Noticias

La “Revolución de Bitcoin” está más cerca que nunca, según Tim Draper

single-image

Es normal que luego de lo ocurrido durante el 2018, muchas personas hayan perdido las esperanzas en Bitcoin y las criptomonedas en general. Y es que, ¿cómo confiar en una industria que prometía tantas cosas y a lo largo de todo el año sólo trajo caídas contundentes, múltiples casos de estafas y grandes robos?

Sin embargo, esa es sólo la parte más fea de la historia, que personas como Tim Draper prefieren recordar como simples anécdotas, ya que el verdadero potencial de Bitcoin va mucho más allá de eso.

Draper, socio fundador de Draper Associates y director de Draper University, es un gran entusiasta de las monedas digitales, incluso años antes que Bitcoin hiciera su aparición. Según el empresario, vio por primera vez el potencial de un activo digital en 2004, cuando se enteró que personas adineradas en Corea estaban pagando dinero real por artículos de juegos en línea. “Me hizo pensar que venía un negocio increíble en productos virtuales”, aseguró.

Varios años después, en el 2011, conoció Bitcoin y desde entonces no dejó de involucrarse con la tecnología. A medida que iba aprendiendo más y más sobre la moneda digital, entendió que podía usarse para almacenar valor y pagar cualquier cosa, no sólo para cosas de videojuegos.

Trabajó en Coinlab, junto con Peter Vincennes, que pronto se convirtió en una compañía dedicada a la minería y e innovación con Bitcoins. Poco después, su hijo comenzó un acelerador llamado Boost VC, que se convertiría en el primer inversor de Coinbase.

Hasta este momento, todo parece ir bien para Draper padre; sin embargo, las cosas empezaron a ponerse difíciles cuando Vincennes compró algunos BTC para ellos y decidieron guardarlos en el entonces famoso intercambio Mt. Gox.

Por esa misma época, Vincennes le comentó a Draper que compraría chips de minería de Butterfly Labs. Estos dos eventos fueron el inicio de la caída.

+

Primero, perdieron las criptomonedas que tenían guardadas en el famoso robo a Mt. Gox. Luego, los chips de minería se retrasaron, ya que en lugar de enviarlos como estaba planeado, la compañía los utilizó para minar por sí misma. Para cuando llegaron, la minería había aumentado su dificultad exponencialmente.

Luego de esto, la mayoría creería que Draper estaría decepcionado de las criptomonedas y desearía alejarse, como muchos inversionistas en estos momentos. Sin embargo, ocurrió todo lo contrario. El empresario estaba fascinado por la resistencia de Bitcoin a pesar del fuerte golpe que recibió debido al caso de Mt. Gox:

“Me di cuenta de que la demanda de esta nueva moneda digital era tan fuerte que incluso un gran robo no evitaría que Bitcoin creara una nueva forma de realizar transacciones, almacenar y transferir dinero”.

Se dio cuenta que las monedas digitales podían ser la respuesta que muchas personas estaban buscando luego de crisis financiera, cuando gran parte de la población perdió la confianza en el dinero fiduciario y en el gobierno.

Además, en Bitcoin estaba la respuesta para aquellas personas no bancarizadas, que no habían podido crecer económicamente porque los bancos en sus países no consideraban que tuviesen los requisitos necesarios para crear una cuenta.

Es por ello que poco tiempo después volvió a adquirir una buena cantidad de Bitcoins, pero esta vez los usaría para algo positivo. “Decidí que los usaría para apoyar en la proliferación de Bitcoins en los mercados de países emergentes donde las personas no tenían confianza en sus propias monedas”.

Y como él, muchas otras empresas a nivel mundial han visto el gran potencial que tiene Bitcoin. No es sólo una moneda digital, es la oportunidad para muchos de no depender del gobierno o una entidad bancaria para manejar sus finanzas, es una expresión de libertad, es la herramienta necesaria para crecer.

Cada día más compañías se unen a la industria criptográfica. Y para Draper, solo es cuestión de tiempo para que las demás se le unan. Claro, resalta que no será sencillo, ya que muchas de ellas tendrán que pasar por cambios fundamentales que casi siempre son difíciles, y las personas deberán aprender a que los bancos, los terceros de confianza tradicionales, pronto serán reemplazados por computadoras que monitorean sus activos a través de la cadena de bloques. Pero esto se superará y el cambio vendrá. Es por ello que Draper asegura que:

“Hoy, estoy más seguro que nunca de que viene la Revolución de Bitcoin”.


 
The following two tabs change content below.

Auri Díaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario