Noticias

Las criptomonedas no son una amenaza para el sector financiero en Alemania

Muchos países han puesto su mirada en las criptomonedas, pero ha diferencia de varias empresas, que lo han hecho para integrarlas a sus métodos de pago, la mayoría de los gobiernos temen que las monedas digitales amenacen la estabilidad de sus sistemas financieros. Sin embargo, Estados como Alemania no tienen este problema.

single-image

Muchos países han puesto su mirada en las criptomonedas, pero ha diferencia de varias empresas, que lo han hecho para integrarlas a sus métodos de pago, la mayoría de los gobiernos temen que las monedas digitales amenacen la estabilidad de sus sistemas financieros. Sin embargo, Estados como Alemania no tienen este problema.

El Comité de Estabilidad Financiera (AFS), del Bundestag, aseguró en un informe que las criptomonedas no representan un problema real para la estabilidad financiera del país, debido a que el mercado es muy pequeño para ser una amenaza.

“Dado que el sector sigue siendo pequeño y que los bancos, las aseguradoras y los fondos apenas participan, las implicaciones para la estabilidad derivadas de los cripto-tokens han sido limitadas hasta ahora, a pesar de la elevada volatilidad de los precios y del fuerte aumento de la capitalización del mercado”, afirmó, según CoinTelegraph.

Lo limitado del mercado tiene que ver con su volatilidad ya que, debido a ella, las criptomonedas no tienen una aceptación general por parte del pueblo alemán, además que sus costos en transacciones suelen ser más elevados que los de la banca tradicional del país.

Tanto es así, que el AFS ni siquiera las llama “criptomonedas” sino “cripto-tokens”. Aunque parece un detalle, llamarlas de esta forma también es una manera de mostrar su poca aceptación; ya que, según el comité, no se le puede llamar “moneda” a algo que no cumple con las tres funciones fundamentales del dinero: medio de pago, almacén de valor y unidad de medida.

Sin embargo, la popularidad de las criptomonedas en Alemania ha ido en aumento, por lo que el comité no se puede desentender del tema. Por ello, hicieron la salvedad en que “la conexión con el sistema financiero tradicional podría hacerse más estrecha en el futuro, por ejemplo, si la negociación de derivados de los cripto-tokens en bolsas de valores reconocidas, como contratos de futuros de Bitcoin, se establecieran en el segmento”.

Es por ello que el AFS tiene intención de supervisar la evolución y posible crecimiento de este sector en el país, “pero actualmente no tiene motivos para intervenir por razones macroprudenciales”.

Aunque Alemania, la mayor economía de Europa, no tiene un mercado de criptomonedas tan grande, ya hay indicios de que este empezará a crecer dentro de poco.

Ahora, el gobierno del país debe analizar que tipo de políticas tomará al respecto: si se unirá al bloque de los extremos reguladores, que han llegado incluso a prohibir las transacciones con monedas digitales, o estará de parte de aquellas naciones que han tomado medidas más amigables con Bitcoin y sus semejantes debido al potencial que tienen. El tiempo dirá en qué lado prefiere establecerse el Bundestag.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare