Noticias

Bitcoin es «una fuerza para el bien», dice inversionista que perdió $1 millón en criptomonedas

single-image
 

Algo bastante común cuando se empieza a indagar en el mundo de las criptomonedas es encontrarse con las múltiples historias de éxitos y fracasos de inversionistas que apostaron por las monedas digitales.

Muchas personas ganaron sumas increíbles al aprovechar el mercado alcista de estos activas, muchos otros lo perdieron todo debido a las bajas del mercado, y otros, como Peter McCormack, perdieron todo lo que habían ganado gracias a la volatilidad de las cripto.

McCormack es un inversionista criptográfico que entró a la industria en 2016 y compró 5.000 libras (aproximadamente 6.400 dólares) en Bitcoins (BTC).

Unos cuantos meses después, su inversión empezó a dar resultados. Los precios de BTC subieron, lo que hizo que sus fondos aumentaran y le permitió comprar más activos. Así estuvo haciendo hasta que quedó definitivamente enganchado con la industria.

Y entonces llegó el mágico diciembre de 2017, cuando el precio de Bitcoin se disparó y llegó a su máximo histórico. En ese momento, la inversión de McCormack se había transformado en 1,2 millones de dólares.

Al igual que otros inversionistas novatos, que ganan mucho dinero pero no tienen habilidades para administrarlo, McCormack gastó casi todos sus fondos sin mayor cuidado.

«Viajaba por todo el mundo haciendo entrevistas para mi podcast, llevando a mis amigos a restaurantes caros y comprando regalos extravagantes para mi familia … Gran parte de mi gasto era bastante frívolo», admitió, según reporta CCN.

+

Sin embargo, 2017 terminó, y con el también acabó la manía por Bitcoin que había inflado tanto su precio. Y la burbuja terminó explotando. Como consecuencia de ello, y del mercado bajista que se mantuvo durante todo el 2018, McCormack perdió prácticamente todo su dinero.

Normalmente, luego de pasar por una situación como esa, los inversionistas suelen alejarse de las criptomonedas, incluso repudiarlas y hablar en su contra. Pero, muy por el contrario, McCormack sólo reafirmó su fe en el potencial de Bitcoin y explicó que aún creía que la moneda digital era «una fuerza para el bien».

Al estar estos años trabajando con la criptomoneda, el inversionista entendió que Bitcoin tenía el potencial para ayudar a muchas personas alrededor del mundo. Por ejemplo, a las mujeres en Afganistán no se les permite tener cuentas bancarias propias, pero gracias a la criptomoneda, pueden trabajar y recibir sus pagos en BTC.

«Mi principal objetivo ahora es explorar cómo Bitcoin podría ayudar a estabilizar un mundo cada vez más volátil».

Y es así como McCormack, hizo de su fracaso con las criptomonedas, una gran oportunidad de lograr algo mucho más grande.


The following two tabs change content below.
Avatar

Auri Díaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario