Dinero

Hasta que el dinero nos separe

single-image

El manejo del dinero es una de las mayores pruebas de fuego para el matrimonio y una de las principales causales de divorcio. El dinero no tiene mayor trascendencia al comienzo de una relación porque normalmente ambos comparten los gastos y las invitaciones.

Sin embargo, cuando ya hay una unión legal de por medio como el matrimonio el asunto se puede volver fácilmente espinoso. Normalmente uno gana o tiene más dinero que el otro, por lo cual negociar y dividir entre sí las responsabilidades de la casa no es una tarea fácil.

Manejar una ruptura sentimental no es fácil y más si hay dinero de por medio, terminar con su pareja significa también afrontar cambios importantes en sus hábitos financieros.

De acuerdo con estudios de la Universidad de Ohio, las personas que se divorcian tienen una pérdida de su riqueza en cerca del 77%, en parte porque implica que todo lo adquirido con la pareja debe dividirse en partes iguales y, aunque haya sido usted quien más dinero haya puesto, esto no importa a la hora de disolver un matrimonio.

Por eso, cuando un noviazgo termina, es mucho más fácil llegar a acuerdos para que ambas partes queden en igualdad de condiciones. Una ruptura amorosa ya de por sí deja un gran vacío existencial, si le agregamos el factor monetario, muchas veces termina siendo peor que la enfermedad, ya que las emociones nublan el pensamiento racional, que es esencial para las finanzas.

Muchas parejas pasan meses o años tratando de conocerse a nivel emocional y romántico, pero cometen el gran error de no evaluar si son financieramente compatibles.

Una persona puede hacer con el dinero cuatro cosas: ganarlo, ahorrarlo, invertirlo o gastarlo. Las parejas deben enfocarse en una de esas categorías para evaluar los deseos de cada uno y así conciliar y mejorar el manejo de sus finanzas personales.

Aunque siempre se ha dicho que polos opuestos se atraen, cualquiera pensaría que en materia financiera la regla no aplica, sorpresivamente según estudios, las uniones de personalidades parecidas son más propensas a pelear por dinero.

Esto se debe a que si ambos gastan a manos llenas terminarán en bancarrota, o si, por el contrario, suelen ser demasiado ahorrativos tampoco disfrutarán la vida. Por eso a veces es mejor que haya un equilibrio entre ahorradores y despilfarradores, pues se complementan. Pero esto solo funciona si ambos están dispuestos a hablar de sus diferencias y trabajar entre sí con mucho compromiso para salir adelante.

Aquí algunos consejos de cómo manejar el dinero durante una ruptura:

Cierre todas sus cuentas conjuntas

Por más manipulación que pueda estar recibiendo de su ex pareja, elimínela como usuario autorizado en cualquiera de sus tarjetas de crédito. Cierre cualquier cuenta conjunta y divida el dinero de manera justa.

Decida quién se queda con la casa

Si están rentando, deberá considerar a nombre de quién está el contrato de arrendamiento. A partir de ahí, usted puede decidir quién debe tomar el apartamento. Si su contrato de arrendamiento es mes a mes, ambos pueden optar por desalojar. Si necesita romper el contrato de arrendamiento, ambos deben compartir el costo.

No se olvide de los otros costos. Si bien puede que no parezca un gran problema en ese momento, ¿quiere que su ex pueda desconectar sus servicios? A la inversa, ¿desea seguir pagando por la electricidad donde ya no vive y luego esperar a que su ex lo reembolse?

Sea justo al dividir sus cosas

Si trajo algo a la relación, puede quedárselo. Si lo compraron juntos, puede comprar la parte de la otra persona. Considere contratar a un mediador para facilitar la división de propiedades si la situación se pone complicada. Pero sea siempre justo.

Divida la deuda compartida

Si tienen deudas juntas, busquen formas de dividirlas equitativamente. ¿Quién recibe el carro y las cuotas que hacen falta? ¿Pusieron sus últimas vacaciones en una tarjeta de crédito? Si es así, decida cómo liquidar esa deuda o divida el costo.

Si el proceso se vuelve polémico, mire el lado positivo de ello. Aprenda y trate de no terminar de nuevo en esta posición.

Finalmente, sepa que las personas que entran a este tipo de crisis se ven enfrentadas a una nueva realidad en la que tienen que ser más conscientes del dinero y hasta buscar nuevas opciones de inversión y ahorro. Por último, considere si deben buscar un asesor financiero que desde una posición neutra les brinde la solución más justa y equitativa para administrar el dinero.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare