Noticias

Regulador de Brasil quiere conocer las identidades de quienes utilicen criptomonedas

single-image

El Departamento de Ingresos Federales de Brasil (RFB, por sus siglas en inglés), hace poco reveló su nueva propuesta para la regulación de las criptomonedas en el país. En busca de eliminar los riesgos relacionados con la evasión fiscal y lavado de dinero, las nuevas normas del RFB tratarán de hacer a las monedas digitales lo menos anónimas posibles.

El uso de activos digitales en el país suramericano ha aumentado considerablemente en los últimos meses. El RFB asegura que “las cifras, y su crecimiento anual, demuestran la relevancia del mercado de las criptomonedas en Brasil, especialmente para la administración tributaria, ya que estas transacciones están sujetas al impuesto sobre la renta sobre las ganancias de capital”, según reporta Bitcoin News.

“La búsqueda de anonimato, que es uno de los principales atractivos para el uso de ciertas criptomonedas, siempre debe ser combatida, incluso por la autoridad fiscal”, continuó.

La propuesta del ente regulador se podría dividir en dos focos principales: uno para los exchanges y otro para los ciudadanos y otras empresas que operan con criptoactivos. Las nuevas reglas obligarían a las casas de cambio brindar actualizaciones mensuales del desempeño financiero, incluyendo la información personal de los concesionarios.

Esto quiere decir que ya los comerciantes de monedas digitales no podrán hacer sus actividades de forma totalmente anónima, ya que los intercambios deberán informar al regulador quién hizo una operación, hacia quién y a qué precio se encontraba la criptomoneda comerciada para el momento.

El RFB espera que, con estas reglas, se pueda brindar transparencia y confianza al sector, así como evitar que sigan proliferando los casos de lavado de dinero y evasión fiscal utilizando criptomonedas. La autoridad reguladora asegura que el anonimato podría ser un incentivo para que los criminales se valieran de los activos digitales para hacer sus fechorías; por ello, consideran que mientras menos anonimato haya, menos delitos se cometerán.

En cuanto a los ciudadanos y otras empresas, el RFB propone que aquellos que realicen transacciones por más de 10.000 reales (aproximadamente US$ 2.700), utilizando criptomonedas en casas de cambio extranjeras, deben reportar mensualmente esta información. De no cumplir con las nuevas obligaciones fiscales, se enfrentarán a una multa de 400 dólares, mientras que por mentir en la declaración tributaria o dar información incompleta, se aplicará una penalización del 3% sobre el valor de las transacciones que realicen.

El regulador aceptará opiniones sobre la propuesta hasta el 19 de noviembre del presente año. Está claro que Brasil seguirá siendo noticia para la criptocomunidad en el futuro próximo.

 
+
The following two tabs change content below.

Auri Díaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario