Comunicados de Prensa

¿Por qué deberías usar el fondo C10 de Invictus Capital para «comprar en la caída»?

La volatilidad de las criptomonedas existe, particularmente en algunas como BTC. Pero, conoce la solución del fondo C10 de Invictus Capital.

single-image

Recientemente, la criptoesfera ha acaparado la atención de los medios de comunicación, con toros, osos, defensores y cínicos que se enfrentan indiscretamente. Muchos se apresuran a señalar insensiblemente la adolescencia de las criptomonedas y la falta de historial, citando como verdad las observaciones partidistas de instituciones rígidas. Pero algunos son conscientes de la inevitabilidad y la necesidad del desarrollo de la industria, y citan la reciente caída de las criptomonedas como una oportunidad de compra digna de ser aprovechada.

No es de extrañar que cada vez más instituciones financieras multinacionales y destacados inversores muestren interés y aceptación por las criptomonedas y la tecnología de registro distribuido que las impulsa. Durante décadas, el sector financiero tradicional se ha caracterizado por su opacidad.

La utilización y dependencia de Invictus Capital de la tecnología blockchain para ejecutar y completar transacciones irreversibles y descentralizadas, supera muchas de las deficiencias de las finanzas tradicionales. Esto lo hace al mejorar la eficiencia y permitir la democratización del acceso a un ecosistema financiero antes dominado por los ultra ricos.

Este es solo un ejemplo del uso astuto de esta tecnología emergente que potencia una revolución en todo el sector que se está desarrollando actualmente. A medida que estas revoluciones empiecen a afianzarse, los inversores inteligentes podrán seguir sacando provecho de unos rendimientos de inversión en criptoactivos potencialmente formidables.

¿Qué señales deberían tomarse en cuenta al momento de comprar en la caída?

Al observar el Bitcoin (BTC) como un indicador de todo el mercado de criptomonedas, ya hemos visto el ciclo de auge y caída repetirse muchas veces – con la experiencia de las caídas de diciembre de 2017 y marzo de 2020 probablemente arraigada en las mentes de cualquier inversor de criptomonedas experimentado.

Sin embargo, una y otra vez, Bitcoin se ha recuperado para mantener intacta su trayectoria ascendente a largo plazo. Como tal, está bastante claro que las criptomonedas, para horror de muchos tradicionalistas, va a estar dando vueltas por mucho más tiempo de lo que han anticipado. Incluso si la volatilidad está aquí para quedarse por algún tiempo. Y, en todo caso, el auge de las criptomonedas no ha hecho más que empezar.

Si revisamos nuestra memoria, a mediados de diciembre de 2017, BTC tuvo su caída posiblemente más memorable. En ese momento, Bitcoin perdió cerca de la mitad de su valor en la semana siguiente al pico del ciclo alcista de varios años que vio a Bitcoin acercarse a los 20.000 dólares (con un rendimiento anual de ±2.400% registrado en el pico). Muchos se apresuraron a señalar con el dedo y a reiterar las inmortales palabras de «te lo dije», creyendo una vez más que las infalibles previsiones del sector financiero tradicional eran correctas. La última carrera alcista ha dado al traste con esas previsiones.

c10

No muchos de nosotros fuimos lo suficientemente previsores como para ser inversores tempranos en BTC, pero si compraste 1 BTC en diciembre de 2016, un año antes de la caída de diciembre de 2017, todavía habrías obtenido un fresco beneficio de ±870% en junio de 2018 (más o menos cuando BTC comenzó a reestabilizarse).

Las finanzas tradicionales a menudo optan por ignorar estas ganancias y critican incesantemente los choques de precios de las criptomonedas, alimentando la narrativa de que las criptomonedas son una pseudo clase de activos, o una burbuja.

No solo vemos esto como incorrecto, sino que creemos que su evaluación no solo está nublada por el sesgo y el descuido, sino que hace poco para abordar y comprender la inevitabilidad de la volatilidad del mercado de cripto durante su desarrollo temprano (¡todavía estamos en estas primeras etapas!).

Volatilidad inherente a las criptomonedas

En un artículo sobre el Invictus Margin Lending Fund (IML), se destaca en detalle la volatilidad inherente a las criptomonedas. La volatilidad de las criptomonedas es mucho más prominente que la de los mercados financieros tradicionales (acciones, bonos, bienes raíces, etc.).

En parte, esto se debe a la naturaleza altamente especulativa de las inversiones en criptomonedas, en las que la tesis de inversión suele ser que una criptomoneda individual se convertirá en un actor clave en alguna faceta del ecosistema al que sirve.

Viendo el caso del Bitcoin, esto suele girar en torno a su uso como depósito de valor (canibalizando la demanda de oro) o como medio de pago (amenazando el dominio de proveedores de pagos como Visa o PayPal). Sin embargo, hay una miríada de criptomonedas, muchas de las cuales pretenden revolucionar sectores especializados.

El flujo y el reflujo de las expectativas de los participantes en el mercado sobre un futuro muy incierto provocan una gran volatilidad en el lado de la demanda. Una dinámica similar se observó durante la burbuja de las puntocom, pero, a pesar del desplome de 2001, algunos de los valores de moda de la época han llegado a dominar sus respectivos sectores.

Sin embargo, para agravar este efecto en el lado de la demanda, la mayoría de las criptomonedas tienen una oferta inelástica. Esto significa que la oferta no se ajusta a los cambios en la demanda, como suele ocurrir en los mercados de materias primas. Pero a pesar de la volatilidad inherente a los mercados de criptomonedas, la tendencia a largo plazo es claramente alcista, y los inversores harían bien en alejarse de los gráficos durante las breves caídas del mercado.

No obstante, muchos inversores se han quemado por las correcciones del mercado en el pasado, vendiendo en pánico y bloqueando las pérdidas en el peor momento posible. Si estás convencido/a de la trayectoria futura del sector a largo plazo, pero no puedes soportar la volatilidad, una inversión en un fondo indexado que aproveche el poder de la diversificación puede ser la respuesta. Y lo que es mejor, un fondo indexado inteligente -como el C10 de Invictus Capital- puede ayudar a frenar la volatilidad en el camino hacia la luna. 

C10 de Invictus Capital: una opción que podría interesarte

El C10 es un fondo de índice inteligente abierto que ofrece a los inversores exposición y diversificación a las 10 principales criptomonedas (según la capitalización del mercado), al tiempo que limita la pérdida de capital mediante un mecanismo dinámico de cobertura de efectivo.

Para limitar cualquier supervisión humana, un algoritmo proporciona un conjunto de reglas para asignar o desasignar dinámicamente una parte del capital del fondo al efectivo como cobertura del riesgo de mercado. Por ejemplo, durante el desplome de BTC en marzo de 2020, cuando perdió casi el 60% de su valor, el algoritmo adoptó una posición que mantenía cerca del 95% de efectivo. Esta cobertura de efectivo permitió a los inversores experimentar una protección superior contra las caídas, al tiempo que se preservaba la participación en las subidas.

Manteniendo una postura objetiva en su inversión y confiando en el aumento exponencial de la tecnología de criptomonedas y blockchain, el fondo C10 de Invictus Capital puede proporcionarle un medio de confianza para capitalizar la caída de las criptomonedas.

Con el token C10 actualmente valorado en unos 6,28 dólares, después de haber subido a 8,50 dólares antes de la más reciente caída del cripto, ¿no deberías considerar comprar la caída con el fondo C10 de Invictus Capital? Para invertir en el C10 hoy, visita el sitio web de Invictus Capital.   

1 Comment
  1. Jhofre López 3 semanas ago
    Reply

    Me pueden recomendar algún curso para aprender a invertir de Invictus capital?

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare