Noticias

Vehículos Autónomos y conectados: Tecnologías digitales que actualizan los sistemas de transportes

single-image
 

Continuamos con la cobertura de la segunda edición del Smart City Expo en Buenos Aires, Argentina, es turno de hablar del panel de vehículos autónomos y conectados que aborda las tecnologías digitales que modernizan los sistemas de transporte o la personalización de soluciones.

En la conferencia estuvo parte del equipo de CEPE, centro de evaluaciones y políticas públicas y de AC&A una empresa de economía y tecnología de transporte.

En él, el presidente de AC&A, inició la presentación, analizando los impactos de los nuevos sistemas de movilidad pensando en las ciudades de América Latina, profundizó acerca de lo que se puede esperar en términos de políticas públicas como parte del proceso de instrumentación de vehículos autónomos y por qué este tipo de proyectos son importantes.

Los vehículos autónomos, explicó, son robots que están conectados con la red y con otros vehículos junto con la infraestructura. Puntualizó que cuando el proceso se vaya madurando se va a difundir de manera masiva. También expresó que será de uso compartido formando parte de la movilidad como servicio de los conceptos novedosos del sistema, como un enorme ecosistema detrás del automóvil.

La movilidad inteligente está vinculada a las iniciativas, políticas y acciones que pretenden favorecer el transporte en las ciudades, de modo que devenga efectiva y sustentable, reduciendo los costes, emisiones de CO2 y los problemas de tráfico.

Comenta que en el contexto de América Latina, sucede por básicamente dos cosas, la primera por el gasto de infraestructura y la segunda por la capacidad institucional. También destacó el sistema limitado de transporte existente y aseguró que en la próxima década será común ver autos autónomos en las ciudades.

Enfatizó que el desafío está en conocer las políticas públicas que están presentes en este tipo de tecnologías.

Debate sobre Vehículos Autónomos en Smart City Expo Buenos Aires 2019

Metodología

Dentro del estudio realizado para este proyecto, la Directora Ejecutiva del CEPE, explicó lo que se entiende por vehículo de conducción automatizada en el marco de la investigación realizada. En tal sentido utilizaron una clasificación que maneja la Sociedad Americana de Ingenieros Automotrices, donde se aprecian los vehículos que no tienen ningún nivel de automatización hasta los que son completamente automatizados.

En él, se mostró los niveles de modalidades de conducción que requieren los humanos, así como también el nivel de monitoreo que se necesita por parte de los humanos, esto cabe mencionar es conforme avanza el nivel de automatización de los sistemas de conducción.

Explicó que la metodología para el desarrollo de este proyecto, constó de hacer consultas reiteradas a un grupo de expertos que tienen conocimiento específico de un tema, invitando a un panel,  personas con determinadas características para que ayudaran a pensar hacia el futuro. Ahora bien, como no existen datos de lo que va a suceder, porque es el futuro, lo que buscaban era tratar de explorar  y cortar esa incertidumbre.

Es por ello que pidieron “compromiso sostenido” a esas personas que participaron durante una cantidad de rondas de conductas, en este caso, la Directora explicó que fueron tres rondas para ayudar al consenso sobre el escenario futuro y tratar de entender sobre que cuestiones hay un acuerdo o sobre cuales hay un disenso, esto considerando que no está claro lo que va a suceder.

Detallaron que en esta oportunidad, invitaron a 336 personas a participar, de las cuales 194 aceptaron colaborar en las distintas rondas que hicieron de las consultas.

Sin embargo destacó que 75 expertos terminaron contestando las tres últimas rondas, lo cual consideran un número bastante interesante ya que contaron con participantes que poseen conocimientos trasversales por tratarse de personas que trabajan para organismos internacionales que conocen la realidad de distintas ciudades y lugares.

El tema, generó mucho interés en la región por la participación de profesionales de diferentes lugares.

Por otra parte, quisieron reflejar las visiones de diferentes sectores. Y para ello hubo una participación equilibrada entre academia, consultoría y organismos internacionales así como también fue muy buena la participación por parte del sector público.

Resultados

En primer lugar lo que preguntaron a los expertos, es cuándo llegarían estos vehículos a América Latina, y lo que usaron como referencia principal fue el año 2025, considerando que es una hipótesis conservadora. Consientes de lo relativo que es esta fecha, los expertos a los que consultaron, entendieron que van a estar disponibles en el año 2029 0 2030.

Ahora bien, habría que preguntarse cómo evolucionará la participación de los vehículos autónomos en la flota total de vehículos. Además como parte de los resultados que compartieron, reflejaron la consideración de que en el 2034 al  2041 halla un porcentaje muy relevante del 10% al 25% de la flota de vehículos autónomos. Para estas fechas, ya  las políticas púbicas habría que hacerles frente.

Expresaron que para el 2065 se puede tener el 100% de la flota, en tal sentido para la próxima década ya esta tecnología estará presente en las ciudades.

Dentro de los resultados que compartieron, se pudo ver cuánto creen los expertos que va a modificarse el uso del automóvil luego de la generalización de los vehículos autónomos, ya que  así como hay expertos que creen que va a disminuir el uso de los automóviles, también hay quienes aseguran que aumentará, así que hay una variedad de respuestas.

También mostraron la evolución de la participación de los vehículos autónomos en la flota total de vehículos de vehículos de flota compartida. Ahora bien, la interrogante sería ¿si los vehículos se van a desarrollar con el modelo de propiedad individual o si van a ser desplegados por empresas de redes de transportes? Como es el caso de Uber.

En este sentido, aseguran según datos compartidos durante la charla que hay un disenso dentro de los expertos que se divide básicamente en dos, 50% estaría para flota compartida, mientras que el otro 50% no.

Regularización y fiscalización de los vehículos autónomos

Dentro de panel, también abordaron este importante tema, en donde comentaron que algunas de las preguntas que se harán las ciudades inteligentes en cuanto a este tema es como van a regular, controlar y fiscalizar este tipo de vehículos.

Aseguran que por lo pronto esto aún no está claro, no hay un consenso completo de cuáles son esos estándares  que los gobiernos van a tener que definir para poder integrar de manera efectiva estas tecnologías. Así como las limitaciones que pueden presentar las ciudades en cuanto a la seguridad, qué es lo que están dispuestas a asumir, y que no ¿qué puede pasar cuando ocurra un siniestro? ¿a quién le van a atribuir esas responsabilidades?

Por otra parte, también abordaron el tema de la importante adaptación en cuanto a la humanidad y esta tecnología.  Para ejemplificar, hablaron acerca de los choferes que trabajan en distintas empresas, en donde se preguntaron qué ocurrirá con esos conductores cuando ya esta tecnología se haya apoderado de la ciudad, qué mecanismos hay que poner en juego para re entrenar estas fuerzas laborales, o para encontrarles una ocupación donde sus habilidades van a ser requeridas o pueden ser transferibles.

Entonces una de las preguntas que deben responderse las ciudades inteligentes es ¿Cuáles van a ser las regulaciones optimas? es decir cuál es el mínimo de regulaciones para no irse solo a una.

El desarrollo de estas nuevas soluciones y esquemas globales de entender la movilidad en la ciudad, están contribuyendo las tecnologías digitales que facilitan la modelización del tráfico, la adaptación de los sistemas de transporte o la personalización de soluciones.

Mediante la promoción de propuestas alternativas a pie, en bicicleta, en transporte público o nuevas formas de transporte privado como el coche eléctrico o la conducción autónoma, las ciudades se encuentran en un punto de debate sobre la movilidad de la ciudad inteligente.

La idea es, obtener los mayores beneficios de la tecnología para la sociedad en su conjunto.


The following two tabs change content below.
Samantha Jimenez

Samantha Jimenez

Venezolana, estudiante del último semestre de Comunicación Social. Atraída por las nuevas tecnologías y el desarrollo que ofrecen a la humanidad.
Samantha Jimenez

Latest posts by Samantha Jimenez (see all)

Deja un comentario