Criptomonedas

Conoce estos 5 países que están incursionando en el mundo crypto

single-image

Las criptomonedas estatales, llamadas así por ser emitidas y respaldadas por los gobiernos, se han convertido en una tendencia mundial y muchos países han estado anunciando sus planes de lanzar su propio criptoactivo, a pesar de los cuestionamientos que muchos de estos gobiernos han interpuesto en relación a este tipo de monedas.

Las razones para lanzar estos proyectos son variadas y van desde evadir sanciones internacionales, reemplazar el uso de dinero efectivo y promover la adopción masiva de criptomonedas, hasta ponerse a la vanguardia en tecnología financiera. He aquí algunos de los países que han manifestado su intención de desarrollar este tipo de activos.

1- Venezuela

El Petro se anunció como una criptomoneda respaldada por las reservas de petróleo, gas natural, oro y diamantes de Venezuela, aunque según su libro blanco publicado en la web oficial, elpetro.gob.ve, “será un criptoactivo soberano respaldado por activos petroleros”. Debemos entender, pues, que su apoyo se limitará únicamente a las reservas de crudo venezolana.

Sus antecedentes se remontan, explican el documento, “a propuestas de coordinación financiera y monetaria global previas a la hegemonía del dólar estadounidense”. Es por ello que el Estado venezolano apuesta por esta divisa digital como base para “el desarrollo de una economía digital independiente, transparente y abierta a la participación directa de los ciudadanos”.

El Gobierno de Venezuela a través del libro blanco explica que los fondos conseguidos con la oferta inicial de moneda “permitirán el continuo desarrollo tecnológico del Petro y su ecosistema con la finalidad de promover la adopción masiva del mismo”. Dicen que, gracias a los contratos inteligentes de la cadena de bloques, el destino de los fondos será auditable.

Venezuela no es el primer país que se plantea un proyecto como este. Varios países han anunciado su intención de poner en marcha monedas digitales.

La diferencia es que, mientras que unos  buscan darse un aire de modernidad, Venezuela intenta encontrar una salida a una crisis inédita. Por eso es el único que ha ofrecido respaldar la divisa con un activo.

La decisión del gobierno de Venezuela se dio por la grave situación económica de la nación: “Durante los últimos cuatro años Venezuela ha experimentado la mayor crisis financiera de su historia, situación que ha resultado en una devaluación de su moneda nacional, el bolívar”, escribió el Gobierno venezolano en la página web oficial de su nueva criptomoneda.

¿Cuál es el precio del Petro?

El precio del Petro estará asociado al de la cesta de crudo venezolano, entre otros motivos, porque el Estado aceptará el pago de impuestos, obligaciones, tasas, contribuciones y servicios públicos nacionales en Petro.

La principal diferencia con el Bitcoin radica en que el Petro estará centralizado por un intermediario, en este caso el gobierno de Venezuela, mientras que el Bitcoin es completamente descentralizado. No pertenece a nadie, no está regulado por gobiernos, bancos ni fondos de inversión.

Con el Petro, Venezuela aspira convertirse en el líder global de una iniciativa económica que permita aprovechar el valor de sus recursos minerales en forma innovadora, al desarrollar y promover la adopción de una criptomoneda en el país.

Así, con esta idea lo que pretende es que el país se vuelva financieramente independiente y, además, evadir las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos.

Por el momento hay que destacar que hay mucha desconfianza en torno al Petro, estaremos atento a lo que suceda en el futuro.

Islas Marshall Crypto

2- Islas Marshall

Se convertirá en la segunda nación del mundo con criptomoneda propia, después de Venezuela y su Petro. Un Bitcoin adaptado. La criptomoneda será de curso legal junto al dólar, moneda que se utiliza en el país del Pacífico.

Bajo el nombre SOV, el estatus legal ya ha sido validado por el parlamento nacional. “Este es el camino del futuro”, planteó en una entrevista a Reuters David Paul, ministro asistente del presidente. Con 70.000 habitantes, Islas Marshall está considerada paraíso fiscal por la Unión Europea.

En el Acta de Declaración y Emisión del Sovereing, se establece que el gobierno de Islas Marshall reconoce, declara y emite una “moneda digital basada en la tecnología blockchain como moneda de curso legal” en el país. Hasta el momento, las Islas Marshall solo contaban con el dólar estadounidense como moneda oficial, pues el territorio que hoy conforma esta República fue parte del Fideicomiso de las Islas del Pacífico y estuvo bajo la administración de Estados Unidos hasta 1990.

La emisión de criptomonedas estará limitada a las 24 millones de unidades, tomando como referencia los 24 municipios del país. “Esto crea seguridad jurídica para su uso, porque todas las jurisdicciones tienen leyes vigentes para tratarla como moneda de curso legal, mientras que las criptomonedas de emisión privada se tratan de manera diferente en jurisdicciones diferentes”, afirmó el Ejecutivo en un comunicado.

Es importante destacar que, la inclusión de SOV como una moneda de curso legal en Islas Marshall convierte al país oceánico en la segunda nación del mundo en crear y lanzar su propio criptoactivo.

Como lo vimos anteriormente, el primer país en lanzar un criptoactivo propio fue Venezuela, con el Petro (PTR). Sin embargo, a diferencia del país sudamericano, la intención del Gobierno de las Islas Marshall con la creación del SOV no es la de esquivar sanciones.

Esto podría facilitar la aceptación de esta criptodivisa internacionalmente; y no como sucede con el PTR, cuyas operaciones a nivel internacional solo cuentan con el apoyo de un banco ruso, del cual el Gobierno venezolano posee un 49% de las acciones.

Con las autoridades financieras considerando normas regulatorias para la implementación del SOV, la pregunta sobre la información técnica de la Blockchain sobre la cual se basará esta criptomoneda aún espera respuesta.

No hay información por parte del Gobierno marshalés ni de Neema al respecto, más allá de declaraciones de su CEO, según quien se encuentran “estudiando múltiples opciones” antes de elegir la consideren más apropiada para los objetivos del proyecto.

Países que tienen como proyecto el lanzamiento de una Criptomoneda

3- Irán

Al igual que Venezuela, Irán  considera el uso de criptoactivos una forma de eludir las sanciones económicas impuestas por EEUU, razón por la cual anunció el posible lanzamiento de su propia criptomoneda.

A mediados de 2017, el Departamento de Estado de EEUU anunció nueva sanciones económicas contra Irán debido a los avances de su programa nuclear. La criptomoneda iraní surge de la necesidad de dar un alto a los problemas con la banca internacional producto de la restricciones internacionales a los flujos de capital.

El anuncio hecho por Teherán se da días después de que el presidente estadounidense anunciará que activaría nuevamente las sanciones económicas contra Irán, levantadas durante el Gobierno del anterior mandatario Barack Obama, con el acuerdo nuclear. Hasta el momento, el Gobierno estadounidense no ha reaccionado contra el anuncio de Teherán de crear una moneda virtual.

Iran planea emitir su criptomoneda

4- Rusia

Rusia se suma a los países que ven en el lanzamiento de criptoactivos (el Criptorublo) un mecanismo para evitar las sanciones impuestas por EEUU.

Para el Gobierno ruso, el Criptorublo puede ser la mejor opción al momento de arreglar pagos con sus socios de negocios en todo el mundo sin importar las sanciones impuestas por Washington, así como un medio para disminuir significativamente la influencia del país norteamericano en su economía. La moneda virtual rusa será cifrada por algoritmos desarrollados en el país euroasiático. Además, no será posible generar nuevos Criptorublos a través de la minería tradicional.

El alto funcionario del gobierno ruso afirmó que el criptorublo será desarrollado y expedido “rápidamente” por el Estado ruso. Si bien los detalles de la tecnología utilizada para la criptomoneda siguen siendo escasos, Nikiforov agregó que la criptomoneda no se puede extraer.

El ministro dijo en un comunicado:

“Con confianza declaro que lanzaremos el cryptoruble por una simple razón: si no lo hacemos, nuestros vecinos de la Comunidad Económica de Eurasia lo harán en 2 meses”.

5- Turquía

Tras el anuncio del Petro, en Venezuela, Turquía no dudó en considerar la posibilidad de desarrollar el Turcoin, respaldada por el Estado turco.

Turquía justifica el lanzamiento de la criptomoneda alegando que el mundo avanza hacia un nuevo sistema digital y que el país debe crear su propio sistema de criptodivisas antes de que sea demasiado tarde. Además, el Gobierno turco señala que no hay razones para oponerse al lanzamiento de una moneda digital.

Turquía ha señalado que una vez introducida el Turcoin, iniciará un proceso de reforma de ley para evitar el uso indebido del dinero digital.

Un medio local informó que el vicepresidente del Partido del Movimiento Nacionalista (MHP), y exministro de Industria, Ahmet Kenan Tanrikulu, está considerando lanzar un “Bitcoin” nacional llamado “Turkoin”.

De acuerdo con la información, el funcionario precisó que en Turquía no existe una prohibición legal para comprar y vender criptomonedas. “El uso de criptomonedas puede considerarse legal ya que nuestra ley no contiene ninguna prohibición”, declaró.

Las criptomonedas llegaron para quedarse

¡Las criptomonedas llegaron para quedarse!

Estas son algunas de las criptodivisas nacionales que orbitan en el espacio de las criptomonedas, por supuesto, hay muchísimas más. Todas esperando hacerse un espacio en el universo crypto, a la vez de expandirse en sus mercados locales.

A pesar de sus peculiaridades, todas las criptomonedas tienen algo en común, y es que no conocen barreras, ya que las transacciones llevadas a cabo con cualquiera de ellas son internacionales.

Sin embargo, los distintos países muestran opiniones muy variadas al respecto, y algunos marcan unas condiciones muy favorables para las divisas digitales, en comparación con otros. Hay quienes consideran que las criptomonedas son una alternativa al dinero fiat y, quienes opinan que deben ser tratadas como las inversiones financieras tradicionales.

Podemos ver cómo las monedas digitales han llegado para quedarse y todo apunta a que los métodos convencionales de comercio tendrán que hacerse a un lado para darle paso a los nuevos horizontes que presentan las monedas digitales.

 

 
+
The following two tabs change content below.
Samantha Jimenez

Samantha Jimenez

Venezolana, estudiante del último semestre de Comunicación Social. Atraída por las nuevas tecnologías y el desarrollo que ofrecen a la humanidad.

Deja un comentario