Noticias

Libra se presentó como la oportunidad para que China diera el salto al mundo criptográfico

Aunque Libra es repudiada por muchos gobiernos alrededor del mundo, China la considera un perfecto objeto de estudio para poder recolectar información necesaria para lanzar su propia moneda digital centralizada.

single-image

Libra causó gran conmoción dentro de Estados Unidos debido al miedo de los reguladores que pudiera representar una amenaza para el sistema financiero del país; y así como este, muchos otros gobiernos alrededor del mundo emitieron opiniones parecidas. Sin embargo, China aprovechó este hecho para recolectar información que la ayudara a saltar al mundo criptográfico.

Desde 2014 hay registros que el Banco Central de China está tratando de crear su propia criptomoneda controlada por el poder central, aunque no han presentado mayores avances hasta la fecha.

Pero la llegada de Libra, moneda digital cuyo principal inversionista es Facebook, cambió el panorama. Desde que se anunció su lanzamiento, los ejecutivos de la entidad financiera han estado investigado sobre este activo, para tomar toda la información que les pueda ser útil para cumplir sus propios objetivos.

Así lo dejó claro el director de investigación del Banco Central, Wang Xin:

“Seguiremos de cerca la nueva moneda digital global … Tuvimos un comienzo temprano … pero se necesita mucho trabajo para consolidar nuestro liderazgo”.

Ya antes el CEO de Huawei había dicho que el país asiático no tenía que temer a la competencia que pudiese representar Libra, ya que una moneda digital controlada por el Banco Central chino tendría mucho más poder que el activo auspiciado por Facebook.

Una moneda digital le permitiría al banco central de China registrar cada transacción con alta precisión en tiempo real. Actualmente, ya los pagos móviles de China capturan grandes cantidades de datos; ejemplo de ello es que se registran estimaciones de casi 2 mil millones de cuentas entre las dos plataformas principales, Alipay de Alibaba y WeChat Pay de Tencent. Si se añade una moneda digital centralizada a la ecuación, podría consolidarse aún más el dominio de China en la tecnología financiera.

Tal y como establece Chuanwei Zou, economista jefe de Bitmain:

“China depende inmensamente del sector de pagos móviles. Hemos tenido un largo tiempo de espera (sobre Libra) con el éxito de WeChat y Alipay, pero Libra representa una gran amenaza para los pagos móviles”.

Por su parte, un investigador en el Instituto Peterson de Economía Internacional, Martin Chorzempa, estableció otro de los beneficios que puede traer el estudio de Libra a China.

“Si Facebook es capaz de atraer y convertir a un buen número de sus usuarios actuales de Facebook y WhatsApp en titulares y usuarios de monedas Libra, podría saltar de inmediato todo lo que China ha hecho en términos de creación de usuarios”.

Por supuesto, no todo es color de rosas en esta historia. Aunque el país asiático tiene el potencial para crear una moneda digital capaz de competir con Libra, el real problema es la prohibición de las criptomonedas en China. Esto debido a que si no es posible para las empresas dentro del país acceder a Libra, eso puede afectarlos de forma negativa, perjudicando la economía del país.

Además, si la moneda digital emitida por el Banco Central carece de competidores fuertes, nunca será capaz de progresar y estará destinada al estancamiento.

Por otra parte, la noticia que Libra posiblemente sea cancelada es otro golpe duro para los planes chinos, ya que aún es necesario ver a este activo en acción para estudiar los puntos claves que pueden resultar decisivos en la investigación que han estado llevando a cabo por tanto tiempo.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare