Noticias

Se incrementa el robo de Bitcoin a pesar del mercado bajista de 14 meses de duración

single-image

Desde el entrañable e histórico pico máximo en el precio de Bitcoin, han pasado ya 14 meses, específicamente 414 días de corrección en el mercado lo que hace de éste, el periodo bajista de más larga duración para la criptomoneda lider.

Sin embargo, los informes indican que en 2018 se robaron más criptomonedas que en años anteriores. A diario hay noticias de este tipo, que se relacionan con el robo de criptoactivos.

Como ejemplo, el pasado 07 de marzo, en la plataforma Reddit se mencionó y comentó acerca del robo y posterior recuperación de un cajero automático de Bitcoin lo que ha provocado varios cientos de comentarios.

De acuerdo a lo comentado por los usuarios y a juzgar por la imagen que ilustra en esa publicación, alguien intentó apoderarse de los billetes almacenados en el cajero automático. La posibilidad de que los ladrones estén tratando de conseguir los Bitcoins «almacenados» en el cajero automático ha provocado algunas bromas en Reddit.

Pero más allá de ladronzuelos callejeros, ¿Por qué ha aumentado el interés en robar criptomonedas cuando los precios son significativamente más bajos de lo que eran después de los máximos históricos a finales de 2017?

Bueno, la respuesta podría estar en los jugosos números que los grupos de delitos cibernéticos centralizados son responsables extraer en los robos, especialmente los relacionados con las plataformas de intercambio.

Desde luego, no es la única forma posible en que puedes perder tus Bitcoins. Hay una gran cantidad de estafas y trucos por lo que es importante saber qué tener cuidado al tratar con su criptomoneda. Dentro los cuales se puede mencionar las estafas piramidales hasta la suplantación de identidad.

Pero en general, los hackers de criptomonedas representan la mayoría de las pérdidas de Bitcoin. Los intercambios son objetivos populares para los ciberdelincuentes y representan alrededor del 30 por ciento de los ataques el año pasado. El primer gran hack fue intercambio de Mont Gox, pero desde entonces, ha habido muchos intercambios importantes que han sido atacados.

Uno de los ataques más recientes lo sufrió Cryptopia, el intercambio de criptomonedas con sede en Nueva Zelanda, que perdió el 9,4 por ciento de su criptografía general.

Estos ataques sobre los exchange, implican grandes robos, a menudo implica pérdidas de decenas o incluso cientos de millones de dólares directamente de los intercambios.

El hacking empequeñece todas las demás formas de robo de criptografía, y está dominada por dos grupos prominentes de piratería profesional. Juntos, estos dos grupos son responsables de robar alrededor de $ 1,000 millones hasta la fecha, al menos el 60% de todos los ataques informados públicamente.

Y dadas las recompensas potenciales, no hay duda de que la piratería continuará; es el más lucrativo de todos los crímenes criptográficos.

De acuerdo con un informe de enero de 2019 publicado por CipherTrace , una firma de análisis de blockchain, reveló que los cibercriminales robaron alrededor de $ 1.7 mil millones en criptomonedas en 2018, de los cuales $950 millones provenían de los intercambios, lo que representa casi 400% más que el 2017.

CipherTrace, con sede en Menlo-Park, informa que los inversores perdieron cerca de $ 750 millones para salir de las estafas en 2018. El año pasado también se presentaron cargos criminales contra los principales actores asociados con las ICO de estafa.

Si el informe es exacto, entonces esos robos a los intercambio que dejan cientos de millones de dólares, podría explicar por qué todavía hay un atractivo para actividades tan infames, incluso en un mercado bajista.

Hasta ahora, los intercambios y la aplicación de la ley han tenido una capacidad limitada para rastrear fondos pirateados. Además, los intercambios procesan regularmente los fondos robados, lo que permite a los piratas informáticos convertir los fondos a monedas tradicionales u otras criptomonedas.

Esto es en parte porque estos fondos parecen provenir de propietarios legítimos (es decir, las entidades originales que fueron hackeadas); es difícil decir qué fondos se han robado y cuáles no sin un software de investigación especializado.

Ante la situación, ha surgido una industria en alza podría mitigar el problema: el cripto-seguro, que ofrece la promesa de que las grandes firmas financieras se sentirán lo suficientemente seguras como para tomar una mayor participación en productos financieros basados ​​en bitcoins u otras criptomonedas.

Pero la idea es tan nueva que muchos reguladores no están seguros de cómo tratarla, y algunos deciden que dicho seguro generalmente queda fuera de su alcance, lo que significa que el comprador debe tener cuidado con las compañías o los consumidores que dependen de esta cobertura. Al menos por ahora, hay poca supervisión.

Según Chainalysis, los dos grupos de hackers designados como «Alfa y Beta» tienen dos motivos diferentes para sus ataques a los intercambios de criptomonedas. El sindicato Alfa, supuestamente, son anarquistas, y los ataques simplemente sirven como preludio de objetivos más siniestros. El equipo Beta, por otro lado, simplemente quiere ganar dinero.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare