Noticias

Erik Finman envió criptomonedas a través del espacio exterior

Erik Finman sigue sorprendiendo al mundo y ahora envía criptomonedas a través del espacio exterior para ayudar a colegios en Ghana.

single-image

Erik Finman, un joven millonario de 20 años, quiere utilizar su conocimiento en criptomonedas para enviar dinero a Ghana. Pero su plan es bastante peculiar, ya que lo quiere hacer a través del espacio exterior.

El objetivo de Finman es enviar efectivamente monedas digitales a los residentes de Ghana. Para ello, quiere emplear satélites como medio para proporcionar a los ciudadanos los medios financieros necesarios apropiados.

Esta no es la primera vez que Finman quiere utilizar el espacio exterior para asuntos de cifrado. Durante la llamada “caída del espacio criptográfico”, que ocurrió a inicios de noviembre, el joven transmitió la criptomoneda en una cadena de satélites y hacia abajo a través de una antena en la Tierra. Aunque ya para muchos el término “lanzamientos aéreos”, esta es la primera vez que tal evento ha sucedido en el espacio exterior.

De hecho, el joven lanzó uno de los satélites él mismo hace más de un año. Sobre el proyecto, Erik Finman explicó que:

“Queríamos demostrar que (esto funcionaría) incluso en los lugares más remotos que no tienen la infraestructura más funcional, infraestructura de dinero, infraestructura financiera”.

La moneda digital para Ghana

Las criptomonedas enviadas al St. Mary’s School en Ghana se denominan MTL. De acuerdo con la información suministrada, estos fondos se utilizarán para reconstruir la escuela, que actualmente se encuentra en malas condiciones.

Ya varios directores de diversas escuelas han anunciado que se encuentran en la búsqueda de reconstruir sillas, mesas y escritorios. Todo con el fin último de lograr que los estudiantes puedan aprender de la mejor manera posible.

MTL es la criptomoneda de Metal Pay, activo en el cual Erik Finman invirtió el pasado mes de agosto. Desde ese momento, ha mostrado su total apoyo y confianza al proyecto. De hecho, hace cuatro meses aseguró que se encontraba frente a un “asesino de Facebook”.

“Si lo necesito, estoy dispuesto a poner todo mi dinero Bitcoin en esto. Estoy dispuesto a apostarlo todo”.

Los inicios de Finman

Pero, ¿cómo es posible que un joven de 20 años esté llevando a cabo todo este proyecto? La razón es sencilla, invirtiendo en Bitcoin.

Cuando Finman tenía 12 años, recibió un regalo de 1.000 dólares de su abuela. En ese momento hizo una apuesta con sus padres: si lograba invertir ese dinero y convertirse en millonario cuando fuese adulto, no tendría que ir a la universidad.

Seis años después, cuando Bitcoin alcanzó su máximo histórico, Finman se convirtió en uno de los millonarios más jóvenes del mundo. Y, además de eso, ganó la apuesta con sus padres.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare