Noticias

Premio Nobel de economía considera a Bitcoin otra moneda fallida

single-image
+

Las criptomonedas han ganado bastantes seguidores desde hace unos años. Cada vez la comunidad que apoya el uso de las monedas digitales se hace más grande e incluye nuevos miembros con gran influencia, como los bancos centrales de algunos países o grandes compañías. Sin embargo, no todos están convencidos de la efectividad de los activos digitales.

Entre ellos se encuentra Robert Shiller, considerado uno de los 100 economistas más influyentes del mundo, ganador del Premio Nobel por su “análisis empírico de los precios de los activos”.

El actual profesor de la Universidad de Yale, es famoso por advertir sobre la burbuja del mercado de valores en el año 2000, que en ese momento era conocida como burbuja punto com. Luego, en 2005 hizo lo mismo, esta vez con el sector de la vivienda, profetizando una burbuja inmobiliaria.

Shiller considera que las criptomonedas reúnen varias de las características que han presentado los experimentos fallidos de monedas a lo largo de la historia.

Uno de los primeros intentos por cambiar la moneda establecida, ocurrió en 1827, cuando la tienda “Cincinnati Time” quiso vender mercancía en unidades de horas de trabajo, a las que llamó “labor notes”. Pero esta idea falló, haciendo que la tienda cerrara tan sólo 3 años más tarde.

Hubo una idea parecida en Londres, dos años más tarde, que buscaba cambiar la plata y el oro como estándar de valor y en su lugar colocar el tiempo, dándole más relevancia al trabajo. Esta nueva “moneda” se llamó “time money”, pero, al igual que se predecesora, fracasó.

Pero la moneda que se asemeja más a las criptomonedas es la propuesta por el economista John Pease Norton, durante la década de los 30’. En ese momento, la electricidad era considerara uno de los elementos más novedosos e innovadores del momento (así como hoy consideramos a la tecnología detrás de las monedas digitales); por ello, Pease intentó crear una moneda que estuviese respaldada únicamente por electricidad. Sin embargo, este experimento tampoco prosperó.

“Cada una de estas innovaciones monetarias se ha combinado con una historia tecnológica única. Pero, más fundamentalmente, todos están conectados con un profundo anhelo de algún tipo de revolución en la sociedad”, aseguró Shill en una publicación de blog.

En la misma publicación, añadió que “las criptomonedas son una declaración de fe en una nueva comunidad de cosmopolitas empresariales que se mantienen por encima de los gobiernos nacionales, quienes son vistos como motores de una larga cadena de desigualdad y guerra”.

Esta idea se ve reforzada en declaraciones que dio el premio nobel a CNBC, donde opinó que muchas personas están molestas con las políticas actuales, lo que los ha llevado a dejar de confiar en sus gobiernos; por lo que la idea de Bitcoin, una moneda que no depende del Estado, les ha llamado mucho la atención. Por ello, Shill considera que el crecimiento de esta criptomoneda se debe a algo más psicológico que económico.

“La fascinación del público por las criptomonedas está ligada a una especie de misterio”, escribió para el blog, “como el misterio del valor del dinero en sí, que consiste en la conexión del nuevo dinero con la ciencia avanzada”.

El profesor de Yale, hace hincapié en que aún hay demasiado misterio detrás de Bitcoin y las demás criptomonedas. Aunque la idea parezca seductora, por la innovación que representa, está tomando el mismo camino que las otras monedas fallidas. Así lo explica al final de su publicación:

“Prácticamente nadie, fuera de los departamentos de informática, puede explicar cómo funcionan las criptomonedas. Ese misterio crea un aura de exclusividad, le da un nuevo glamour al dinero y llena a los devotos con un entusiasmo revolucionario. Nada de esto es nuevo y, al igual que con las innovaciones monetarias del pasado, una historia convincente puede no ser suficiente”.

 
The following two tabs change content below.

Auri Díaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario