Noticias

El futuro no tan brillante de Bitcoin explicado por tres grandes economistas

single-image
+

El uso de las criptomonedas ha aumentado con el pasar del tiempo, eso es innegable. Sin embargo, esto no quiere decir que el grupo de personas que no está de acuerdo con las monedas digitales haya perdido fuerza. Recientemente, tres grandes figuras del sector económico explicaron por qué Bitcoin en específico no es tan grandioso.

3 explicaciones sobre el futuro del Bitcoin

Joseph Stiglitz, Kenneth Rogoff y Nouriel Roubini comparten una opinión nada favorable hacia las monedas digitales, especialmente Bitcoin. Entre sus principales razones se encuentra el problema del anonimato, que puede beneficiar a grupos criminales y hacer más sencillo cometer delitos como lavado de dinero o evasión fiscal.

Según ellos, los mismos gobiernos serán los responsables de la caída de las monedas digitales. Esto se debe a que se verán en la obligación de colocar cada vez más regulaciones a estas monedas sin ley, para proteger sus sistemas financieros, economía interna y a su población.

“No se puede tener un medio de pago basado en el secreto cuando se trata de crear un sistema bancario transparente”, declaró Stiglitz, ganador del Premio Nobel de economía, para el Financial News. “Si abres un agujero como el Bitcoin, toda la nefasta actividad pasará por ese agujero, y ningún gobierno puede permitir eso”.

También agregó que la única razón por la que los gobiernos no habían tomado posturas más fuertes contra las criptomonedas, era porque ese mercado aún podría considerarse relativamente pequeño.

Por su parte, Rogoff, ex economista jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), segura que las regulaciones gubernamentales causarán nuevas caídas en el precio de las criptomonedas. “Las personas en el poder se moverán para regular las transacciones anónimas. De eso puedes estar seguro”. De tal modo que, el “Bitcoin podría valer fácilmente sólo US$ 100 en 10 años”.

+

Las predicciones de Rogoff son nada alentadoras para los entusiastas de las criptomonedas. Y en esta misma línea se mantiene el último economista, Roubini, famoso por predecir la crisis financiera del 2008. Él sentenció que “para que Bitcoin sea una moneda tiene que ser una unidad de cuenta, medio de pago y almacén estable de valor. No es ninguno de estos”.

Este profesional, para reforzar su punto, incluso aseguró que Bitcoin ni siquiera es aceptado en las conferencias de Bitcoin, con lo que se puede demostrar, según él, la poca confianza que los mismos aficionados de las criptomonedas tienen hacia ellas.

Aunque los miembros de la criptocomunidad han debatido estos puntos en numerosas ocasiones y explicado por qué no son válidos, sí hay algo en las declaraciones de los economistas que es un problema latente: el uso de las monedas digitales para el lavado de dinero y demás actividades ilícitas.

Las criptomonedas ofrecen grandes ventajas, pero el anonimato es un arma de doble filo, a la que los gobiernos tendrán que hacer frente tarde o temprano. Esto enciende las alarmas de los amantes de las monedas digitales, ya que, lo más probable sea que las autoridades competentes de cada país establecerán cada vez más regulaciones con el fin de disminuir hasta su mínima expresión las actividades delictivas con Bitcoin.

Sin embargo, mientras más regulaciones, más posibilidades hay que caigan los precios y que las criptomonedas se acerquen a las pesimistas predicciones de Rogoff.

 
+
The following two tabs change content below.

Auri Díaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario