Noticias

Los hackers ya no quieren tu información, quieren tus dispositivos

single-image

En varias ocasiones hemos tocado el tema de los malware dirigidos a manipular tus dispositivos, en esta ocasión queremos resaltar la importancia y peligro que ha obtenido en el mundo.

Diferencia con hackeo tradicional

Anteriormente se enfocaban en penetrar tus dispositivos para tratar de obtener información determinante sobre ti, desde claves bancarias hasta tu agenda personal, con el objetivo de extraer el mayor beneficio posible para ellos.

El problema es que este tipo de acciones son temporales e inmediatas, implicando que una vez realizado el hackeo y extraído lo que deseaba el hacker, al realizar el “ataque”, le será más difícil o imposible hacerlo de nuevo. Esta complicación añadida es porque el usuario hackeado y afectado tomará previsiones que antes no tenía.

La diferencia con los malware para minar es que puedes tenerlos sin que te des cuenta, utilizando tu dispositivo como un canalizador y quemando sus recursos de manera silenciosa. Esta es una de las diferencias planteadas por Malwarebytes, relacionado a los planteado por CoinTelegraph:

“La minería consume CPU y ancho de banda. El malware no debe dañar el equipo host, ni debe impactar los datos en el equipo, como archivos dañados o cifrados. Las máquinas infectadas tienden a trabajar más despacio, y muestran un mayor consumo de CPU, energía y ancho de banda”.

La razón de este tipo de comportamiento es que el valor agregado al largo plazo es mayor, permitiendo obtener mayores beneficios si solo atacaran una vez.

Informe de Check Point

La compañía de ciberseguridad israelí se ha encargado de estudiar amenazas digitales en el mundo, obteniendo dos tendencias interesantes los últimos meses:

Monero sigue liderando

Los ataques a usuarios comunes primordialmente son mediante la utilización de un malware que mine la moneda “Monero” en tu dispositivo sin que te des cuenta, asociado que su programación es rudimentaria, comparada con los hackeos antiguos.

Con rudimentaria, la compañía se refiere que ataca fallas básicas en la programación del dispositivo, como por ejemplo algún parche que no se actualizó completamente, vacíos en las configuraciones y algo tan sencillo como abrir una página web.

El programa más común sigue siendo CoinHive, el cual ha ido evolucionando para no ser detectado, llegando a niveles como engañar al usuario haciéndolo pensar que apagó su dispositivo, mientras que en realidad está minando.

Pero lo curioso de esta investigación es que esta tendencia a atacar usuarios esta disminuyendo, asociado al siguiente descubrimiento.

Ir por el Gran Pez

Los hackers tienen un enfoque a otra dirección, una presa mucho más grande que una computadora o teléfono de alguna persona, tienen la mira fijada en las empresas, utilizando el malware conocido como SpyWare, el cual aún las compañías de ciberseguridad no tienen ciencia cierta de como se contrae o distribuye, pero si saben como curar al sistema corrompido. La razón de este cambio de objetivo es porque descubrieron la facilidad de obtener cantidades masivas de criptomonedas.

Malwarebytes descubrió que, si se infiltra en una compañía con un servidor multinacional, en un minuto pueden minar lo mismo que un día de una computadora personal.

Cuídense

Es un hecho que los apasionados por las criptomonedas somos los principales objetivos de los hackers, debido nuestro interés a las mismas les facilita colocar la trampa. Por eso los invitamos a tener cuidado con las páginas que abren, aplicaciones que descargan y mantener antivirus actualizado.

 
The following two tabs change content below.

Jean Pierre Oliveros

Soy estudiante de economía, interesado en la innovación y desarrollo tecnológico, siempre fiel a que mañana será un mejor día.

Latest posts by Jean Pierre Oliveros (see all)

Deja un comentario