La clave de Internet está en la respuesta a un acertijo de hace 300 años

Al escuchar la palabra Internet inmediatamente se asocia con innovación, actualidad, avances tecnológicos e incluso con el futuro. Sin embargo, lo que muchos no saben es que la clave para que Internet sea la herramienta de interconexión que conocemos hoy, se encuentra en un acertijo del siglo XVIII, que fue respondido por un famoso matemático.

Internet

Leonhard Euler fue un matemático suizo al que debemos varios descubrimientos en el área de las matemáticas que siguen vigentes hasta hoy. Geometría, trigonometría, teoría de números, álgebra y teoría de grafos son sólo algunos de los campos en los que hizo aportes importantes.

Y fue justamente su amor por los números, que demostró desde que era muy joven, lo que lo llevó a resolver una trivia común de forma matemática.

El problema de los 7 puentes de Königsberg

En la antigua Prusia, existía una ciudad llamada Königsberg (actualmente Kaliningrado), que estaba dividida en cuatro secciones por el río Pregel. Para conectar todas las áreas, se decidieron construir 7 puentes sobre las distintas ramificaciones del río.

La curiosa distribución de Königsberg dió origen a un pasatiempo entre sus habitantes: encontrar una forma de atravesar la ciudad sin pasar dos veces por el mismo puente y regresando al punto de partida.

Lo que comenzó siendo un simple acertijo para pasar las tardes de domingo, se convirtió en todo un enigma. Por más que lo intentaban, nadie podía resolver el problema de los 7 puentes.

Esto llegó a los oídos de Euler, que en ese momento se encontraba trabajando en San Petersburgo, quien decidió resolverlo por pura diversión. Así se lo hizo saber al Astrónomo de la Corte de Viena en una carta:

“Esta pregunta es tan banal, pero me pareció digna de atención porque ni la geometría, ni el álgebra, ni siquiera el arte de contar era suficiente para resolverlo”

Sin embargo, al final de la carta da a entender que ya tiene la respuesta al enigma de Königsberg: “después de un poco de deliberación, obtuve una regla simple, pero completamente establecida, con cuya ayuda uno puede decidir de inmediato, para todos los ejemplos de este tipo, si tal ida y vuelta es posible”.

Como todo buen matemático, Euler decidió desechar la idea de la mayoría de los habitantes de la ciudad de pasear por todos los puentes hasta dar con la respuesta correcta. En su lugar, hizo su propia versión del mapa de Königsberg, hecho enteramente de puntos y líneas.Internet-2

Los puntos azules representaban los segmentos de tierra de la ciudad y las líneas los puentes que los conectaban.

Con esto descubrió que, para realizar un viaje de ida y vuelta, sin volver sobre tus pasos, cada punto debe tener un número par de líneas saliendo y entrando.

Al analizar este nuevo descubrimiento y aplicarlo en su versión del mapa de la ciudad, Euler se da cuenta que la cantidad de líneas que posee es impar. Por lo tanto, no es posible pasar por los 7 puentes de Königsberg sin atravesar alguno más de una vez.

Lo que el matemático no sabía es que, siglos más tarde, lo que para él fue un simple pasatiempo, se convertiría en la clave para una de las herramientas más importantes en la actualidad: Internet.

Los 7 puentes que llevaron a Internet

La solución matemática al acertijo de los 7 puentes es ahora utilizada para muchos sectores; desde topografía hasta comprender cómo funciona una red social, todo esto puede ser explicado gracias a la solución de Euler.

Internet-3

Pero, sin lugar a dudas, uno de los mayores aportes de la solución matemática de Euler es su aplicación en Internet, una red que conecta millones de computadoras y mueve datos digitales en todo el mundo.

Bill Thomson, experto en tecnología y columnista de BBC News Online, aseguró que “si tengo mi computadora en casa y quiero entrar en un sitio web, necesito hacer una conexión entre mi computadora y el sitio web que puede estar en cualquier lado”.

“Y puedo hacer esta conexión porque en mi computadora están incrustadas reglas basadas en el trabajo que Euler hizo en el siglo XVIII cuando trató de resolver el enigma de los puentes de Königsberg”, añadió.

Así mismo, la solución matemática a este enigma dio origen a la Teoría de los Grafos, que es una de las áreas de investigación en las que confluyen Bitcoin y otras criptomonedas, según el Club de Bitcoin del MIT.

Muchas mentes brillantes han hecho aportes que son fundamentales en la actualidad sin proponérselo. Algunos por accidente, otros tratando de dar solución a problemas que nada tenían que ver con el área de su aporte y otros, como Leonhard Euler, tratando de distraerse resolviendo una trivia local.

Varios de los más grandes descubrimientos tienen orígenes bastante peculiares; entre ellos una de las claves para comprender Internet, que se encontraba oculta tras el problema de los 7 puentes de Königsberg.

 
+
The following two tabs change content below.
Auri Diaz

Auri Diaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario