Noticias

Bitcoin es sinónimo de libertad para los defensores de los Derechos Humanos

single-image
+

Hace casi diez años fue creado Bitcoin, la criptomoneda más popular en la actualidad. En los últimos años, se han hecho virales los casos de personas que se hacen ricas por las monedas digitales, la cantidad de energía que consume minarlas y la tecnología en la que están basadas. Sin embargo, poco casi no se ha oído hablar de los beneficios que tienen estos activos digitales para la defensa y promoción de los Derechos Humanos.

Durante la Cumbre Global de Singularity University, el director de estrategias de la Fundación de Derechos Humanos, Alex Gladstein, habló sobre el importante papel que Bitcoin estaba desempeñando para la libertad, tanto financiera como política.

“Se puede asegurar que es la primera vez en nuestra historia que tenemos resistencia real a la censura”, aseguró, según reporta SingularityHub.

Para Gladstein, las criptomonedas son la manera perfecta de combatir la extrema centralización que tienen algunos gobiernos. Según el activista de Derechos Humanos, Bitcoin es la mejor manera de hacer frente a regímenes extremadamente controladores, como el de China.

Además, con las monedas digitales es posible realizar transacciones a nivel mundial sin confiar en un tercero. “El hecho de que no tiene propietario y está descentralizado le da a Bitcoin algunas propiedades resilientes + únicas. No se puede cambiar, detener o interrumpir. No necesita saber o confiar en la parte del otro lado para realizar transacciones con ellos”.

Para Gladstein, BTC puede ser comparado a un gobierno: los mineros serían la rama ejecutiva, ya que trabajan por el derecho de agregar otro bloque a la Blockchain; la rama legislativa serían los coders, quienes escriben el script; y los usuarios ocuparían la rama judicial, porque son quienes deciden si instalar los nuevos bloques en sus nodos.

También aseguró que las criptomonedas son una salida para las personas que viven en países autoritarios o que enfrentan situaciones de crisis económica o financiera, como lo que sucede en Venezuela.

“Bitcoin es una válvula de escape para las personas en Venezuela”, afirmó. “Les da una forma de almacenar su dinero que su gobierno no puede vaporizar o inflar a la nada. Les da una forma de realizar transacciones con sus familiares en el extranjero. Mejora la capacidad de las remesas para ser permanente”.

Las redes descentralizadas, como Bitcoin, son más útiles en países donde las personas no confían ni en el gobierno ni en el sistema financiero. Casi la mitad de la población mundial vive bajo un régimen autoritario, lo que representa una gran oportunidad. Tanto si se trata de una oportunidad para el impacto humano como para el impacto comercial, eso depende de usted.

Gladstein considera que, con Bitcoin, terminará de una vez por todas el monopolio que los gobiernos tienen sobre las monedas, lo que se traducirá en más libertad para los individuos.

Por último, Gladstein aseguró: “creo que queremos hacer todo lo posible para seguir un camino que tenga algún tipo de descentralización”, añadiendo que “donde preservemos nuestras libertades y derechos, y nuestra privacidad. Vamos a querer eso para el futuro de nuestro plantea y para el futuro de nuestra especie”.

Las criptomonedas pueden ser mal vistas por algunas autoridades mundial, en especial algunos gobiernos; sin embargo, para los activistas de Derechos Humanos, en especial a los dedicados a proteger y promover la libertad, monedas como Bitcoin son un paso adelante en la lucha por su causa.

 
The following two tabs change content below.

Auri Díaz

Soy estudiante de Estudios Internacionales, interesada en las nuevas tecnologías y su impacto en el mundo. Fiel creyente que la tenacidad es la base del éxito.

Deja un comentario