Noticias

¿Regular o no regular?, esa es la cuestión en LendIt Fintech 2019

single-image
 

El tema de las regulaciones siempre es polémico en los eventos, considerando que determinará el marco de trabajo para el futuro del mercado. Por esta razón, los paneles con respecto al tema se le puede considerar como fructíferos, dado que nos permite conocer el otro lado de la moneda, dejando se ser consumidor por unos minutos.

No fue la excepción en LendIt Fintech 2019, con sala llena y el interés palpable en el aire. En esta ocasión los ponentes fueron Jan Lynn Owen, en nombre del departamento de negocios de Estados Unidos, Paul Watkins de CFPB y Jo Ann Barefootb, representante de su propia compañía Fintech.

Panel sobre regulaciones en LendIt Fintech 2019, en la Ciudad de San Francisco

Comienzan los tres dialogando de la magnitud que tiene la innovación tecnológica en las transacciones financieras, comentando que la evolución de la tecnología genera un cambio paralelo en el mercado financiero.

Desde el punto de vista financiero, es impactante como la tecnología logró que una inversión de unos pocos dólares se conviertan en un ingreso de cientos o miles de dólares, reconociendo el valor del cambio generado por agentes externos. Incluso beneficiando a las propias industrias financieras, al mejorar su productividad.

Sin embargo, esas ideas mencionadas anteriormente son desde el punto de vista de los empresarios o consumidores.

Ahora al ponernos en los zapatos del regulador se deben considerar ciertos aspectos, como las causas de esta tecnología, los efectos que tendrán al mercado. Resaltan que en California evalúan el impacto que podría tener en cada usuario del Estado, con la premisa que existen distintos tipos de usuarios y plataformas, pero se debe velar por cumplir la ley, como pago de impuestos, y la seguridad de los ciudadanos.

De esta manera ambas partes reconocen que la innovación es un hecho que no se puede detener, pero se puede guiar para dar las garantías necesarias, buscando disminuir el posible riesgo.

+

Un punto interesante que menciona Jo Ann es que parte de la innovación debería ser construir una especie de sanbox para los reguladores, donde puedan probar el efecto de sus regulaciones antes de aplicarlas en la sociedad. Sin embargo Lynn no se encuentra muy emocionada al respecto, dado que sería hacer una prueba social con la vida de personas, donde serán personas las que servirán como experimento, no una simulación o unos números de computadora.

Este es el problema en las ciencias sociales, porque los experimentos requieren impactos en la vida de las personas que quieren conocer.

Sin embargo, se reconoce que los reguladores deben estar en constante innovación al igual que el mercado, dado que deben conocer con lo que están trabajando y proveer mejores servicios para los ciudadanos.

Lynn reconoce que California es uno de los estados con mayor innovación de Estados Unidos, pero nunca es suficiente, dado que el mercado evoluciona más rápido de lo que pueden adaptarse. Respaldado por Paul, quien resalta y felicita el comportamiento de los reguladores de California, siendo de los pocos que le otorgan la importancia que merece este tema.

Culminan con una reflexión que si queremos un mejor sistema de regulaciones, tanto los usuarios como los reguladores deben conformar la misma moneda, con el objetivo de tener una comunicación constante y pueda solucionarse los problemas. De esta manera, el dilema si se debe regular o no, conociendo el como, podrá resolverse.


The following two tabs change content below.
Avatar

Jean Pierre Oliveros

Soy estudiante de economía, interesado en la innovación y desarrollo tecnológico, siempre fiel a que mañana será un mejor día.

Deja un comentario