Noticias

Orden Ejecutiva de Trump prohíbe cualquier tipo de transacción con Petro, la criptomoneda venezolana

Como parte de la creciente presión que el gobierno de los Estados Unidos viene ejerciendo sobre el régimen de Nicolás Maduro a fin de restaurar la legalidad y la democracia en Venezuela, el presidente Donald Trump ha firmado este lunes 19 una orden ejecutiva donde prohíbe a los ciudadanos estadounidenses, así como a los residentes, negociar de cualquier manera con la recién creada moneda digital venezolana Petro, la primera criptomoneda emitida por gobierno alguno en el mundo.

single-image

Como parte de la creciente presión que el gobierno de los Estados Unidos viene ejerciendo sobre el régimen de Nicolás Maduro a fin de restaurar la legalidad y la democracia en Venezuela, el presidente Donald Trump ha firmado este lunes 19 una orden ejecutiva donde prohíbe a los ciudadanos estadounidenses, así como a los residentes, negociar de cualquier manera con la recién creada moneda digital venezolana Petro, la primera criptomoneda emitida por gobierno alguno en el mundo.

La orden del presidente Trump responde a los recientes intentos del régimen del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de «eludir las sanciones estadounidenses emitiendo una moneda digital», dijo la Casa Blanca en un comunicado.

En la Sección 1, inciso (a), de la orden ejecutiva puede leerse:

“(a) Todas las transacciones relacionadas con, la provisión de financiamiento y otras transacciones en, efectuadas por una persona de los Estados Unidos o que se encuentre dentro de los Estados Unidos, con cualquier dinero, moneda o ficha digital, emitida por, para, o en nombre de el Gobierno de Venezuela a partir del 9 de enero de 2018, están prohibidos a partir de la fecha de vigencia de esta orden”.

Esta acción se produce después de que el pasado agosto el gobierno norteamericano prohibiera a los inversionistas estadounidenses comprar bonos emitidos por el gobierno de Venezuela y la compañía petrolera estatal PDVSA, en medio del deterioro de las condiciones humanitarias por las que atraviesa ese país.

El gobierno de Estados Unidos ha estado sopesando sanciones al importante sector petrolero venezolano antes de las elecciones presidenciales del 20 de mayo. Eso sería un golpe potencialmente paralizante para el gobierno de Maduro, que depende casi exclusivamente de las ventas de crudo para sostener lo que queda de la economía.

Trump autorizó al Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, a emitir las regulaciones necesarias para hacer cumplir su orden. Mnuchin, participará también en reuniones con los líderes latinoamericanos en la Cumbre del G20 en Buenos Aires, Argentina, donde Venezuela será un tema de discusión.

El funcionario dijo a los periodistas en una conferencia de prensa tras el anuncio que (el régimen de) Venezuela «ya no puede aprovechar el sistema financiero estadounidense para facilitar el saqueo total de la economía nacional a expensas del pueblo venezolano».

La administración del presidente Trump considera al actual régimen venezolano, presidido por Maduro, una dictadura. Venezuela se encuentra en medio de una crisis económica y humanitaria sin precedentes en América Latina. Se estima que la hiperinflación que experimenta el país caribeño llegue a 13.000 por ciento este año.

Mientras tanto, el dictador Maduro está ocupado buscando la reelección en mayo, en unos comicios que, según expertos internacionales, serán manipulados a su favor.

El gobierno venezolano creó el Petro como una forma de que su administración obtuviera inversión extranjera en medio de la ola inicial de sanciones financieras estadounidenses. El Petro salió a la venta en subastas privadas en febrero, recaudando unos US$ 735 millones, según palabras del mismo Maduro.

La moneda digital estaría respaldada por las reservas de petróleo crudo de Venezuela, pero los inversores no tendrían realmente una participación en el combustible.

El Petro atrajo críticas de los principales expertos y traders en criptomonedas. La nueva criptomoneda fue tratada como una broma que planteaba un conflicto directo con el propósito de las monedas digitales, al ser regulada y controlada por un gobierno.

El régimen de Maduro se ha estado quedando rápidamente sin dinero a medida que la producción petrolera venezolana disminuye significativamente durante los últimos meses. El banco central del país solo tiene US$ 9.400 millones en reservas, la mayoría de los cuales se mantienen en lingotes de oro, según los archivos del banco central.

La prohibición complica los esfuerzos del gobierno de Maduro para aumentar sus reservas de divisas a través de una ficha digital. «Es un golpe bastante grande», dijo Russ Dallen, director general de Caracas Capital Market, una casa de inversiones ubicada en la ciudad capital de Venezuela.

«Como la mayoría de las criptomonedas no están respaldadas por nada real, la especulación con las mismas se basa en la teoría del “tonto mayor”: puedo comprar esto a US$ 100 porque hay alguien que es un idiota más grande que va a comprarlo a US$ 200. Cuando quitas a los Estados Unidos de esa ecuación, reduces el interés y el potencial de esa especulación».

Como muestra, el precio del Bitcoin cayó alrededor de US$ 200, llegando cerca de los US$ 8.388, según Coinbase, después de la orden ejecutiva de Trump.

Movimiento del Bitcoin

Más sanciones

El Departamento del Tesoro anunció nuevas sanciones a otros cuatro funcionarios, actuales y anteriores, del gobierno de Venezuela, según un comunicado publicado en el sitio web de esa dependencia del gobierno norteamericano.

Los oficiales sancionados son William Antonio Contreras, el viceministro de comercio interno; Nelson Reinaldo Lepaje Salazar, quien se desempeña como jefe de la oficina del tesoro nacional; Américo Alex Mata García, director suplente en la junta directiva del Banco Nacional de Vivienda y Hábitat, y Carlos Alberto Rotondaro Cova, ex presidente de la junta directiva del Instituto de Seguridad Social de Venezuela.

«El presidente Maduro diezmó la economía venezolana e impulsó una crisis humanitaria. En lugar de corregir el rumbo para evitar más catástrofes, su régimen intenta eludir las sanciones a través de la moneda digital Petro, un ardid que la Asamblea Nacional elegida democráticamente ha denunciado y el Tesoro ha advertido a las personas estadounidenses que eviten», dijo el secretario Mnuchin en un comunicado.

En reunión con sus contrapartes internacionales declaró: «discutimos cómo lograr nuestros objetivos compartidos de restaurar la democracia venezolana, combatir la cleptocracia del régimen de Maduro y responder a la crisis humanitaria causada por su política económica».

Habla el vicepresidente Pence

El vicepresidente Mike Pence presionará al gobierno de Maduro en un discurso a llevarse a cabo el miércoles, en una sesión de la Organización de Estados Americanos, dijo su oficina.

«El vicepresidente llamará a todos los miembros a aumentar la presión sobre el régimen de Maduro para restaurar la democracia del país y abordar la crisis humanitaria que se desarrolla en Venezuela», dijo la portavoz de Pence, Alyssa Farah, en un comunicado.

Por otra parte, Trump planea asistir a la Cumbre de las Américas en Lima el próximo mes, donde es probable que su administración destaque sus esfuerzos por aislar al gobierno venezolano.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare