Noticias

Mineros virtuales de ETH ante el desafío del PoS

La próxima actualización de la red de Ethereum a su versión 2.0, basada en PoS, sellará el destino de los mineros virtuales de ETH.

single-image

La esperada actualización de Ethereum 2.0, aunque con algunas incertidumbres, tiene previsto su lanzamiento para finales de año. El desafío ahora será para los mineros virtuales de ETH, quiénes se enfrentan a un cuadro de pocas posibilidades frente a la Prueba de Participación o Proof-of-Stake (PoS).

La minería de esta criptomoneda, al igual que otras, se basa en las Pruebas de Trabajo o Proof-of-Work (PoW). Se trata del protocolo de consenso más tradicional y cuyo objetivo es que los mineros ejecuten trabajos computacionales muy costosos para acceder a los recursos de la red.

Ahora bien, es importante evaluar en qué consiste el abandono por parte de Ethereum de este protocolo. Además, entender el destino de los mineros de ETH, una vez la actualización se active y la PoS reemplace a la PoW.

¿Cuáles son las diferencias fundamentales entre PoS y PoW?

Como se acaba de resaltar, la PoW es un protocolo de consenso para evitar que agentes maliciosos se apoderen de todos los recursos de una red. Para ello, los mineros realizan las operaciones de cómputo, las cuales son verificadas por la red. Tras lo cual, acceden a los beneficios de la red.

Por su parte, la PoS es un protocolo diseñado para reemplazar a la primera. Al igual que la PoW, esta tiene como objetivo crear consenso. La razón de sustituir a una con la otra, es que la PoS tiene mejoras significativas en cuanto a seguridad, y escalabilidad.

Pero la diferencia más notable es que, en la PoS, los nodos que van a ejecutar la operación son seleccionados de manera aleatoria. Una vez hecho esto, los elegidos se encargarán de validar las transacciones y crear bloques para incluirlas.

En PoW, todos los nodos existentes realizan el trabajo fuerte de resolver los cómputos. No hay excepción ni tampoco selección, convirtiendo el proceso de minería en una ardua competencia. Es por ello, que el PoW requiere de grandes cantidades de electricidad, además de equipos cada vez más especializados. El ejemplo más notable es Bitcoin y la permanente evolución de los ASIC.

Mineros virtuales de ETH, tienen pocas posibilidades ante la inminente actualización de la red.
Ethereum se actualizará a finales de año, lo que marcará el destino de los mineros virtuales de ETH, tanto de los usuarios de GPU como de ASIC. Fuente: Tecnobits

¿Es idéntico el protocolo PoW que usan los mineros de ETH y el de Bitcoin?

Hasta ahora, el proceso para minar ETH es similar (aunque no idéntico) al de Bitcoin, ya que se basa en el mismo protocolo PoW. Sin embargo, los mineros virtuales de ETH no son completamente dependientes de los ASIC como sí lo son los de la principal criptomoneda.

Esto se debe a que el algoritmo de Ethereum (Ethash), está dispuesto de tal manera, que los GPUs mantienen más posibilidades. En ese sentido, se puede traducir que la minería de ETH es mucho menos costosa que la de Bitcoin. Adquirir tarjetas Nvidia, por ejemplo, y armar un rack, es definitivamente más asequible que importar las complejas y cambiantes ASICs.

Igualmente, en caso de que Ethereum pase por un mal momento en su precio, los mineros pueden usar esas tarjetas para minar otras criptomonedas. Esto no tiene paralelo en las máquinas especializadas, las cuales están por defecto diseñadas para el trabajo de una exclusiva moneda virtual.

Esto no quiere decir que los ASICs no existan en esta red. De hecho, la fabricante Bitmain, lanzó en 2018 la minera E3. Se trata de una Antminer que ha dado grandes resultados. No obstante, el poder de los GPU sobrepasa más del 60% del poder de hash.

Pero, teniendo en cuenta que la actualización de Ethereum hacia la PoS sucederá muy pronto, tanto los E3, como los mineros en general, quedarán fuera del juego en esta red.

La tasa de hash de Ethereum es actualmente estable. Se espera la reacción de la misma luego de la actualización.
Existe incertidumbre acerca del comportamiento de la tasa de hash una vez llegue la actualización. Fuente: Etherscan.io

¿Cómo quedarán los mineros virtuales de ETH una vez se produzca la metamorfosis?

Con la metamorfosis hacia el Ethereum 2.0, la minería de la criptomoneda desaparecerá tal como la conocemos hasta el presente. Ahora, los mineros virtuales de ETH, serán conocidos como “validadores de bloques”, y su participación definirá el tipo de recompensa que recibirán por parte de la red.

En palabras más simples, lo anterior se puede traducir en que, mientras más alta sea la apuesta de los validadores de la Proof-of-Stake, más grande será la recompensa que van a disfrutar.

En cuanto a los mineros virtuales de ETH, la incertidumbre está a la orden del día. Según la documentación presentada por Vitalik Buterin, cofundador de Ethereum, sobre la versión 2.0, ambas modalidades funcionarán de manera paralela por un tiempo antes de que la antigua sea extinguida definitivamente.

Lo que algunos usuarios de las redes sociales como Ciara Sun, vicepresidenta de Huoibi, se están preguntando es, cuál será el comportamiento de la tasa de hash. Teniendo en cuenta la estabilidad en la que se encuentra ahora la red ¿esta caerá luego de la actualización?

Se estará en presencia de un modelo híbrido de PoW y PoS. Pero, a final de cuentas, los propietarios de ASIC se verán obligados a desecharlos. Por su parte los mineros con sistema GPU tienen dos opciones: venderlos para convertirse en «apostadores» de la red, o redirigir sus tarjetas a la minería de otras criptomonedas.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare