Noticias Bitcoin

Minería Bitcoin podría cambiar su epicentro mundial a Texas

El negocio de la minería de Bitcoin podría cambiar su naturaleza descentralizada impulsado por las presiones del gobierno chino.

single-image

El negocio de la minería de Bitcoin, podría cambiar su actual nomenclatura centralizada en los próximos meses con las acciones llevadas a cabo en China. El país asiático, concentra dentro de sus fronteras geográficas, más de la mitad del total de las granjas mineras de todo el mundo. Esto se traduce en más del 65% del hashrate o poder de cómputo generacional de la principal de las criptomonedas.

Pero esa concentración tan abismal en China, ha convertido el negocio en blanco de las autoridades. En ese sentido, se espera que, en los próximos meses, más de la mitad de las granjas mineras del país asiáticas, sean forzadas a abandonar la nación. Se trata de un proceso de migración sin precedentes.

Pekín ha llevado a cabo una serie de evaluaciones del poder contaminante del negocio minero en toda China. De ello, se puede decir que existen 4 provincias que concentran casi toda la minería digital: Xinjiang, Mongolia Interior, Sichuan y Yunnan. La alta emisión de carbón en algunas de esas regiones, encendió las alarmas en el Partido Comunista, el cual no tardó en entrar en acción.

Presión del Partido Comunista obligaría a la minería de Bitcoin a cambiar de país

Lo que hace unos meses se perfilaba como una posibilidad, ahora se convierte en una realidad. Los planes a largo plazo de China están chocando con el negocio minero. Así, la minería Bitcoin, estaría obligada a cambiar de locación, la misma que podría tener como destino el estado de Texas, en Estados Unidos.

Debe tenerse en cuenta que la economía de China, a diferencia de Estados Unidos, se maneja de manera planificada. En otras palabras, el Estado y el Partido Comunista, traza las metas (planes quinquenales) a alcanzar en un período de tiempo de 5 años. Todas las industrias del país, deben apuntar a la conquista de esa meta propuesta por el «plan central».

En ese sentido, una de las metas progresivas para los planes quinquenales de China, de aquí hasta el año 2060, se relaciona con el ambiente. Para esa fecha, el país debería convertirse en «neutral» en cuanto a emisiones de carbono a la atmósfera. Para ello, deben comenzar con un rígido plan de disminución progresiva de liberación de gases de efecto invernadero.

Esto implica, frenar aquellas industrias que funcionen con energía alimentada por carbón u otros combustibles fósiles. Entre esas industrias, figura la minería de Bitcoin, la cual podría enfrentarse al dilema de abandonar el país o cambiar hacia regiones con fuentes verdes de energía. El problema con esto último, es que esas regiones ya están sobresaturadas de granjas mineras.

Regiones donde se podrá minar fuera de China

Aunque las autoridades no han ofrecido muchos detalles acerca del proceso de apagado de las granjas mineras, se pueden intuir varios escenarios. El primero, es que la minería de Bitcoin podría verse obligada a cambiar de país y establecerse en naciones con condiciones ventajosas. Este escenario, se presenta ideal para el ya mencionado estado de Texas.

Para Brandon Arvanaghi, ex miembro de Gemini, Texas podría convertirse en el epicentro mundial de la minería de Bitcoin. Durante una entrevista con CNBC, afirmó que las características de ese estado son varias. Principalmente, cuentan con un gobernador amistoso con el negocio y quien ha hecho llamados públicos a los mineros para que se instalen en Texas.

La otra ventaja, es que el estado sureño, cuenta con una de las facturas eléctricas más bajas de todo el mundo. «Vamos a ver un dramático cambio durante los próximos meses», expresó Arvanaghi, refiriéndose a la migración de los mineros chinos hacia Estados Unidos.

Pese a ello, no todo el panorama pinta color de rosas en Estados Unidos para los mineros escapados de China. La primera dificultad tiene que ver con el racismo en ese país. Es probable que una oleada de industrias mineras propiedad de ciudadanos chinos, no sea bien vista por todos. El otro problema de Texas, es el severo daño a su infraestructura provocado a inicios de año con un inesperado invierno.

Regiones donde no se podrá minar en China

Como se señala más arriba, casi la totalidad de la minería de Bitcoin, se concentra en 4 provincias chinas. Dos de ellas, Xinjiang y Mongolia Interior poseen gran parte de las plantas de energía alimentadas con carbón. Las otras dos, Sichuan y Yunnan, cuentan con una amplia infraestructura de energía renovable, principalmente hidroeléctrica.

Las dos últimas, hasta ahora no han sido amenazadas por las autoridades con ser apagadas. Sin embargo, las presiones no son inexistentes. Para tener idea del poder de cómputo dispuesto en esas regiones, se puede acudir al mapa de minería Bitcoin de la Universidad de Cambridge:

  • Xinjiang: 35.76% de la minería mundial.
  • Sichuan: 9.66%.
  • Mongolia Interior: 8.07%.
  • Yunnan: 5.42%.

Según esta fuente de datos, el 43.83% de la minería de Bitcoin podría provenir de fuentes contaminantes. Ese mismo porcentaje aproximado de granjas estarían obligados a migrar hacia otras partes del mundo o dentro de la propia China.

El hashrate de Bitcoin podría ser el principal afectado a la hora de que las granjas de minería digital decidan cambiar su epicentro en China. Fuente: Blockchain.com
El hashrate de Bitcoin podría ser el principal afectado a la hora de que las granjas de minería digital decidan cambiar su epicentro en China. Fuente: Blockchain.com

Caída del hashrate sería de impredecibles consecuencias

Que la mitad del hashrate de la minería de Bitcoin podría cambiar hacia una zona geográfica lejana, no es una rápida. Se trata de miles y miles de máquinas que deben ser desconectadas para enviarlas al destino en cuestión. Esto provocará una masiva caída del hashrate de la red, lo que podría desembocar en la debilidad de la misma ante ataque externos.

Debe tenerse en cuenta que la seguridad de la red Blockchain de Bitcoin, depende de la robustez que le dan los mineros con sus operaciones. Desde el tope histórico de 184 EH/s alcanzado en mayo, el hash de Bitcoin ahora se encuentra cercano a los 133 EH/s. Esta caída significativa, está relacionada con la ofensiva de las autoridades chinas en las mencionadas provincias.

De provocarse la esperada migración, el hashrate de Bitcoin podría caer aún más, hasta límites alarmantes para la seguridad de la red. Cabe destacar que los mineros que queden operativos, se beneficiarán de la caída de la dificultad del minado, ya que los problemas matemáticos de encriptados llevarán menos tiempo de ser resueltos.

Una vez las granjas de minería de Bitcoin terminen de cambiar de lugar, podría venir una nueva época para el negocio.

Descentralización en marcha

Aunque Texas luce como uno de los lugares predilectos para los mineros, es poco realista pensar que la totalidad de los desterrados se instalen allí. Otras regiones más cercanas a China podrían figurar entre los destinos de esas granjas.

Este hecho, permitiría la descentralización de la actividad minera. Se trataría de una noticia positiva para la criptomoneda pionera, ya que «regar» las granjas, evitará que cualquier gobierno intente apoderarse o perjudicar al Bitcoin.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare