Noticias

El lado humano de blockchain

Blockchain se ha vuelto un término recurrente desde que Satoshi Nakamoto desarrolló y dio a conocer el Bitcoin, una de las monedas digitales más famosas en la actualidad. A partir de ese momento, las palabras “blockchain” y “criptomonedas” van de la mano para la mayoría de la población.

single-image

Blockchain se ha vuelto un término recurrente desde que Satoshi Nakamoto desarrolló y dio a conocer el Bitcoin, una de las monedas digitales más famosas en la actualidad. A partir de ese momento, las palabras “blockchain” y “criptomonedas” van de la mano para la mayoría de la población.

Sin embargo, esta tecnología puede utilizarse para otros aspectos más allá de los activos digitales.

La cadena de bloques, mejor conocida como blockchain, es una base de datos distribuida en bloques de información que se encuentran entrelazados unos con otros. De esta manera, se evita el cambio de algún dato luego de ser publicado y facilita la recuperación de información; por ende, es considerada una de las tecnologías más confiables y seguras actualmente.

Ya se ha utilizado, además de en las monedas digitales, para la elaboración de documentos legales, servicios de mensajería y hasta en buques petroleros. Pero lo que no todos saben es que el blockchain también puede usarse con fines humanitarios.

Un esfuerzo conjunto hecho por WIN (World Identity Network), la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) y la Oficina de Información y Tecnología de Comunicaciones de las Naciones Unidas (UN-OICT), dio como resultado el programa “Blockchain For Humanity”, cuya meta es detener el tráfico de niños en Moldova utilizando blockchain.

El Programa Mundial de la Alimentación (PMA) de las Naciones Unidas, también se ha sumado al uso de cadenas de bloques para lograr sus objetivos. En Túnez, el PMA utiliza esta tecnología para dar seguimiento a los almuerzos escolares y asegurarse que cada niño reciba su respectivo plato de comida.

Asimismo, la ONU ha evaluado utilizar blockchain para otorgar identificaciones digitales a los refugiados que no posean documentación. Incluso el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), ha hecho equipo con la empresa Blockchain para explorar el uso de esta tecnología en su área de acción.

REFUNITE, organización sin fines de lucro cuya misión es ayudar a los refugiados a reencontrarse con sus seres queridos, también ha utilizado la tecnología en cuestión para realizar búsquedas de personas desaparecidas.

Por otra parte, el gobierno de Finlandia con la agencia Moni, desarrollaron tarjetas de pago digital que incluyen documento de identidad y funcionan mediante cadenas de bloques. Estas tarjetas fueron distribuidas a personas desplazadas o con necesidad de refugio.

¿El fin de los “Diamantes de Sangre”?

Los “Diamantes de Sangre”, es el nombre dado a aquellas piedras en bruto que han sido utilizadas por grupos guerrilleros, especialmente en África, para financiar conflictos armados y comprar armas. Estos grupos también ejercen violencia contra los civiles para mantener el control de las zonas y minas de diamantes que se han apropiado.

Sin embargo, la industria de la piedra preciosa parece haber encontrado la solución a este problema. Según Forbes, compañías como De Beers y Fura Gems están considerando al blockchain como la clave para darle fin al conflicto.

De Beers, reporta Forbes, que cubre más del 30% de la demanda mundial de diamantes, anunció que empezará a utilizar la cadena de bloques para rastrear las piedras desde el punto en que se extraen hasta el lugar donde son vendidas a los consumidores.

Esto permitiría evitar el tráfico de diamantes por parte de los grupos guerrilleros y cumplir con las demandas de los compradores que, conscientes de los “Diamantes de Sangre”, piden a las empresas garantías de no estar adquiriendo uno.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare