Noticias

BBVA es el gran ganador. Se beneficia de su inversión en Bitcoin sin hacer uso de la criptomoneda

single-image

Las inversiones siempre representan un riesgo, más aún si nos referimos a las criptomonedas. La volatilidad del mercado y la falta de garantías han hecho que las grandes empresas se lo piensen dos veces antes de apostar por los activos digitales. Sin embargo, el BBVA decidió invertir en Bitcoin sin realmente hacer uso de la moneda digital.

En el 2015, el grupo BBVA, a través de su fondo Venture Capital (VC), entra a la ronda de financiación de una startup bastante conocida en el mundo de las criptomonedas: Coinbase.

Coinbase es una plataforma de intercambio de monedas digitales fundada en 2012, que trabaja con Bitcoin, Ethereum, Bitcoin Cash y Litecoin. La empresa quería presentarse como una herramienta donde se pudieran llevar a cabo operaciones de compra y venta de monedas digitales a través de transferencias bancarias, todo sustentado en la tecnología Blockchain.

Como toda startup, al inicio Coinbase necesitó obtener financiación para llevar a la realidad el proyecto que sus fundadores tenían en mente. Es aquí donde entra el Venture Capital o Capital de Riesgo.

El VC es un financiamiento que se le da a startups para que puedan consolidar la empresa. Normalmente, los VC son dados a aquellas iniciativas consideradas de alto riesgo, por lo que, en compensación, los patrocinantes de la nueva compañía pasarán a tener posesión de un porcentaje de la misma.

En este momento es cuando el BBVA hace su aparición. En el 2015, varias empresas, entre ellas BBVA Venture (hoy Propel), invirtieron aproximadamente 75 millones de dólares en Coinbase. Desde ese momento la plataforma no ha hecho más que crecer, iniciando en ese año con 1.9 millones de usuarios hasta llegar a 13.3 millones en 2017.

Actualmente, el exchange es uno de los más grandes y confiables del mundo. Con sede en Estados Unidos, la plataforma funciona como casa de cambio en 32 países y en 190 como medio de transacción y almacenamiento de Bitcoin.

Ya para el 2017, Coinbase estaba valorada en 1.700 millones de dólares. Más recientemente, un grupo de inversionistas volvió a valorar la empresa, concluyendo que su valor está rondando los 6.000 millones de dólares.

Teniendo esto en mente, pensemos de nuevo en el BBVA y su apuesta por Coinbase en el 2015. Aunque la participación de esta institución financiera fue mínima, el éxito de la startup ha hecho que esa primera inversión le dejara grandes beneficios al BBVA.

A pesar que no se conoce la cantidad exacta utilizada para el financiamiento de la plataforma, se calcula que su revalorización ha sido de 1.400%. Esto se encuentra entre los 110 y 170 millones de dólares en beneficio, según El Confidencial.

Consideramos al BBVA el gran ganador porque decidió tomar el riesgo de apostar por una empresa dedicada exclusivamente al sector de las criptomonedas, pero esta institución financiera no tuvo ninguna relación directa con las monedas digitales.

Sin embargo, al analizar el mercado actual se puede evidenciar que los bancos, tanto públicos como privados, se están inclinando cada vez más por la adopción de criptomonedas.

Esto no quiere decir que el riesgo ya no exista, sino que estas instituciones decidieron aceptarlo y apostar por este nuevo modelo de negocios, que se presenta como el futuro de las transacciones económicas en el mundo.

Pero, con el mercado de criptomonedas a la baja desde hace varios días, quién tendrá la razón: ¿los que se mantienen cautelosos con sus inversiones? ¿O aquellos que siguen apostando a pesar del riesgo? Lo dejamos a su criterio.

Fuente: El Confidencial

 
The following two tabs change content below.

Auri Díaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario