Expertos

Registrando el conocimiento: Desde papiros hasta la Blockchain

single-image

Los soportes de escritura así como el registro del conocimiento han ido variando a lo largo de la historia. Desde el Paleolítico hasta la era moderna, han aparecido distintos sistemas y materiales para transmitir su cultura o comunicarse.

Paredes de cueva (pinturas rupestres) y rocas (petroglifos)

Cuando sólo se necesitó que los pictogramas, ideogramas o mitogramas perduraran en el tiempo, se consignaron en soportes fijos como paredes de cavernas y grandes rocas. No es considerado como una forma de escritura, ni de conocimiento, pero sí como una forma de comunicación o representación de lo vivido o visto.

Huesos, maderas y tablillas de cera

Se utilizaban trozos de madera, cortezas de árboles o tablillas de cera, las cuales eran muy parecidas a las tablillas de arcilla.

También se utilizaban tiras de madera, normalmente de bambú, sobre las que se escribía con pinceles y tinta y se ataban con un cordel para mantener el orden. Estos libros primitivos reciben el nombre de jiance y fueron empleados en el siglo VI a.C.

Piedra y Metales

La piedra se usó para las inscripciones que podían ser sacras, honoríficas, conmemorativas, etc. haciendo el signo gráfico mediante un cincel. Se encontraban sobretodo en grandes estatuas o monumentos.

Para escribir sobre metales se solía usar plomo y bronce. Sobre el bronce se trazaban textos legales. En Jordania se encontraron 70 libros de metal, no más grandes que una tarjeta de crédito. En él se encuentran imágenes, símbolos y palabras que parecen hacer referencia al Mesías y, posiblemente, a la crucifixión y resurrección.

Papiro y pergamino: Son los ancestros del papel

Se considera que el primer proceso de fabricación del papel fue desarrollado por el eunuco Cai Lun, consejero del emperador He de la dinastía Han Oriental, en el siglo II a.C.

En China se empezó a fabricar papel a partir de fibras vegetales como residuos de la seda, la paja de arroz, y el cáñamo, o también el algodón. Fue el uso general de la camisa, en el siglo XIV, lo que permitió que hubiera suficiente trapo o camisas viejas disponibles para fabricar papel a precios económicos.

El papiro favoreció la proliferación y difusión de la escritura y, con ella, de la literatura. Se exportó a Grecia y Roma y fue el soporte más preciado de la escritura. Puede decirse, igualmente, que surgió el libro en el sentido moderno del término por lo que se refiere a la copia y distribución de ejemplares que registraron el conocimiento en esta época.

Se sistematizaron los archivos, aparecieron las bibliotecas y la comercialización de ejemplares. No obstante era un material raro y carísimo, cuya producción fue disminuyendo con el tiempo, sobre todo a partir del s.III d. C. En época romana era tan cotizado y lujoso que sólo algunas personas tenían acceso a él.

Y desde el papel, hecho de celulosa, que tenemos todos en mente hoy en día, pasando por todas las posibles maneras de elaboración, a partir de materiales naturales o sintéticos, con diferentes tipos de texturas, colores o gramajes, llegamos a la nueva era digital.

Y es que el soporte digital evolucionó, y con el descubrimiento del Internet permitió que el registro del conocimiento se haya expandido de una forma diferente, permitiendo que el conocimiento pueda ser transmitido a todo el mudo de manera inmediata.

A partir de la década de los ’60, la información y la comunicación en las diferentes sociedades y el mundo entero se han ido transformando. Si hoy, nos ponemos a mirar 5, 10 o 15 años hacia atrás, nos daremos cuenta de que tenemos ciertas prácticas cotidianas y cierto lenguaje nuevo e inexistente en los años 90 u 80: redes sociales, sociedad de la información, teletrabajo, googlear, navegar en la web, etc.

Indudablemente, los soportes digitales, como hemos visto, desempeñan de mejor manera algunas de las funciones tradicionales de la escritura y de la evolución del conocimiento, como la trasmisión inmediata de la información y su publicidad o conocimiento por todos.

Prueba de ello es el auge de la tecnología Blockchian, que permite el conocimiento inmediato de la información para todos los usuarios de ordenador integrantes de la cadena y el almacenamiento de los datos ordenados en el tiempo, sin posibilidad de modificación ni revisión sin el consenso de los nodos participantes, tema que abordaremos con más profundidad en la próxima entrega.

Es inevitable entender que tenemos una nueva realidad y que con ella vinieron aparejados cambios sociales y económicos impensados por algunos grandes teóricos de otra época que “predecían” el curso que tomaría el comportamiento social y económico de las diferentes sociedades siguiendo un patrón ya establecido por ellos.


 
+
The following two tabs change content below.
Samantha Jimenez

Samantha Jimenez

Venezolana, estudiante del último semestre de Comunicación Social. Atraída por las nuevas tecnologías y el desarrollo que ofrecen a la humanidad.

Deja un comentario