Noticias

Banco Central de México sigue advirtiendo sobre el peligro de las criptomonedas

single-image
 

Cada día la adopción de las criptomonedas se hace más visible en distintas sociedades. Los entusiastas de Bitcoin, Ethereum, Ripple, etc., están en constante aumento, y las autoridades financieras de cada país están conscientes de ello.

Sin embargo, muchas de estas instituciones tienen sus reservas respecto a las monedas digitales y han preferido limitarse a advertir a los ciudadanos sobre sus peligros, como el caso del Banco Central de México.

Banxico, máxima institución monetaria de México, ha mostrado varias veces su postura hacia las criptomonedas, asegurando que no cumplen con las características necesarias para ser consideradas como dinero. De hecho, en su página oficial recomienda que debe haber una «sana distancia entre los activos digitales y el ecosistema financiero».

Pero lo más importante para el banco es, sin lugar a dudas, el riesgo que representa realizar transacciones con monedas digitales debido a su anonimato. La que se supone debía ser una ventaja entre el dinero fiduciario y las criptomonedas, se ha convertido en un arma de doble filo, ya que es el anonimato lo que facilita a los delincuentes cometer crímenes valiéndose de activos como Bitcoin.

Lavado de dinero, evasión fiscal y financiamiento del terrorismo son los principales delitos que menciona la institución financiera relacionados con las monedas digitales. Además, advierte a los usuarios de criptografía que ellos también están expuestos a varios riesgos, como el cryptojacking y los ataques con ransomware.

Entre los riesgos más grandes, Banxico menciona a la falta de regulaciones de la industria criptográfica. La institución ha hecho hincapié, al igual que muchos otros Bancos Centrales en el mundo, que un marco legislativo conjunto a nivel internacional es necesario para que las regulaciones a las criptomonedas sean realmente efectivas. Mientras esto no se dé y cada país tenga una regulación propia, los sistemas financieros serán más vulnerables a desestabilizaciones provenientes de la criptoindustria.

Sin embargo, a pesar de todas estas consideraciones y advertencias, en México no está prohibido comercializar con monedas digitales. De hecho, el país cuenta con una legislación Fintech que incluye un apartado sobre este tipo de compañías que operan con criptomonedas.

Por su parte, Banxico decidió que para mitigar los riesgos de lavado de dinero, lo más conveniente era adaptar sus reglas financieras a las del regulador del Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI). El resultado de esto fue que ahora las casas de cambio deben dar información al Banco Central sobre la identidad de sus usuarios, reportes paulatinos de sus operaciones y avisos de cualquier actividad sospechosa.

Claro que la postura cautelosa del Banco Central de México es vista por los entusiastas criptográficos como simple miedo a que las monedas digitales cambien definitivamente el sistema financiero e instituciones como esta ya no sean necesarias. Pero aún falta mucho para que un escenario como ese sea posible.


The following two tabs change content below.
Avatar

Auri Díaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario