Noticias

¿Podrán las criptomonedas acabar definitivamente con el dinero fiat en el mundo?

single-image

La creciente irrupción de las criptomonedas en los espacios financieros alrededor del planeta ha capturado el interés de muchos gobiernos, causando cierto nerviosismo por momentos. Hace pocos días banqueros centrales se dieron cita en la conferencia Money 20/20, en Ámsterdam, donde abordaron el tema de si las criptos podrían terminar desplazando enteramente al dinero tradicional.

En el encuentro, que tuvo lugar el pasado 5 de junio, participaron cuatro bancos centrales principales en un panel donde evaluaron la supuesta amenaza encarnada en las criptomonedas con respecto al sistema monetario actual.

Al poner el asunto sobre la mesa, representantes del Banco de Canadá, el Banco Nacional Suizo, el Banco de Inglaterra y el Banco de Lituania llegaron a la conclusión que las criptomonedas de emisión privada, tales como Bitcoin y Ethereum, no representan realmente una amenaza para las monedas fíat de hoy.

El miembro de la junta directiva del Banco Nacional Suizo, Thomas Moser, dijo que “desde un punto de vista central, el Banco Nacional Suizo es neutral respecto de las criptomonedas privadas. No nos preocupa que compitan con el franco suizo”.

Las probabilidades parecen seguir favoreciendo al dinero fiduciario, pero el empuje y la diseminación que han ganado las criptomonedas mundialmente no puede seguir siendo ignorados, sobre todo después de echar una breve mirada a la historia.

Las dos monedas más antiguas existentes son la libra esterlina (1694) y el dólar de los Estado Unidos (1792). Antes de que se implementara su uso, los metales preciosos cumplían con el rol ampliamente aceptado de moneda. Una libra británica era equivalente originalmente a una libra troy de plata esterlina, y un dólar estadounidense se vinculaba a 24,6 gramos de oro.

El cambio hacia el uso de notas en papel como medio de pago, los actuales billetes de banco, tuvo su inicio en el sector privado. Los banqueros orfebres de Londres fueron quienes comenzaron a distribuir recibos que debían pagarse al portador. Este mecanismo alcanzó tal popularidad que, en poco tiempo, los recibos se convirtieron en dinero de curso legar de manera oficial en Inglaterra.

Al otro lado del Atlántico, se desarrolló una historia similar. Se cree que los colonos de la bahía de Massachusetts fueron los primeros en imprimir papel moneda en los Estados Unidos en 1690. Los soldados usaban este tipo de pagarés comúnmente, como monedas de oro y plata. Alrededor de 100 años después, el dólar norteamericano se convirtió en la moneda oficial del país.

La historia tiende a repetirse

El pasado puede, no necesariamente, predecir el futuro, pero se acostumbra a echar mano de los datos históricos para pronosticarlo. Lo que nos enseña la historia del dinero fiduciario es que el sector privado ha sido el pionero en el pasado, y que los gobiernos, a su debido tiempo, siguen la misma ruta.

Blockchain significa confianza. La importancia ganada por Bitcoin es prueba de la confianza cada vez menor en los gobiernos. Las criptomonedas continúan reuniendo un inmenso apoyo entre innovadores, inversores y empresarios de todo el mundo, lo que ejerce una creciente presión sobre los bancos centrales.

Los hechos indican que, a la declaración de los bancos centrales reunidos en la conferencia Money 20/20 donde dicen “las criptomonedas no son una amenaza real” para el dinero fíat, habría que anteponerle la palabra “todavía”.

La confianza es un requisito indispensable para que una moneda prevalezca, y, aunque seguramente incomode a los precursores de la “descentralización de todo”, la confianza a gran escala rara vez se ha encontrado fuera de una autoridad centralizada. Cuál será el punto de equilibrio y cuándo llegaremos a él siguen siendo las preguntas más difíciles de responder.

 
The following two tabs change content below.
Abelardo Madrid

Abelardo Madrid

Administrador de sistemas y redes informáticas. Instructor de cursos TIC. El aprendizaje contínuo es mi pasión, enseñar es parte de mi vocación. Cloud Computing, marketing digital y el ecosistema criptomonedas son mis más recientes campos de interés.

Deja un comentario