Noticias

Informe de la OSC indica que Quadriga operaba como un esquema Ponzi

Un informe publicado por la Comisión de Valores de Ontario (OSC) reveló que la difunta plataforma de intercambios Quadriga CX operaba como un esquema Ponzi.

single-image

La Comisión de Valores de Ontario (OSC), agencia reguladora que administra la legislación de valores en la provincia canadiense de Ontario, manifestó en un informe que el quiebre de Quadriga se debió a que llevaban a cabo un esquema Ponzi, un «fraude a la antigua envuelto en tecnología moderna«, según la OSC.

QuadrigaCX, una plataforma canadiense de intercambios en cripto, anunció su bancarrota en el 2019, meses después del fallecimiento Gerald Cotten, su fundador y CEO. ¿Cuál fue la causa? Según ellos, Cotten era la única persona que almacenaba las claves de las wallets donde se encontraban los fondos en criptomonedas de todos sus clientes. Todas se extraviaron con su partida.

Debido a esto, calcularon una pérdida de C$ 200 millones, aproximadamente. Como era de esperarse, muchos cuestionaron la controvertida declaración, uno de ellos siendo la OSC.

El informe, realizado en abril pero publicado el pasado jueves, revela que las pérdidas de la plataforma no se debían a ese trágico evento. Más bien, fueron gracias a las prácticas fraudulentas de Cotten directamente ligadas a un esquema Ponzi. Pero, ¿qué es un esquema Ponzi?

¿Qué es un esquema Ponzi?

Los esquemas Ponzi llevan el nombre de Carlo Ponzi, quien engañó a inversores en los años 20 con un esquema de especulación de sellos postales.

Un esquema Ponzi es un fraude de inversión que paga a los inversores existentes con los fondos recaudados de nuevos inversores.

Los organizadores de estos esquemas a menudo prometen invertir su dinero y generar altas ganancias con poco o ningún riesgo. Pero, en muchos esquemas Ponzi, los estafadores no invierten los activos, en cambio, los utilizan para pagar a quienes invirtieron antes y así ellos quedarse con la mayor parte del dinero (en el caso de Cotten, las criptomonedas invertidas por sus clientes en Quadriga, según la OSC).

Un esquema Ponzi es parecido a los sistemas piramidales, donde los organizadores obtienen las ganancias y los inversores las pierden.
Un esquema Ponzi es parecido a los sistemas piramidales, donde los organizadores obtienen las ganancias y los inversores las pierden.

Con pocas o ninguna ganancia legítima, los esquemas Ponzi requieren un flujo constante de dinero nuevo para sobrevivir. Cuando se hace difícil reclutar nuevos inversores, o cuando un gran número de los inversores existentes exigen las ganancias, dichos esquemas tienden a colapsar. La OSC recalca en su informe que esto fue lo que sucedió en Quadriga, volviéndolo un esquema Ponzi.

Gerald Cotten estafó de distintas maneras a sus inversores en Quadriga

La OSC acusa a Cotten de comerciar en contra de sus propios clientes. Además, agrega que creó cuentas falsas en otras plataformas para comerciar usando los fondos de estos, sin mantener registro alguno:

«La evidencia muestra que Cotten movía regularmente los activos en cripto de los clientes fuera de la plataforma Quadriga hacia cuentas que había abierto en otras plataformas de intercambio de criptomonedas. En un momento dado, Cotten le dio a un contratista de Quadriga una dirección de wallet específica, declarando que era una cold wallet (billetera offline) de Quadriga. En realidad era una dirección de depósito para la cuenta de Cotten en otra plataforma de intercambios«.

Unos 76.000 inversores de Canadá y de todo el mundo perdieron colectivamente un estimado de C$ 169 millones (US$ 124,2 millones, aproximadamente) gracias al colapso de Cuadriga. Pero la OSC señala que cerca de C$ 115 millones de esa cantidad se perdieron debido a las prácticas fraudulentas de Cotten:

«La mayor parte del déficit de activos, aproximadamente C$ 115 millones, se debió a las operaciones fraudulentas de Cotten. Cotten abrió cuentas en Quadriga bajo diversos alias y se acreditó a sí mismo criptomonedas y saldos de activos ficticios que negoció con clientes desprevenidos de la plataforma. Quadriga sufrió pérdidas reales cuando el precio de los activos en cripto cambió, creando así un déficit incapaz de satisfacer los retiros de los clientes«.

Hasta la fecha, la compañía solo ha recuperado C$ 46 millones, unos US$ 33,6 millones aproximadamente.

La OSC espera ayudar en la prevención de estos esquemas fraudulentos

La OSC especifica que elaboró el informe entrevistando a antiguos contratistas, asesores y clientes de Quadriga, además de la viuda de Cotten, Jennifer Robertson. El cofundador de Quadriga, Michael Patryn, no respondió a la solicitud de comentarios, aunque la OSC establece que la mayoría de los fondos perdidos fueron depositados después de la salida de Patryn de la plataforma en 2016.

«Lo que sucedió con Quadriga fue un ejemplo extremo, y no necesariamente representativo de la amplia industria de las plataformas de intercambios en criptomonedas. Sin embargo, estos acontecimientos sirven para señalar a los inversores los riesgos que pueden surgir en relación con dichas plataformas, en particular las que no están registradas«, concluye el informe.

Jeff Kehoe, el director del Departamento de Aplicación de la OSC, declaró que publicar el informe de investigación era inusual, pero necesario:

«Si bien la publicación de un informe de investigación es poco común, creemos que las decenas de miles de ontarianos que confiaron su dinero y sus criptomonedas en Quadriga merecen saber lo que pasó realmente (…) Nuestro objetivo al hacer pública esta información es también evitar que este tipo de situación se repita«.

Y ustedes qué dicen, ¿Quadriga si es un esquema Ponzi?

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare