Bitcoin

¿Por qué existe la dificultad en la red de Bitcoin?

La dificultad de la red de Bitcoin, sirve como un mecanismo para regular el tiempo de las transacciones; pero, ¿es necesaria?

single-image

La dificultad en la red es un mecanismo dentro del protocolo de Bitcoin, implementado para regular el tiempo que lleva extraer un bloque.

La dificultad es un número que regula el tiempo que les toma a los mineros agregar nuevos bloques de transacciones a la cadena de bloques.

Este valor de dificultad se actualiza cada 2016 bloques (2 semanas) para garantizar que se necesitan 10 minutos (en promedio) para agregar un nuevo bloque a la cadena de bloques.

La dificultad en la red de bitcoin, está diseñada para ajustar el tiempo de generación de bloques
La dificultad en la red de bitcoin, está diseñada para ajustar el tiempo de generación de bloques

Si eres un criptoversiano con algunos meses por detrás, probablemente conoces varias Altcoins; de las cuales, sus desarrolladores nos argumentan que tienen como ventaja el ser monedas preminadas.

Esto es bueno en parte, porque no se está destinando energía a la extracción de monedas que en su mayoría no tendrán un buen futuro. Sin embargo par el caso de Bitcoin, esto es necesario.

La razón principal de la existencia de este mecanismo de regulación, conocido como dificultad en la red, es que garantiza que se agreguen bloques de transacciones a la cadena de bloques a intervalos regulares; incluso a medida que más mineros se unen a la red.

Esto es, si hoy en día, desaparecieran el 95% de los mineros, la dificultad bajaría tanto que seguramente podrías volver a minar con tu laptop o computadora personal.

Y desde luego, con la aparición (voraz) de muchos mineros, si la dificultad siguiera siendo la misma; llevaría menos tiempo agregar nuevos bloques a la blockchain; puesto que habría mayor capacidad de cómputo para minar.

Con esto, la dificultad se vuelve como el mecanismo que «regula» la velocidad (tiempo) de las transacciones. Las acelera y las desacelera según el tiempo promedio que haya destinado la red en resolver cada bloque en las dos semanas previas.

Y es tan importante para la red, que incluso se han creado indicadores en torno a este mecanismo.

Pero, ¿por qué tiene que ser difícil?

Si fuera fácil, cualquiera lo haría. Y esto provocaría varios inconvenientes en una red global. Por lo que, la idea de este mecanismo es evitar esos inconvenientes manteniendo un promedio de 10 minutos para la creación de los bloques.

Entonces, si no fuera difícil, surgirían muchas soluciones de cada uno de los nodos. Y cuando todos o muchos de los nodos afirmaran que tienen una solución, habría un caos; puesto que no podría haber un consenso sobre cuál elegir.

Mientras que, si el problema es difícil, el número de soluciones que flotan en cualquier momento será reducido, lo que facilitará el consenso.

Pero por difícil que sea el problema, existe una muy pequeña posibilidad de que dos nodos encuentren una solución casi simultáneamente.

Cuando estas soluciones se transmiten a la red, cada uno de los otros nodos recoge una solución al azar para pasar el siguiente bloque. Esto se llama una bifurcación en la cadena, porque hay dos soluciones en la red.

A medida que se agregan más bloques, el consenso se logra mediante una regla simple: la cadena más larga gana es la que gana. Y por larga, se entiende que es la cadena que ha tenido el mayor consumo de energía que las otras.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare