Bitcoin

Los problemas del Bitcoin: ¿Por qué podría llegar a fracasar en un futuro?

single-image
 

El Bitcoin es actualmente la criptomoneda líder en el mercado y ha sido así, prácticamente desde su aparición durante el año 2009, sin embargo, a pesar de su gran popularidad y de la enorme comunidad que respalda esta criptomoneda, la misma posee ciertas características negativas que pueden frenar su avance en un futuro.

¿Qué problemas tiene el Bitcoin actualmente?

Aunque el Bitcoin ha llegado para quedarse, se debe reconocer que esta criptomoneda presenta algunos problemas que son “graves” y que de una u otra forma, pueden afectar al futuro de la misma. Entre estos problemas, se pueden mencionar los siguientes:

No tiene una verdadera utilidad

Aunque blockchain en cierta forma sea de utilidad para disminuir los costos al momento de enviar dinero de un lugar a otro, la verdad es que no ofrece gran solución si se le compara con ciertas plataformas financieras, como PayPal, Payoneer, entre otras.

Es decir, blockchain si tiene mayor seguridad en distintos aspectos, las comisiones realmente pueden llegar a ser más bajas en determinados casos, entre otras cosas. Sin embargo, su innovación no es tan significativa, como para llamar la atención de todos los usuarios.

Por otro lado, la imposibilidad de hacer reclamaciones al hacer transacciones en Bitcoins, es otro de los puntos por lo cual, comerciar con esta criptomoneda no es fiable del todo.

En pocas palabras, Bitcoin si ofrece soluciones a determinadas situaciones (aunque no son tan innovadoras), sin embargo, su utilidad se encuentra realmente limitada; es decir, en cierta forma funciona como dinero real, pero las personas saben que no lo es y que su valor no es respaldado por nada, cosa que no genera confianza.

Presenta un problema político

Durante los últimos años, se han ido anunciado normativas y políticas que tienen como objetivo regular o limitar al Bitcoin de alguna manera; además, prácticamente todos los gobiernos han hablado o mencionado al Bitcoin en algún momento, puesto que muchos lo ven como una amenaza.

Esto significa, que ningún gobierno desea una “moneda digital” que no puedan controlar, ya que podría desencadenar una serie de efectos secundarios; esto trae consigo, una serie de regulaciones y limitaciones, las cuales pueden terminar acabando con el Bitcoin, quizás no en su totalidad, pero si parcialmente, ya que si es problemático de utilizar, muchos usuarios se terminarán retirando con el pasar del tiempo.

No es fácil ver y entender al Bitcoin

Aunque el funcionamiento del Bitcoin como tal es fácil de entender, la realidad es que ver su funcionamiento completo en acción es casi imposible; aunque esto es bueno para mantener la seguridad del sistema, también representa un problema al momento de querer utilizar la blockchain de Bitcoin para determinados casos.

La descentralización es real: ¿Pero es bueno?

Uno de los aspectos que más ha hecho destacar al Bitcoin a lo largo de la historia, es su descentralización; es decir, esa cualidad de que no exista ninguna organización a cargo, sino que es un sistema que depende de todos para funcionar correctamente.

Aunque esto en teoría suena de maravilla, ya que no puede ser regulado, castigado o algo por el estilo, la realidad es que genera una serie de problemáticas que a largo plazo pueden afectar el futuro de la criptomoneda.

Para entender esto, hay que pensar que Bitcoin como tal nunca evolucionará, aparecerán plataformas que ofrezcan innovaciones, utilizando como base la blockchain de Bitcoin, pero como tal, esta plataforma nunca podrá cambiar, siempre se mantendrá igual.

Si se mira al pasado, se podrá notar que toda plataforma que no innova, tarde o temprano termina desapareciendo, porque hay tendencias y las personas empiezan a buscar otras cosas; si una plataforma no se puede adaptar a las nuevas tendencias, sencillamente desaparecerá.

Sin ir más lejos, se puede mirar el caso de Hi5 y Facebook. Hi5 decidió mantenerse con un estilo clásico y no hacer muchos cambios; por otro lado, Facebook decidió innovar cada vez para sus usuarios. El resultado, más que obvio, una de las redes sociales gobierna el mercado y la otra, se encuentra al borde de la extinción total.

Si no hay nadie a cargo del Bitcoin, y no es posible modificar de alguna forma su base, no se podrán hacer grandes cambios, y tarde o temprano esto terminará generando un desuso de la criptomoneda como tal, ya que aparecerán nuevas plataformas con muchas más opciones que el Bitcoin, las cuales terminarán reemplazando al Bitcoin con el pasar del tiempo; no en su totalidad, pero si parcialmente.


The following two tabs change content below.
Avatar

David León

Estudiante de Economía y apasionado de la tecnología. En mi tiempo libre me gusta aprender sobre el funcionamiento del blockchain, ya que considero que revolucionará el mundo mucho más allá de lo que todos los expertos piensan.

Deja un comentario