Noticias

«Jason Flack» fue arrestado en Nueva York por fraude con criptomonedas

single-image

Patrick McDonnell, mejor conocido como «Jason Flack», fue arrestado en Nueva York por nueve cargos de fraude utilizando criptomonedas. Todo indica que el sospechoso convenció a otros para que «invirtieran» en monedas digitales a través de Facebook y Twitter, robando el dinero para su uso personal y brindando a cambio declaraciones falsas.

La historia de McDonnell inició hace varios años, con algunos llamados de atención menores en 2016. Sin embargo, el año pasada comenzó el proceso judicial fuerte en su contra, cuando se le impuso una multa por 1 millón de dólares luego de declarar falsamente que su compañía había sido hackeada.

Al parecer, el acusado había denunciado en junio que su compañía había sido violentada y todos sus fondos robados. Pero cuando se avanzó en la investigación, se descubrió que la empresa estaba conformada únicamente por McDonnell y se encontraba en su hogar en Staten Island. Por ello, se le impuso la multa y prohibió el comercio.

Un usuario en Twitter, bajo el nombre de @Yakherders, publicó al respecto que:

«Patrick K. McDonnell – usó su compañía CabbageTech y Coindropmarkets para engañar a la gente para que le diera dinero para que lo intercambiara por él, pero Pat robó el dinero, cerró los sitios web y fingió que lo piratearon».

A su vez, el fiscal de Estados Unidos, Richard Donoghue, luego de estudiar el caso, emitió una opinión descrita por muchos como «inequívoca».

«Como se alegó, el acusado defraudó a los inversionistas haciendo falsas promesas y enviándoles estados de cuenta fraudulentos, ocultando el hecho de que estaba robando su dinero para su uso personal. El fraude del acusado termina ahora, será responsable de su conducta criminal».

«Jason Flack» se presentó a sí mismo como un experto en la industria criptográfica y así logró engañar a muchos usuarios, quienes le dieron su confianza y su dinero, a cambio de «consejos». El problema es que todo fue una gran mentira, y McDonnell se quedó con sus fondos.

Para mantener el engaño, enviaba estados de cuenta falsos a sus clientes, para que estos creyeran que realmente habían ganado dinero gracias a su intervención. El acusado estuvo realizando esto desde 2016.

En total, se estima que McDonnell robó más de 250.000 dólares a sus clientes, incluso considerando el mercado bajista actual. Si se le declara culpable, podría enfrentar hasta 20 años de prisión.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare