Criptomonedas

El ABC de la criptomoneda Zilliqa (ZIL)

Zilliqa es la primera plataforma de Blockchain pública de alto rendimiento que fue diseñada para escalar hasta miles de transacciones por segundo. El protocolo único de Zilliqa se basa en la teoría de sharding (particionado), lo que aumenta la tasa de transacción a medida que la red crece. Además, la plataforma está orientada a permitir dApps seguras y basadas en datos, al mismo tiempo que cumple con los requisitos de escalado para algoritmos financieros y aprendizaje automático.

single-image

Zilliqa es la primera plataforma de Blockchain pública de alto rendimiento que fue diseñada para escalar hasta miles de transacciones por segundo. El protocolo único de Zilliqa se basa en la teoría de sharding (particionado), lo que aumenta la tasa de transacción a medida que la red crece. Además, la plataforma está orientada a permitir dApps seguras y basadas en datos, al mismo tiempo que cumple con los requisitos de escalado para algoritmos financieros y aprendizaje automático.

Si bien existen numerosas plataformas públicas de blockchain disponibles, la escalabilidad de Zilliqa hace que sea una contribución muy importante. Esto se debe en gran parte a su capacidad para procesar más transacciones cuando se agregan más nodos de minería a la red, algo que es muy difícil desde el punto de vista técnico y nunca había sido posible. Esa dificultad hace que el protocolo de consenso único de Zilliqa que resuelve este problema sea aún más impresionante.

Gracias a su escalabilidad, Zilliqa puede admitir dApps que requieren mayores tasas de transacción que las actualmente disponibles, ampliando las opciones para los desarrolladores. El equipo detrás de Zilliqa espera ver que la plataforma se use para ejecutar dApps como subastas paralelas de gran volumen, redes de pago y cadenas de suministro publicitarias digitales transparentes.

Más transacciones, mayor poder

Zilliqa ha encontrado una forma de procesar más transacciones a medida que más nodos se unen a la red. Su modelo implementa un protocolo de consenso híbrido para aumentar el rendimiento por cada 600 nuevos nodos que se agreguen a la plataforma.

En teoría, el rendimiento de Zilliqa aumenta al dividir el trabajo. En la práctica, existen problemas con la transmisión si la red se vuelve muy grande (más de 1 millón de nodos). Aún así, 1 millón de nodos es una cantidad respetable que en la vida real es difícil de alcanzar.

Las decenas de miles de nodos de Bitcoin y Ethereum sólo pueden procesar de 3 a 15 transacciones por segundo. En contraste, pruebas en testnet privado (prueba virtual de AWS) han demostrado que la red de Zilliqa tiene un rendimiento de 1.218 tx/s cuando 1.800 nodos están en funcionamiento. Si se aumenta la cantidad de nodos a 3.600, la red de Zilliqa escala a 2.488 tx/s.

Sharding: dividir para vencer

Para resolver el problema de escalabilidad, Zilliqa usa una solución conocida como sharding. El protocolo Zilliqa divide el número de nodos de minería en la red en grupos de 600 nodos. Cada grupo es conocido como un shard.

Esos shards procesan una porción fraccionaria de las transacciones de la red. En términos simples, si hay 6 shards, cada uno procesará aproximadamente 1/6 de las transacciones de la red. Cuantos más shards hay, más divide la red la carga de consenso entre los mismos, manteniendo las demandas informáticas relativamente estables.

zilliqa sharding

Cada shard procesa sus transacciones asignadas en un microbloque en paralelo con los otros shards. Al final del período de procesamiento paralelo, conocido como «DS epoch», esos microbloques se combinan en un bloque completo que se agrega a la cadena de bloques.

Consenso híbrido: PoW + BFT

Zilliqa usa un mecanismo de consenso híbrido, compuesto por el protocolo de Prueba de Trabajo, PoW, y la Tolerancia a Fallas Bizantinas, BFT. PoW requiere potencia de cálculo, que garantiza que una máquina puede operar sólo un nodo. Esto ayuda a Zilliqa a establecer su identidad, haciendo difícil para un actor malintencionado crear múltiples identidades para abrumar a la red en lo que se conoce como un ataque Sybil. Sin embargo, la red no usa PoW para consenso.

Una vez que un nodo ha demostrado su identidad, es asignado a un shard. Dentro de los shards, Zilliqa usa el consenso de Tolerancia a Fallas Bizantinas práctica (pBFT). Este es un mecanismo de consenso de mayor rendimiento que tiene finalidad.

Finalidad significa que la mayoría de los nodos en el shard deben estar de acuerdo en el minibloque. Una vez que un bloque es confirmado por los shards y el “comité DS”, un grupo de nodos que administra los shards, es el único bloque que puede hacer referencia al bloque anterior.

ZIL, el token de Zilliqa

De forma similar a otras plataformas dApps, como Ethereum o NEO, el token ZIL de Zilliqa sirve como incentivo minero, gas para la ejecución de contratos y para pagar las tarifas de transacción.

Inicialmente, ZIL es una ficha ERC-20 basada en la cadena de bloques de Ethereum. Esto se debe a que la mainnet pública de Zilliqa aún no se ha lanzado. Cuando lo haga, el token ERC-20 se intercambiará por tokens nativos de Zilliqa. La compañía estrenó su testnet abril de este año.

Zilliqa recaudó el equivalente a US$ 12 millones en ETH en una ronda de financiación privada cerca de finales de 2017. Después de eso, el aumento del precio de ETH causó que el proyecto alcanzara rápidamente su límite máximo de recaudación propuesto de US$ 20 millones.

El token ZIL se cotiza actualmente en US$ 0,0409 y puede negociarse en Binance, Huobi, OKEx, Bithumb, EtherDelta, y HitBTC, entre otros.

Equipo

El equipo detrás de Zilliqa está formado en gran parte por académicos de ciencias de la computación y profesionales con doctorados. Xinshu Dong, CEO de Zilliqa, tiene un doctorado en Ciencias de la Computación de la Universidad Nacional de Singapur. Es un experto en ciberseguridad, responsable de varios proyectos de seguridad nacional en ese país.

Prateek Saxena es el principal asesor científico. Tiene un doctorado en informática de la Universidad de California, Berkeley, y ahora es profesor de esa especialidad en la Universidad Nacional de Singapur.

El jefe de Tecnología del proyecto es Yaoqi Jia, quien también es PhD. de la UNS. Jia ha propuesto varias mejoras a ser implementadas en las siguientes generaciones de blockchain.

Conclusión

La escalabilidad seguirá siendo un tema importante para blockchain y las tecnologías de contabilidad distribuida. Zilliqa es un proyecto innovador que aborda este asunto de manera frontal.

La plataforma en sí misma podría ser un desarrollo que marque la diferencia entre las demás iniciativas del ecosistema. Seguramente, los avances de código abierto de Zilliqa en la tecnología de sharding para otros proyectos de blockchain marcarán el siguiente paso en la evolución de las cadenas de bloques durante los próximos años.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare