¿Qué nos dejó el Hard Fork del Bitcoin?

El ecosistema Bitcoin es un mundo en el que el vértigo es moneda corriente; los cambios, desafíos y decisiones se suceden uno al otro continuamente y así como se presentaron se superan y lo que al principio parecía un escollo insalvable termina siendo una simple anécdota dentro de esta fascinante comunidad.

que-nos-dejo-el-hard-fork-bitcoin

El último gran hito que hemos vivido fue el fork sucedido el 1 de Agosto (la división del Bitcoin, como se ha presentado en muchos medios).

Una situación vivida dramáticamente en su previa y que al momento de su cristalización el Bitcoin nos vuelve a demostrar que lo que realmente importa es la comunidad y los valores que ésta sustenta (descentralización, inmutabilidad, transparencia, abierta a todo aquel que quiera participar).

Recapitulando y ubicándonos meses previos al mes de Agosto, por no decir semestres, la comunidad venía pujando por lograr implementar el segwit, una solución de escalabilidad que beneficiaría a todo el ecosistema.

Sin embargo y, para sorpresa de muchos su puesta en marcha ha tenido un sinfín de infundadas objeciones que ha llevado a tejer las más descabelladas teorías conspirativas.

En este marco es que la comunidad, los nodos que forman la red bitcoin, optó por imponer el Segwit a través del UASF (User Activated Soft Fork) el cual se ejecutaría el 1 de Agosto.

Esta situación forzó a aquellos que no tomaban posición, fundada o no con respecto a la activación del Segwit, a tomar una postura. Es de aquí de donde sale el Segwit2x y el UAHF. Este último es el que se terminó activando el 1 de Agosto a pesar de que la comunidad creía que los acontecimientos previos a dicha fecha demostraban no ser necesario.

El UAHF en cuestión es una copia en papel carbónico del Bitcoin, como muchos lo han tildado, cuyo principal “upgrade” es el incremento del tamaño del bloque, aspirando a bajar los costos de transacciones, y zanjar el tema de la escalabilidad.

El proyecto se ha dado en llamar Bitcoin Cash, sus bases pueden ser consultadas en bitcoincash.org y a  partir de su puesta en vigencia la cadena de bloques se bifurcó dándole la posibilidad a aquellos poseedores de Bitcoins previos al fork de gastarlos en ambas cadenas, en la tradicional como BTC y en la otra como BCC/BCH siempre que se use los software correspondientes.

La puesta en práctica del BCC/BCH no fue bien vista por una gran parte de la comunidad, ya que se considera al HF como una práctica irresponsable y muy riesgosa, que puede llevar a conflictos en la red si se realiza sin tiempo prudencial de testeo.

Por otro lado una gran mayoría aún no entiende los motivos que llevaron a que se tomara esta determinación, ya que la disputa en cuanto a escalabilidad había tomado dos posturas, Segwit y Segwit2x, esta última llevando un HF, similar al del UAHF, fijado en su código para aquellos impulsores de un bloque más grande.

BCCBCH

En este sentido, cabe aclarar que existe un posible futuro fork para noviembre cuando se active el 2x del segwit actual, pero toda historia pasada modifica la historia futura, por lo que es posible que llegado ese momento el impacto y las decisiones se tomen de otro modo.

Como conclusión podemos decir que el Bitcoin una vez más sale fortalecido demostrando su resilencia (hoy un BTC vale US$ 3200), que sus principios democráticos y de libertad no son meramente declamativos, sino que se pueden ver en los hechos, dejando a sus actores tomar las decisiones que ellos crean convenientes.

Autor: Fernando Secchi, ONG Bitcoin Argentina (DECODES)

 
The following two tabs change content below.

CriptoTendencia

Este contenido ha sido elaborado desde nuestra redacción.

Deja un comentario