Noticias

Dinero Electrónico: paraíso o una solución viable

single-image

El miembro del consejo de la ciudad de Nueva York, Ritchie J. Torres, está tratando de introducir una legislación que prohíba las tiendas sin efectivo porque promueven el racismo y el elitismo.

“El papel moneda es una moneda universal. “Todos lo usamos en algún momento de nuestras vidas, y deslegitimar el papel moneda con una política de solo tarjeta debe ser ilegal”, opinó Torres.

Esta matriz de opinión ha hecho que nos replanteemos cual es el sentido del dinero virtual.

En el documento que da origen al Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System” Satoshi Nakamoto, presunto creador de la criptomoneda enfatiza en cómo funcionan las transacciones en cadena de bloques, rescatando una idea que se venía gestando arduamente desde la década de los 80; la seguridad y privacidad en comunicaciones en seguras.

Por supuesto, el Bitcoin rescata estas ideas y las incorpora para crear una economía pujante, independiente y más importante aún, sin dinero fiduciario.

Mucho ha sido lo que se ha debatido sobre la seguridad proporcionada por el dinero cifrado en código, y muchos detractores lo han satanizado, avalando que el dinero en billetes y en tarjetas sigue brindando mayor seguridad. Sin embargo, el sistema de los bancos centrales ha tenido sus fallas.

El 1 de junio de 2018, los compradores de todo el Reino Unido descubrieron que sus tarjetas Visa inexplicablemente habían dejado de funcionar. Las colas formadas en las cajas de los supermercados y los pagarés se escribieron en las estaciones de servicio cuando los conductores se dieron cuenta de que el plástico en su bolsillo ya no era bueno. La interrupción del servicio duró varias horas.

Eventos como este se han repetido a lo largo de la década, por eso, los principales centros globales están deshaciéndose del efectivo por las tarjetas. A medida que proliferan los dispositivos de pago sin contacto, como los teléfonos inteligentes y los relojes inteligentes, las divisas se están perdiendo.

Pero para toda la conveniencia que brindan los pagos táctiles, la transición sin efectivo tiene importantes ramificaciones para los segmentos más desatendidos de la sociedad.

Debido a que falsificar el activo digital es prácticamente imposible atribuido a su naturaleza criptográfica, el Bitcoin ostenta un grado de seguridad atractivo tanto a los vendedores compradores que no ofrecen las entidades bancarias ya que estas conocen quién envía dinero a quien y la cantidad comprometida en dicha transacción.

Las empresas sin dinero en efectivo tienen que ver con la conveniencia de no tener que esperar en la fila mientras la persona que está frente a nosotros busca el cambio correcto, y la conveniencia para los dueños de negocios de no tener que llevar las ganancias del día al banco o preocuparse sobre ser robado.

Incluso si las intenciones detrás del movimiento sin dinero en efectivo son honorables, un efecto secundario es privar de la franquicia a aquellos que ya están marginados y no pueden acceder al crédito o dispositivos de consumo de alta tecnología necesarios para participar.

Los críticos temen que la gentrificación a través de la exclusión de efectivo finalmente barrerá barrios enteros, expulsando a los pobres, las minorías y las personas con mal crédito.

Muchos países occidentales, la mayoría de los británicos ya no tienen una cantidad significativa de efectivo. En una era en la que cualquier compra, desde una taza de café hasta un automóvil, se puede comprar con solo deslizar un dispositivo NFC o al presionar cuatro botones en un dispositivo de chip y PIN, el efectivo ya no está de moda.

Sin embargo, no todos están enamorados de la “revolución sin dinero en efectivo” que tiene lugar. Los críticos advierten que se arriesga a crear una subclase de ciudadanos de segunda categoría, excluidos por la política monetaria elitista. Aquí entran personas como Ritchie Torres.

Las criptomonedas como Bitcoin a menudo se comparan con los sistemas de pago electrónico como Visa, particularmente en términos de rendimiento y efectos de red. Sin embargo, Bitcoin tiene mucho más en común con el efectivo en papel que con su equivalente electrónico.

Al igual que los billetes de un dólar, los bitcoins son fungibles, descongelados y no discriminatorios. Valen la misma cantidad en manos de un pobre que en manos de un príncipe. Tampoco se requiere un historial de crédito o cuenta bancaria para ser propietario. La criptomoneda es efectivo para el siglo XXI.

Se están realizando importantes esfuerzos para aumentar la adopción por parte de los comerciantes de las criptomonedas P2P como el dinero en efectivo de Bitcoin, mientras que de manera realista, las criptomonedas no servirán como un sistema de pago alternativo igualitario en las tiendas sin efectivo en el futuro.

Sin embargo, desempeñan un papel vital ya que el mundo se aleja del efectivo, proporcionando dinero pseudónimo y resistente a la censura para las masas.

 
The following two tabs change content below.
Andres Martinez

Andres Martinez

Soy estudiante de comunicación social y tengo 20 años. Además, soy DJ profesional, entusiasta de Blockchain y de la escritura.

Deja un comentario