Noticias

Paxos Standard: Una stablecoin para ser tomada en cuenta en Binance

single-image

El inicio del fin de semana parece ser una lucha titánica entre los alcistas (bull) y los de tendencia bajista (bears) en el ecosistema de las criptmonedas, con una nueva caída en casi todas las monedas del top ten, impulsados por Bitcoin obviamente.

Sin embargo, hay un token de lanzamiento reciente que merece ser tomado en cuenta, y junto Ethereum para el momento de escribir, son los únicos dos token que han mantenido un cambio positivo en las últimas 24 horas. Hablamos de Paxos Standard (PAX), la cual casualmente se basa en la blockchain de Vitalik Buterin.

Paxos presenta para el momento de escribir según CoinMarketCap, un valor de $ 1,01 con un cambio positivo de 0,07% en las últimas 24 horas. Además, su capitalización bursátil es de alrededor $ 163 millones con un cambio de volumen en el ultimo día de poco mas de $ 85 millones.

Paxos Stablecoins Analisis

En nuestro acostumbrado análisis técnico fundamental, estudiaremos los indicadores para los gráficos respectivos de 1H y 12H en la plataforma líder Binance, a través de su exchange avanzado.

Analisis Paxos 1H

Para el caso particular de la línea de tiempo de 1H, observamos una caída desde $ 1,04 hasta los $ 1,02, con una fuerte resistencia a los $ 1,0145 y un piso inferior de soporte a los $ 1,0067.

El indicador Klinger Oscillator se encuentra en un cruce positivo, dibujando una posible tendencia de sobrecompra que podría impulsar mas aun el precio de la moneda en las próximas horas.

Por su parte el indicador MACD presenta ligeramente un volumen de compra con tendencia alcista para el periodo estudiado, con un posible empuje estable en las próximas horas por encima de los niveles de resistencia actuales.

Para profundizar la recuperación de la criptomoneda enfocamos el análisis en el gráfico de 12 horas.

Analisis Paxos 12H

En este caso, la tendencia es a la baja, con un mercado de osos dominando el escenario y proyectando un triángulo descendente para un precio promedio de $ 1,015.

El indicador SAR Parabólico, muestra una tendencia bajista con sus lineas dibujándose por encima del gráfico de velas.

Por su parte las Bandas de Bollinger se contraen, impulsados por la presión de venta del mercado.

Asimismo, hay un egreso de flujo de dinero del sistema, tal como lo muestra el indicador Chaikin Money Flow.

De los gráficos antes expuestos, podemos inferir una tendencia general a la alza en términos cortos, con un panorama generalizado de todo el ecosistema.

Paxos Standard es un token que corre en la blockchain de Ethereum y esta anclado al dólar americano como una moneda estable (stablecoin) con el fin de servir de puente para el envío de dinero electrónico a cualquier parte del mundo, de forma rápida y segura.

Este token, al igual que muchos otros, se encuentra regulado por los servicios financieros, entre ellos, el del Estado de Nueva York. Paxos es el primer activo digital emitido por una institución financiera y es totalmente anclado al dólar americano (USD).

Según indican en su website, no se necesitan pagar fees para convertir a PAX, con un valor bajo mínimo para realizar dicha conversión de apenas 100 USD.

El token fue lanzado hace un par de meses atrás, y ya se encuentra anclado a los principales intercambios del mundo, y desde entonces es un par convertible en la plataforma Binance para tradear con las principales criptomonedas de la plataforma.

Paxos promete convertirse en el primer stablecoin respaldado por una institución financiera con fondos supervisados y auditados que prometen tokens totalmente anclados al dólar americano con la potencialidad de la red Ethereum para programar aplicaciones descentralizadas de forma regulada, estable y segura.

Por ahora, Paxos Standard en Binance es una solución adicional al Tether para resguardar el valor de los activos con la finalidad de protegerse de la volatilidad del mercado.

 
The following two tabs change content below.

Daniel Jimenez

Ingeniero y apasionado de la tecnologia Blockchain y del Bitcoin desde el 2009.

Deja un comentario