Noticias

Según algunos expertos, quizás el colapso de las criptomonedas fue oportuno

A pesar de la caída de las criptomonedas, los especialistas opinan que este evento fue necesario para evitar un colapso de la criptoindustria.

single-image

Con el pasar de los días, el panorama de las criptomonedas se asemeja cada vez más al viejo Wall Street de 1929 y 2008. Los fondos de cobertura, los exchanges y las entidades de criptomonedas están colapsando de manera muy similar a los bancos en las últimas crisis financieras.

Cabe destacar que desde marzo, el mercado de criptomonedas ha perdido más de $1.2 billones de dólares de capitalización, causando pánico masivo entre los inversores.

Sin embargo, según los expertos, el único alivio que resta es el sentimiento de que las cosas no empeoraran aún más.

Capitalización del mercado de criptomonedas. Fuente: CoinMarketCap
Capitalización del mercado de criptomonedas. Fuente: CoinMarketCap

La crisis de las criptomonedas en cierta manera fue oportuna, el mercado de las criptomonedas logró crecer exponencialmente y colapsó antes de que se conectará demasiado con el sistema financiero tradicional. Y debido a ello, el daño se ha limitado a aquellos inversores que, a pesar de las advertencias, decidieron arriesgarse.

Por este motivo, no hay necesidad de grandes rescates crediticios de emergencia, por el contrario, la posible deflación de la «criptoburbuja» podría brindar a los reguladores e inversores, una segunda oportunidad para reflexionar sobre lo que involucran las inversiones en criptomonedas.

En un reciente articuló de Bloomberg, se señala una serie de lecciones que las instituciones y los inversores podrían tomar en consideración para el futuro.

Las criptomonedas no son una clase de activos

Las acciones y los bonos tienen flujo de efectivo, los productos básicos tienen usos industriales, pero los tokens digitales no tienen más que sentimientos.

Según los expertos, los tokens poseen un gran potencial en las finanzas y en la seguridad. Sin embargo, en su estatus de desarrollo actual, comprarlos es pura «especulación y no una inversión».

«Los tokens no valen más de lo que estás dispuesto a perder, y ciertamente no tienen un lugar en los fondos de pensiones o jubilaciones». Expresaron los expertos de Bloomberg.

Recientemente, Lael Brainard, vicepresidenta de la FED, expresó que: «la innovación tiene el potencial de hacer que las finanzas sean más rápidas, económicas e inclusivas». Pero agregó, que es importante establecer las bases para una regulación sólida del criptomercado antes de que el ecosistema de las criptomonedas se vuelva tan grande o esté tan interconectado que pueda representar un «importante riesgo para la estabilidad del sistema financiero en tradicional».

No se debe permitir una exposición total de las criptomonedas al sistema financiero tradicional

En caso de que los bancos hubieran emitido préstamos respaldados en criptomonedas, la caída habría sido peor y con graves consecuencias para los activos digitales.

Desde hace dos años, los principales reguladores mundiales se han inclinado a evitar una exposición de los activos digitales en las finanzas tradicionales. Y han seguido avanzando, por medio de la implementación de diversas reglas para garantizar la seguridad plena de los activos de los inversores.

Por otro lado, debido al colapso de «TerraUSD», los reguladores han estado debatiendo cuáles deberían de ser las medidas a tomar para proteger estos activos. Según los expertos, esta clase de activos deben estar respaldados por dólares reales retenidos en la Reserva Federal, y no por otras criptomonedas o por préstamos, para que no provoquen pánico en el mercado o una congelación de crédito en el mundo real.

Este jueves, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos publicó un documento en el que detalla cómo se podría trabajar con los reguladores financieros extranjeros para abordar el sector de las criptomonedas. 

Además, el documento del Tesoro agregó que el marco legal está destinado a «garantizar que se respeten los valores democráticos fundamentales estadounidenses», destacando la protección de los consumidores, los inversionistas, la seguridad del sistema financiero global y la interoperabilidad.

Actualmente, no es viable sostener una economía mediante criptomonedas

De los pocos países que apoyan a las criptomonedas, El Salvador es probablemente el que ha incursionado en mayor manera. El país centroamericano promovió la adopción masiva del Bitcoin dentro de su territorio, requiriendo que todas las empresas aceptaran BTC como método de pago e inclusive ofreció bonos de $30 dólares para aquellos que se registraran en la wallet gubernamental de criptomonedas «Chivo Wallet».

Sin embargo, la mayoría de los comerciantes y residentes no adoptaron al Bitcoin y volvieron a emplear el dinero fiduciario como el dólar estadounidense.

Hasta la fecha, se calcula que el gobierno salvadoreño ha perdido $59 millones de dólares de los más de $100 millones que invirtió adquiriendo BTC. No obstante, esto representa una pequeña perdida ante los casi $8.000 millones de dólares en ingresos anuales que tiene el país.

Los recientes eventos son una clara advertencia, ya que si el presidente Nayib Bukele hubiera invertido en BTC de la manera en que él deseaba, los datos financieros de país serian mucho más graves.

Finalmente, en los últimos colapsos financieros emergieron grandes iniciativas que hoy en día se posicionan como líderes del mercado, quizás este reciente frenesí especulativo de paso a un desarrollo de aplicaciones verdaderamente útiles como sucedió con la burbuja puntocom. Sin embargo, según los expertos, aún es buena idea mantenerse a una distancia segura de los activos digitales mientras se normaliza el criptomercado.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare