Tecno

¿Inteligencia Artificial con sentido común? El ejército de los Estados Unidos quiere hacerlo realidad

Aunque la Inteligencia Artificial (IA), se ha consolidado como una de las tecnologías más avanzadas de la actualidad, tienen un defecto fundamental: carece de sentido común. Esto ha hecho que cometa errores bastante tontos por analizar mal la información suministrada. A pesar que en muchas ocasiones, estas fallas pueden parecer graciosas, en otras pueden costar bastante caro.

single-image

Aunque la Inteligencia Artificial (IA), se ha consolidado como una de las tecnologías más avanzadas de la actualidad, tienen un defecto fundamental: carece de sentido común. Esto ha hecho que cometa errores bastante tontos por analizar mal la información suministrada. A pesar que en muchas ocasiones, estas fallas pueden parecer graciosas, en otras pueden costar bastante caro.

La IA se está usando cada vez más para encargarse de situaciones en las que la vida de los seres humanos está en juego, como conducir autos autónomos o hacer diagnósticos médicos y, en ambos casos, un error puede resultar mortal. Es por ello que DARPA, el brazo de investigación del ejército de los Estados Unidos, está investigando cómo solucionar este aspecto de la tecnología.

“El sentido común es la materia oscura de la Inteligencia Artificial”, aseguró Oren Etzioni, CEO del Allen Institute for AI, organización sin fines de lucro con sede en Seattle que está explorando los límites de esta tecnología. “Es un poco inefable, pero ves sus efectos en todo”, continuó, según reporta MIT Technology Review.

Es por ello que el nuevo programa “Machine Common Sense” (MCS) de DARPA ejecutará una competencia que pide a los algoritmos de la Inteligencia Artificial dar sentido a preguntas como esta:

“Una estudiante pone dos plantas idénticas en el mismo tipo y cantidad de suelo. Ella les da la misma cantidad de agua. Ella pone una de estas plantas cerca de una ventana y la otra en una habitación oscura. La planta cerca de la ventana producirá más (A) oxígeno (B) dióxido de carbono (C) agua”.

Un programa de computadora necesita cierto nivel de comprensión de cómo funciona la fotosíntesis para responder de manera coherente el postulado anterior. Simplemente alimentar a una máquina con muchas preguntas no resolverá el problema de manera confiable, y ese justamente ha sido el grave error de aquellos que entrenan a la IA.

Las preguntas son importantes y funcionan hasta cierto punto; por ello el sistema puede aprender a elegir patrones importantes. Sin embargo, también puede cometer errores fácilmente porque no tiene un concepto del mundo más amplio. En contraste, los bebés humanos desarrollan rápidamente una comprensión intuitiva del mundo que les sirve de base para su inteligencia.

“La ausencia de sentido común impide que un sistema inteligente comprenda su mundo, se comunique de forma natural con las personas, se comporte razonablemente en situaciones imprevistas y aprenda de nuevas experiencias”, aseguró el gerente de programas de DARPA, Dave Gunning.

“Esta ausencia es quizás la barrera más importante entre las aplicaciones de Inteligencia Artificial estrechamente enfocadas que tenemos hoy y las aplicaciones de IA más generales que nos gustaría crear en el futuro”, añadió.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare