Criptomonedas

¡Los mineros continúan operando en China a pesar de la persecución! ¿Cómo es posible?

A pesar de las restricciones del gobierno chino, los mineros continúan operando mediante técnicas que les permiten esconderse de los radares.

single-image

Luego de que el gobierno Chino impusiera restricciones al desarrollo de la minería de criptomonedas en su territorio, el objetivo no se cumple del todo. La dificultad de emplear la prohibición surge cuando los mineros continúan operando, mientras que se esconden del rastreo gubernamental.

Los centros de minado mantienen en funcionamiento las máquinas cuando usan métodos de alimentación eléctrica desconectados de la cadena de suministros principal. Aunado a ello, esconden sus conexiones a Internet para burlar la detección de datos cripto por las entidades reguladoras.

Las operaciones encubierto

A pesar de que el gobierno del país asiático ha realizado esfuerzos para disminuir la influencia y minado de criptomonedas en su territorio, todavía existen mineros operando. Ellos se enfrentan constantemente a la postura gubernamental de acabar con los centros de datos que reúnen poder de cómputo para interactuar en la blockchain.

Estos operadores logran su cometido con tácticas ideadas para de alguna manera «evadir» las restricciones impartidas. Los mineros continúan operando mientras buscan cualquier método para obtener energía sin pasar por el radar de las autoridades chinas.

En tal sentido, los involucrados en los procesos de minado de criptodivisas emplean fuentes de electricidad «clandestinas», procurando no llamar la atención. Un ejemplo de eso el uso de generadores hidroeléctricos, aprovechando el flujo de presas ubicadas en lugares remotos. Algunos de ellos se concentran en las provincias de Sichuan y Yunnan.

Por el lado de las conexiones a Internet, los mineros chinos realizan desvíos de direcciones IP por medio de varios VPN. Esto, con la finalidad de ofuscar el tráfico proveniente de los centros de datos y así pasar «por debajo» de la vigilancia gubernamental.

Parte de las operaciones en cubierto son apoyadas por mineros ubicados en otras partes del mundo, ayudándose con las pools de minería. De esta manera, los mineros que siguen dentro de China «esconden» los bloques procesados al no colocarles una identificación rastreable.

Persistencia de la comunidad cripto

Si bien el gobierno chino ha representado una traba considerable para el desarrollo de la industria cripto en el país, los mineros siguen intentando mantener vivos los centros de minado. En el momento que una parte de dicha industria deja a China atrás para buscar nuevos horizontes, los que no pueden salir se las arreglan por su cuenta.

Diariamente, se siguen detectando miles de direcciones IP por donde transitarían datos de la blockchain. Esto, según la firma china de ciberseguridad Qihoo 360, quien estima que más de 100.000 de ellas están activas en la actualidad, superando las prohibiciones.

Tomando en cuenta el escenario donde estos mineros continúan operando, se resalta la persistencia de los operadores. No obstante, el gobierno chino sigue buscando la forma de reforzar su prohibición al criptomundo, aludiendo al fuerte consumo energético generado.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare