Noticias Bitcoin

Polémica sobre minería Bitcoin en Nueva York sigue escalando

Residentes cercanos al lago Seneka, denuncian el impacto ambiental de la minería de Bitcoin, encendiendo nuevamente la polémica en Nueva York.

single-image

La minería de Bitcoin sigue generando polémica en Nueva York, sobre todo porque los locales denuncian el impacto de las granjas en el ambiente. La resistencia a las empresas operadoras de equipos mineros, ha generado una larga disputa que se ha discutido incluso en el Legislativo de ese estado de Estados Unidos.

Los contendientes de este impasse son, por un lado, un numeroso grupo de ciudadanos encabezados por ambientalistas y apoyados gran parte del Senado. Por el otro, se encuentra la empresa eléctrica Greenidge, operada con combustible fósil, anteriormente carbón y ahora gas.

La mencionada empresa, ahora dedicada enteramente a producir energía para la minería digital, tiene un año y medio ampliando su capacidad. Esto encendió las alarmas entre las autoridades y grupos conservacionistas, quienes generaron presión. No obstante, el caso se trató de manera superficial en la legislación y la actividad minera no fue prohibida.

La decisión del Senado no aminoró la polémica relacionada con la minería de Bitcoin

Debe destacarse que, si la polémica sobre la minería de Bitcoin en Nueva York era aguda, la supuesta parcialización del Legislativo, ha empeorado los ánimos. Como reportó CriptoTendencia en publicaciones anteriores, la legislación desestimó la posibilidad de prohibir la minería por tres años mientras se evaluaba su real impacto.

En lugar de eso, simplemente ordenó a las empresas mineras que detuvieran el proceso de expansión más no la actividad en sí. Asimismo, se acordó que el ejecutivo no entregara licencias a nuevas compañías mineras.

Un problema adjunto, es que la expansión del poder de hash es un requisito indispensable para la continuidad del negocio minero. En otras palabras, mientras más mineros se integran a la red en el mundo, más complejo es minar. A esto se suma que Bitcoin es una moneda de emisión limitada, cada 4 años las recompensas se reducen a la mitad. Todo esto da como resultado que año tras año, se necesita aumentar el poder de hash para mantener el ritmo con el cual se venía operando.

En consecuencia, mientras aumenta la competencia, aumenta la dificultad de minar, por lo que se requiere más máquinas. Esto lleva al inevitable crecimiento en la demanda de energía. Esta secuencia «silogística», lleva a la conclusión de que Greenidge continuará expandiendo sus operaciones de quema de combustible fósil para generar la energía que alimente sus máquinas.

La polémica sobre el impacto ambiental de la minería de Bitcoin renace luego de que residentes denuncien el cambio de temperatura en las aguas del lago Seneka.
La polémica sobre el impacto ambiental de la minería de Bitcoin renace luego de que residentes denuncien el cambio de temperatura en las aguas del lago Seneka.

El problema con los residentes

Pese a la presión de los locales, parece haber una decisión definitiva y la granja seguirá operando. Sin embargo, las protestas continúan. El más reciente caso, se encuentra en desarrollo en los alrededores del lago Seneka, el más grande de los populares lagos Finger de la mencionada ciudad norteamericana.

Se trata de un lugar paradisíaco donde acuden miles de personas a pasar tardes y fines de semana. Las actividades varían, desde pesca, natación o simplemente tomar vino. Ahora, los locales denuncian que la temperatura del lago ha aumentado de manera dramática y lo comparan con un «sauna».

Esto se debe a que la planta de generación de energía de Greenidge, función a las orillas de ese lago. De tal manera, la polémica que generó la instalación de equipos de minería Bitcoin en una planta alimentada por combustible fósil, está lejos de terminar.

Un vistazo a los ataques y críticas que se hacen en el mundo contra el Bitcoin, están relacionadas a la minería con este tipo de combustible. El caso más emblemático, fue la decisión de Elon Musk, CEO de Tesla, de suspender la venta de sus vehículos eléctricos con Bitcoin como medio de pago.

Esa decisión provocó una violenta caída en el precio de la criptomoneda desde casi $65.000 dólares hasta un nivel de precio aproximado al actual.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare