Criptomonedas

“No las ignoren, ni las prohíban”, advierte informe a legisladores de la UE sobre las criptomonedas

Un nuevo análisis de investigación sobre las criptomonedas encargado por el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento de la Unión Europea advierte a los legisladores que ni ignoren ni “intenten prohibir” las monedas virtuales.

single-image

Un nuevo análisis de investigación sobre las criptomonedas encargado por el Comité de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento de la Unión Europea advierte a los legisladores que ni ignoren ni “intenten prohibir” las monedas virtuales.

El informe, titulado “Monedas virtuales y política monetaria de los bancos centrales: desafíos futuros”, fue proporcionado por el Departamento de Política A, por solicitud del mencionado comité.

Los autores del reporte, Marek Dabrowski y Lukasz Janikowski, del Centro de Investigación Social y Económica, consideran las criptomonedas o monedas virtuales (VC) como una “forma contemporánea de dinero privado”.

Haciendo alusión a la deficiencia previa del dinero privado en el pasado, los investigadores reconocen que las propiedades tecnológicas de las monedas digitales como Bitcoin, por ejemplo, lo convierten en un medio de pago “relativamente seguro, transparente y rápido”. Sin embargo, sus propiedades “anónimas” y “transfronterizas” sin duda, representan un desafío para los reguladores financieros.

“A diferencia de sus predecesores en papel del siglo XVIII y XIX, las criptomonedas se utilizan globalmente, sin tener en cuenta las fronteras nacionales”, dice el informe.

No se espera que las criptos desaparezcan pronto, particularmente debido a su naturaleza descentralizada y apolítica. Además, los autores instan a los economistas a no minimizar el potencial disruptivo de esta nueva tecnología.

“Los economistas que intentan descartar las justificaciones para y la importancia de las criptomonedas, considerándolas como inventos de charlatanes y chiflados, una nueva encarnación de la utopía monetaria o manía, fraude o simplemente como un instrumento conveniente para el lavado de dinero, están equivocados”, se ve en el reporte.

Y continúa: “Las monedas virtuales responden a la demanda real del mercado y, muy probablemente, permanecerán con nosotros por un tiempo. Los responsables de la formulación de políticas y los reguladores no deberían ignorarlas, ni intentar prohibirlas”.

Los investigadores consideran que ambos enfoques extremos son “incorrectos”, y creen que los reguladores deberían tratar las criptomonedas al igual que cualquier otro instrumento financiero.

Los autores admiten que, dado el “carácter global y transfronterizo” de las monedas digitales, cualquier intento de prohibirlas ocasionaría una falla. En su lugar, recomiendan aplicarles impuestos como a otros activos financieros y regulaciones de “armonización” entre jurisdicciones, algo de lo que se habló recientemente en la cumbre del G20.

A principios de este año, el portal especializado Bitcoinist publicó la opinión del cofundador de la Fundación Bitcoin, Jon Matonis, diciendo que Bitcoin podría “explotar la burbuja real” creada por los bancos centrales. El Concejo Mundial del Oro también declaró que la criptomoneda tiene la capacidad de “socavar a los bancos centrales”.

Sin embargo, el informe encargado por el comité europeo saca de las brasas a Bitcoin, pues los autores concluyen que la cripto no constituye una amenaza de ningún tipo para los bancos centrales.

Al hacer referencia a las actuales diferencias desproporcionadas en la capitalización y el uso entre criptos y monedas soberanas, los autores esperan que la “dominación monetaria” de los principales bancos centrales y las principales monedas permanezca inalterada en el futuro cercano.

El documento presenta a las monedas virtuales bajo una luz refrescante y positiva cuando se trata de jurisdicciones más pequeñas que están plagadas de inestabilidad política y económica, como Venezuela, donde Bitcoin se ha afianzado como un refugio seguro de valor.

“Las monedas digitales pueden ofrecer otra vía para la sustitución de divisas, como se observó recientemente en Venezuela”, agrega el informe.

“No se puede descartar que el progreso futuro en el área de las tecnologías de la información pueda aportar variantes de monedas virtuales aún más transparentes, seguras y fáciles de usar. Esto podría aumentar las posibilidades de las mismas compitan efectivamente con las monedas soberanas, incluidas las principales”.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare