Noticias

Los clientes de Amazon Web Services conservaran la propiedad de cualquier información, dice su gerente general Rahul Pathak

single-image

A mediados de octubre, el cripto universo se vio encantado cuando Amazon Web Services (AWS) anunció una nueva asociación con Qtum (QTUM) para desarrollar su propia tecnología distribuida y contable llamada Quantum Ledger Database (QLDB) y Amazon Managed Service Blockchain.

El QLDB de Amazon se anuncia como un libro mayor transparente, inmutable y verificable criptográficamente que permitirá a los clientes compartir datos de transacciones entre múltiples partes de forma segura con la ayuda de una entidad centralizada y confiable. QLDB realiza un seguimiento de todos y cada uno de los cambios de datos de las aplicaciones y mantiene un historial de cambios completo y verificable a lo largo del tiempo.

El caso del Servicio Gestionado de Amazon, es un servicio totalmente gestionado que permite a sus usuarios crear y gestionar redes de blockchain utilizando los populares marcos de código abierto en el Hyperledger Fabric and Ethereum. Con solo unos pocos clics, el servicio elimina la sobrecarga requerida para crear la red. Se escala automáticamente para satisfacerla demanda de aplicaciones que ejecutan millones de transacciones.

El objetivo principal de Amazon QLDB es eliminar la necesidad de involucrarse en los arduos esfuerzos de desarrollo de la construcción de sus propias aplicaciones similares al libro mayor. Tendrá un conjunto de API mucho más flexible y robusto para realizar cualquier tipo de cambios o ajustes en la base de datos del blockchain.

Qtum es una criptomoneda que poco a poco se está haciendo notar. Su creación corre por cuenta de una fundación que lleva el mismo nombre, cuya sede se encuentra en Singapur. Este proyecto Blockchain es de código abierto y su plataforma resulta de la unión del Modelo Bitcoin UTXO y el Modelo de Cuentas Ethereum EVM.

Los desarrolladores de esta Blockchain crearon su propia versión de Bitcoin Core y han añadido el protocolo Decentralized Governence Protocol o DGP, que permite modificar el tamaño de bloques y otros parámetros de QTUM. Esta fue la razón principal esgrimida por AWS para unir su división china con esta blockchain, en función de poder manejar millones de transacciones en un futuro inmediato.

Dado el compromiso de datos que ha tenido lugar recientemente en gigantes informáticos como Facebook, Google y hasta el mismo Amazon que usan información personal de clientes; restaba por saber de parte del gigante minorista por Internet de quien sería el propietario de la información almacenada en su plataformas.

Tal como informo el gerente general de AWS, Rahul Pathak en una entrevista reciente a un importante medio cripto, los usuarios no deberán preocuparse por la información proporcionada, toda vez que ellos podrán elegir que servicios de AWS pueden “procesar, almacenar y alojar sus datos”.

También declaró que Amazon Web Services no tiene acceso a los datos de los clientes y ellos pueden elegir desde cifrar sus datos hasta desaparecerlos, lo que hace que no tenga sentido para nadie más que ellos.

Asimismo indicó que los datos almacenados en Amazon Managed Blockchain, seguirá siendo propiedad de la persona o compañía  que los puso en dicha plataforma y que no se utilizaran para marketing o publicidad.

Sin embargo, vale destacar que el aviso de privacidad de Amazon, deriva cierta información de clientes con terceros o empresas afiliadas no controladas directamente por el gigante para ciertas ofertas promocionales.

Las razones de Amazon para desarrollar el QLDB derivan de un estudio de mercadeo donde un segmento de sus clientes necesitaba de un libro de contabilidad transparente e inmutable de solo apéndice para evitar configurar algoritmos de consenso innecesarios.

Asimismo, decidieron lanzar de forma simultánea su Amazon Managed Services Blockchain con el fin de cubrir las necesidades de otro segmento ávido de un registro inmutable de transacciones, pero con una confianza descentralizada.

Al respecto, agrego Pathak:

El servicio Amazon Managed Blockchain se encarga de aprovisionar nodos, configurar la red, administrar certificados y seguridad, y administrar y escalar la red para que los clientes puedan enfocarse en sus aplicaciones y no en el trabajo pesado indiferenciado de mantener una red de blockchain en funcionamiento”.

Pathak espera que la cadena de bloques se utilice más extensamente en los próximos anos, en particular para “transacciones que requieran un consenso entre múltiples partes, o que deban almacenarse de manera transparente”.

Por ahora, Amazon intenta llevar un paso adelante diferenciándose de la propiedad de datos en sus plataformas, con relación a su competencia directa Alibaba, la cual espera poder desarrollar en un futuro cercano de forma exponencial de manera similar a su alcance logrado en tan solo casi dos décadas de recorrido.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare