El Bitcoin y el euro se enfrentan en la República Checa

Como sucede en otras naciones que carecen de una moneda nacional “dura”, los checos podrían considerar invertir parte de sus ahorros en divisas extranjeras, “convertibles”, como el dólar o el euro. Para sorpresa de muchos, una encuesta reciente, realizada entre 525 personas, muestra que ninguna de estas divisas es la primera opción para la inversión.

Bitcoin Euro República Checa

Según la encuesta, los checos aún miran con recelo a las criptomonedas. Sin embargo, Bitcoin y Ethereum han ganado un buen margen de preferencia cuando de invertir se trata. Casi el 11% de los encuestados por Ipsos admitió que estaban pensando en adquirir monedas digitales. Menos checos dijeron que considerarían comprar euros: 10,3%.

La divisa nacional, corona checa (CZK), se apreció frente al euro después de que el Banco Nacional Checo levantara el control sobre la misma en abril de 2017, permitiéndole fluctuar desde entonces.

Casi un tercio de los checos (30%) confía en su moneda flotante ahora. Sin embargo, la “Corona Checa” podría depreciarse en algún momento. Cuando una moneda nacional baja, los precios de los bienes importados inevitablemente aumentan. Con este panorama a la vista los checos se mantienen en busca de alternativas para diversificar sus inversiones y distribuir el riesgo de sus ahorros.

El euro puede sonar como una opción obvia, pero todavía no llega su momento. A pesar de pertenecer a la Unión Europea, la República Checa ha pospuesto indefinidamente la adopción del euro como moneda nacional. De hecho, el euro ocupa el tercer lugar, detrás del franco suizo, en la confianza de los checos.

El año pasado, el Banco Nacional Checo intentó restar importancia al papel de las criptomonedas y su potencial para desplazar al dinero tradicional, alegando el hándicap más fuerte de las mismas, su volatilidad.

Una “buena moneda” (a diferencia de las criptomonedas), argumentó el banco, tiene un poder adquisitivo estable. Todas las transacciones de bitcoins en el mundo sólo representan el 16% de las transacciones electrónicas realizadas en la corona checa, señaló el banco.

Hace un par de meses, un ciudadano ruso compró un apartamento en Praga por 35 bitcoins, en lo que fuera la primera venta de bienes inmuebles en criptomonedas en el país.

Jaroslav Kováč, fundador de la compañía que efectuó la operación, declaró al diario checo Hospodářské noviny: “Una de sus condiciones era pagar con Bitcoin”. El agente de bienes raíces también dijo que hay más personas interesadas, locales y extranjeros, en pagar con la criptomoneda.

“Buena moneda” o no, el Bitcoin sigue ganándose la confianza de los checos, y de los no tanto.

loading...

 
The following two tabs change content below.

Abelardo Madrid

Administrador de sistemas y redes informáticas. Instructor de cursos TIC. El aprendizaje contínuo es mi pasión, enseñar es parte de mi vocación. Cloud Computing, marketing digital y el ecosistema criptomonedas son mis más recientes campos de interés.

Deja un comentario