Bitcoin

Compré mis primeros Bitcoins, ¿Ahora qué hago?

single-image

Así que por fin lo has decidido, luego de pensarlo mucho, escuchar el consejo de tu amigo el fan de los Bitcoins, y los contra consejos de tu otro amigo, quien cree que Bitcoin es una burbuja, y de incluso pedir la opinión de tu abuela que aún piensa que el BTC es un chocolate, has comprado tu primer Bitcoin, y ahora te preguntas: ¿Qué hago con esto?

Por suerte para ti, estimado lector, aquí en CriptoTendencia queremos contestar a tu pregunta, para lo cual te ofrecemos algunas opciones para que guardes, utilices, e incluso multipliques ese Bitcoin que con tanto esfuerzo (y a despecho de tu amigo el cripto escéptico) has adquirido.

Lo primero es guardarlos

Empecemos por el principio, pues tal como cualquier moneda, la función principal del Bitcoin es servir de reserva de valor, es decir como instrumento de ahorro. Y tal como cualquier otro instrumento de ahorro, el Bitcoin debe ser depositado en algún lado, en este caso en especies de cuentas conocidas como wallets.

Las wallet son plataformas (no bancos) en donde podrás depositar tus Bitcoins para mantenerlos seguros hasta que decidas usarlos. Lo que esencialmente hacen estas wallets es almacenar las claves privadas que se necesitan para acceder a tu saldo en la Blockchain correspondiente, y esto a través de una interfaz de usuario más amigable que un montón de códigos. Existen muchos tipos de wallet, desde las más seguras hasta las menos:

Wallets Frías: Este es el tipo de cartera más segura que existe, pues la misma no se encuentra en un dispositivo electrónico, sino en instrumentos físicos como memorias USB o incluso códigos QR impresos en un papel, lo que las vuelve invulnerables frente a hackeos y virus de cualquier tipo.

Aplicaciones: Un poco más inseguras que las wallets frías son las wallets en aplicaciones. Tal como su nombre lo indica, estas son wallets descargables en forma de aplicación en su escritorio o teléfono inteligente. El mayor inconveniente con este tipo de wallets es que, para utilizar tu saldo en Bitcoins deberás tener contigo el dispositivo donde has descargado la wallet, y ningún otro.

Wallets en línea: El problema con la disponibilidad de fondos es solucionado por las carteras en línea, este tipo de carteras no necesitan ser descargadas para utilizarse, sino que se encuentran ubicadas en sitios web que te permiten utilizar tus Bitcoins desde cualquier lugar, simplemente teniendo acceso a Internet y tus datos de login. Este tipo de carteras trasladan la responsabilidad sobre los fondos desde el usuario al sitio web, por lo que son un poco menos seguras que las wallets en aplicaciones.

Casas de cambio: El último sitio donde puedes almacenar tu dinero son las casas de cambio o exchange, páginas web cuya misión principal es facilitar transacciones financieras utilizando criptomonedas, y donde por tanto puedes depositar tu saldo bajo la forma de fondos para esas transacciones. Ya que su misión principal no es proteger tus fondos sino que se realicen transacciones con ellos, son la forma menos segura de guardar tus criptomonedas.

En la actualidad existen muchas opciones distintas de wallets de cada tipo, desde la clásica wallet en aplicación Exodus, pasando por la wallet en línea más grandes del mundo Blockchain, hasta exchanges como Binance.

Haciendo crecer los Bitcoins

Ahora que tus Bitcoins están seguros en la wallet de tu elección, puedes simplemente dejarlos allí como forma de ahorro, utilizándolos cuando sean necesarios o aumente su valor, lo que se conoce en el cripto mundo como “Hodl“. Sin embargo, existe otra opción un poco más interesante: invertir utilizando tus BTC.

Para esto, necesitaremos el apoyo de las casas de cambio o exchanges de las que hablábamos más arriba. Estos exchanges nos permiten empezar a negociar nuestras Bitcoins por otras criptomonedas o dinero fiat como el dólar, el euro o la libra esterlina.

A partir de allí, puedes empezar a realizar trading utilizando tus Bitcoins como fondo y multiplicar tu inversión inicial. Llevar a cabo operaciones con criptomonedas es tan sencillo como abrir una cuenta en Binance, transferir fondos desde tu wallet a la exchange, y empezar realizar intercambios.

Compra lo que quieras

Finalmente, ninguna moneda que se precie podría serlo sin que podamos adquirir bienes y servicios con ella. En el caso del Bitcoin, cada vez son más las empresas que aceptan BTC como forma de pago por sus mercancías, lo que abre mucho las posibilidades a tu Bitcoins.

Desde comprar un boleto aéreo, pasando por el pago de la matrícula del colegio de tus hijos, hasta comer una pizza vegana, las posibilidades que ofrece el Bitcoin son múltiples, solo debes descubrirlas y aprovecharlas.

Por lo tanto, no hay excusas, si has dado el paso para adquirir tu primer Bitcoin, es momento de que aproveches las muchas oportunidades que esta tecnología ofrece para ti. Ya sea para enviar pagos internacionales de forma instantánea, invertir, hacer tus compras, o ahorrar, el Bitcoin te permitirá entrar a un nuevo mundo de posibilidades que no conocías hasta ahora.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare