Criptomonedas

El PBoC mantiene su foco en la criptomoneda respaldada por el estado en medio de la restricción de Bitcoin

single-image

El 4 de noviembre de 2017, Yao Qian, Subdirector de la División de Ciencia y Tecnología del Banco Popular de China y director del Instituto de Investigación de Monedas Digitales del Banco Central, habló en Pekín, donde destacó la importancia de una criptomoneda emitida por el banco central respaldada por el Estado.

“La economía digital necesita más que nunca la moneda electrónica emitida por el banco central”, dijo Yao. “Es crucial acelerar la investigación y la emisión”.

El portal ETHNews alega que tal vez China está tan enamorada de la divisa digital por ser una política monetaria de punta.

En marzo de 2017, el gobernador del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, habló en el Foro de Boao para Asia en Bangkok, donde discutió el potencial de establecer tasas de interés negativas cuando una economía experimenta deflación. Es importante destacar que la efectividad de este enfoque depende de si la economía está basada en la moneda digital o efectivo tradicional.

Un mes después, en medio de la congelación de los intercambios de Bitcoin en China, Yao Qian publicó un artículo en el Tsinghua Financial Review (diario chino), que detalla cómo la infraestructura financiera convencional podría absorber la moneda digital.

Luego, en junio de 2017, el MIT Technology Review informó que el PBoC planeaba desplegar una moneda digital china junto con el renminbi. Aunque el cronograma no era claro, la publicación anunciaba los muchos beneficios potenciales, que incluían: menores costos operativos, reducción de fraude y falsificación, disminución de la corrupción, mayor transparencia e información en tiempo real para los responsables de la formulación de políticas.

En septiembre de 2017, Fan Yifei, vicegobernador del PBoC, escribió que los esfuerzos del banco para supervisar la criptomoneda privada y desarrollar oferta legal digital estaban en marcha.

El PBoC debe considerar cuidadosamente cómo mantener la estabilidad financiera, fomentar la innovación y supervisar adecuadamente la emisión y circulación de estas nuevas monedas. También debe establecer marcos institucionales sensibles y controles macroprudenciales. Con las garantías adecuadas en su lugar, el banco central de China puede maximizar los efectos positivos de la licitación digital legal, al tiempo que minimiza los aspectos negativos.

Yifei planteó problemas importantes que incluyen: la pérdida irreversible de activos (las claves privadas siguen siendo un obstáculo para las criptomonedas privadas), el valor estable, los métodos de contabilidad y los efectos en el sistema financiero general (por ejemplo, aumentar el multiplicador de dinero).

En los últimos meses, los reguladores chinos básicamente han aplastado el comercio convencional de criptomonedas privadas y restringido las ofertas de tokens (ICO). Y desde diciembre de 2013, a las instituciones financieras chinas se les ha prohibido tener cualquier tipo de moneda digital.

“Lo que el banco central tiene en mente es una moneda digital centralizada entre otras monedas”, dijo Yao Qian al South China Morning Post. “A medida que el dinero ha evolucionado desde el sistema de trueque a sus formas metálicas y en papel, ahora se está volviendo digital”.

“La moneda virtual es más fácil de rastrear, lo que permite al banco central monitorear su velocidad y el paradero del dinero y mejorar sus políticas monetarias en consecuencia”, agregó Qian, llamando a la moneda legal digital la “joya de la corona de FinTech”.

De la misma manera que hemos sido testigos de una carrera para ofrecer derivados de criptomonedas, las naciones deben reconocer las ventajas y las amenazas potenciales del primer movimiento para establecer la primera moneda digital respaldada por el estado. Entre las superpotencias globales, China y Rusia han comenzado este impulso monumental.

 
The following two tabs change content below.

CriptoTendencia

Este contenido ha sido elaborado desde nuestra redacción.

Deja un comentario