única forma aceptable de gastar dinero en la comunidad de criptomonedas Ethereum”, según publica The New York Times. En general, se desalienta el retiro de criptomonedas en la comunidad, y se insta a los verdaderos creyentes a “HODL”, es decir, retenerlos. Excepto cuando se trata de Lambos.

Pietro Frigerio, el principal distribuidor y gerente general de Lamborghini Newport Beach en Costa Mesa, California, también vio el aumento en las ventas de los automóviles cuando el precio del Bitcoin se disparó.

La concesionaria, que vende Lamborghinis nuevos y usados, junto con otros autos de lujo ​​como Ferraris, comenzó a aceptar pagos de Bitcoin en 2013, un año en el que la moneda tuvo fluctuaciones de precios de menos de US$ 100 a más de US$ 1.000.

“Pasamos de una, tal vez dos transacciones al mes desde 2013 hasta 2016, y sólo en diciembre de 2017 tuvimos más de 10 transacciones”, declaró Frigerio a CNBC Make It. Incluso con la caída del precio del Bitcoin en enero, Frigerio vendió tres Lambos a través de transacciones con la criptomoneda.

En MotorCars of Georgia, el gerente general Saszi había escuchado las preguntas de los clientes sobre Bitcoin unos años antes de que Saddington viniera a comprar su Lamborghini.

“Tuvimos un par de personas que vinieron y dijeron: ‘¿Aceptas Bitcoin?'”, Dice Saszi. “Parecía un poco extraño en ese momento, y realmente no lo consideré”. Luego se enteró de las ventas con Bitcoin de Frigerio en Lamborghini Newport Beach, de quien es amigo y colega.

Saddington, el ahora feliz propietario de un Lambo, cuenta: “El automóvil estaba en consignación de un individuo y el individuo tomó los bitcoins directamente”. La compra de Saddington provocó que Saszi comprendiera a principios de noviembre que aceptar el Bitcoin podría ser algo que el concesionario debería hacer a mayor escala.

Michael’s Auto Plaza, en Albany, Nueva York, también comenzó a aceptar pagos de Bitcoin, a través de BitPay, en diciembre. Eugene Rubinchuk, vicepresidente y copropietario de la concesionaria, que vende automóviles usados ​​con precios que oscilan entre los US$ 15.000 y los US$ 89.000, dice que vio publicaciones sobre automóviles extravagantes como Lamborghinis comprados con Bitcoin en Facebook.

“Pensamos, ‘¿Por qué no hacer (la compra de autos con Bitcoin) un poco más asequible?” dijo Rubinchuk. Desde que comenzó a usar BitPay, Rubinchuk dice que el concesionario ha completado una transacción con la criptomoneda, vendiendo un Subaru Impreza 2017 por 2.33783 BTC, o US$ 34.500 a un hombre en Virginia.

“Es una forma de llegar a los clientes que normalmente no tendríamos”, dice Rubinchuk. “Bitcoin se disparó el año pasado, y eso fue lo único sobre lo que todos hablaban”.

A pesar de su éxito como un refugio de valor para los primeros adoptantes, la inestabilidad de los precios de Bitcoin ha dificultado su uso como moneda.

Cuando Saddington compró su Lamborghini a principios de octubre, sus bitcoins valían de US$ 4.000 a US$ 6.000 cada uno. Al ser interrogado por el auto, dice que el derroche valió la pena: “Para mí es una gran herramienta de marketing, es una gran pieza de conversación”.

2017-05-01

 
The following two tabs change content below.
Abelardo Madrid

Abelardo Madrid

Administrador de sistemas y redes informáticas. Instructor de cursos TIC. El aprendizaje contínuo es mi pasión, enseñar es parte de mi vocación. Cloud Computing, marketing digital y el ecosistema criptomonedas son mis más recientes campos de interés.

Deja un comentario