Noticias Bitcoin

Minería Bitcoin en Argentina gana terreno gracias a bajas tarifas de energía

La minería de Bitcoin vive una etapa dorada en Argentina debido a las condiciones climáticas y a los bajos precios de la energía.

single-image

El negocio de la minería de Bitcoin se afianza principalmente en aquellos países donde la energía es más económica, ese es el caso de Argentina. Paralelamente a la creciente popularidad de las criptomonedas en ese país, ahora quienes se dedican a minar encuentran un terreno fértil para sus actividades.

De acuerdo a un trabajo publicado en el portal Bloomberg, la «ineficiencia» de la intervención estatal en la economía, es capitalizada por los mineros. Esta afirmación la hacen debido a las políticas del partido gobernante de mantener bajos precios de electricidad para mantener el apoyo político entre sus votantes.

En ese sentido, el sector económico que está sacando mayor provecho de esto, son los mineros digitales. A las bajas tarifas de la energía, se suman las condiciones climáticas que hacen de Argentina una plaza ideal para los ASIC. Los equipos de minería trabajan a una alta velocidad, produciendo altas temperaturas. Así, el clima frío es uno de los mejores aliados de los mineros a la hora de mantener los equipos trabajando en buenas condiciones.

¿Esto garantiza estabilidad para la minería de Bitcoin en Argentina?

Pese a que esta situación ofrece ganancias enormes para quienes se dedican a la minería de Bitcoin en Argentina, no se puede hablar de estabilidad. Una de las razones para ello, es la polarización política que existe entre los dos partidos más votados en el país.

Para tener un contexto más claro, la izquierda radical y la derecha radical se alternan el poder de manera muy intermitente. En consecuencia, dependiendo cuál de las dos formaciones gobierne, cambian diametralmente las políticas. En palabras sencillas, la llegada al poder del partido de derechas, podría provocar el aumento de las tarifas eléctricas.

Por este motivo, no se puede hablar de una garantía de establecer granjas de minería de Bitcoin a largo plazo en Argentina. No obstante, existen excepciones a la regla, como el reciente convenio de Bitfarms con una empresa eléctrica local para instalar una «supergranja» en la Patagonia.

Este convenio permitiría a la firma canadiense instalar unas 55 mil máquinas ASIC con un consumo de 210 MW. Asimismo, se conoció que la alianza entre las empresas tendría una duración legal de 8 años.

La creciente popularización del comercio y la minería de Bitcoin en Argentina, se asienta en las políticas proteccionistas de la coalición gobernante. Fuente: Criptonoticias
La creciente popularización del comercio y la minería de Bitcoin en Argentina, se asienta en las políticas proteccionistas de la coalición gobernante.

Las dos últimas caídas de Bitcoin no afectan significativamente las ganancias

La baja tarifa eléctrica en Argentina, ha sido tan favorables para la minería Bitcoin, que las correcciones de precio no han tenido un impacto importante. Los dos últimos desplomes del precio de la más popular de las criptomonedas de $60 mil a $35 mil, no han desembocado en pérdidas para los mineros.

Haciendo mención a esto, Nicolas Bourbon, citado en Bloomberg asegura que el precio de la electricidad está lejos de representar una amenaza para el negocio. «Incluso después de las correcciones de precio de Bitcoin, el costo de la electricidad para cualquier persona que mine desde su casa, represente apenas una fracción de las ganancias generadas», resaltó.

El precio de la electricidad residencial en Argentina es, de acuerdo a la publicación citada, el doble más bajo que en otros países de Latinoamérica. En naciones como Brasil o Colombia, es más difícil que en Argentina el establecer una granja de minería de Bitcoin. La temperatura y los costos eléctricos son los factores resaltantes.

La única excepción a la regla, podría ser Venezuela, donde la electricidad tiene un costo casi en cero. Sin embargo, la inestabilidad del país caribeño es mucho mayor que en cualquier otra zona y las agresiones por parte de funcionarios policiales contra los mineros son constantes.

Refugio frente a la inflación

La popularidad de la minería de Bitcoin en Argentina, no es casual. El acceso a la criptomoneda se ha convertido en un salvavidas para muchas personas que padecen las consecuencias de la crisis económica. Debe tenerse en consideración que existen limitaciones de cambio hacia el dólar estadounidense. Al mismo tiempo, la moneda local se infla de manera acelerada.

Para inversionistas y personas asalariadas por igual, encontrar un refugio de valor es de crucial importancia. En ese escenario, la popularidad de criptomonedas como el Bitcoin se vuelve evidente. Junto a las crisis cíclicas, la hiperinflación y el férreo control del gobierno que hace difícil el acceso a las divisas, la pandemia del Covid-19 ha sido la cumbre.

Comprar bitcoins con pesos no es fácil, por lo que muchas personas han comenzado a instalar equipos en sus casas. Las criptomonedas generadas son vendidas en los exchanges al precio del mercado paralelo, mientras la tarifa eléctrica, es pagada a precio regulado. De tal manera, las ganancias no son nada despreciables.

Esto podría ser la antesala a una etapa de regulación de la minería Bitcoin, la cual prohibiría la actividad en zonas residenciales. Hasta la fecha, no existe certeza de leyes que aborden la actividad.

Datos a tener en consideración

  • El gobierno de Argentina, está liderado por una coalición izquierdista que beneficia indirectamente la minería de Bitcoin.
  • El partido gobernante busca mantener su base de apoyo político, por lo que mantienen el subsidio a la electricidad residencial.
  • Los ciudadanos argentinos, solo pueden cambiar legalmente $200 mensuales.
  • Con 2% o 3% del ingreso mensual, se puede pagar la factura eléctrica en el país del cono sur.
  • La tasa de inflación anual en Argentina es cercana al 50%.
  • El valor del peso argentino en el mercado paralelo es 70% inferior a la tasa oficial.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare