Noticias

MDC en Bielorrusia prueban tecnología descentralizada para frenar ataques contra periodistas

MDC en Bielorrusia usarán tecnologías descentralizadas para combatir la censura y la represión que existe actualmente en el país.

single-image

En medio de los insistentes ataques a los que son sometidos los periodistas en Bielorrusia, los medios de comunicación (MDC) de este país, están en la búsqueda de experimentar nuevas alternativas que les permita seguir llevando la información a los ciudadanos.

Recientemente, el Estado, habría anunciado que cancelarían el acceso a periodistas extranjeros. Mientras que, paralelamente bloquearon el acceso a la información de canales locales, incluyendo también la suspensión de Internet por tres días. Todo, en medio de las protestas generadas por las elecciones del 8 de agosto.

Es por esta razón que, algunos MDC en Bielorrusia están reinventando la forma de hacer frente ante esta situación. Para ello, están usando NewNode, un servicio de intercambio de archivos descentralizado de la startup con sede en California Clostra. Que, básicamente se ejecuta en el mismo principio que los torrents.

Lo que les permite, que sus aplicaciones móviles sean resistentes. Esto significa que los usuarios almacenan fragmentos de contenido en sus dispositivos y los comparten con otros de forma peer-to-peer.

¿Cómo puede ayudar NewNode en los MDC en Bielorrusia?

El principio detrás de NewNode es que: Si un usuario no puede acceder a un sitio web, pero otro sí puede, pueden conectarse entre sí e intercambiar datos disponibles como lo hacen los clientes de torrents. Pero no ayudará si hay un cierre total de Internet o si toda la red móvil está inactiva.

Esto hace que la tecnología sea aplicable en lugares como Bielorrusia, cuyo cierre de Internet no fue absoluto. Incluso los cortes de Internet más severos no fueron el resultado de la “desconexión” de las conexiones de Internet. Si no más bien de un cuello de botella creado por la intensa filtración del tráfico por parte del gobierno.

NewNode está en pañales ahora, y la compañía no revela el número de sus usuarios en todo el mundo. Pero cuando más de 800.000 nuevos usuarios en Bielorrusia se unieron en un mes desde las elecciones, fue un repunte notable para la empresa. Antes de las elecciones, Clostra contaba solo con 10 usuarios de NewNode en Bielorrusia. Ahora Bielorrusia es la base de usuarios más grande de NewNode.

Actualmente, las redes permiten a las personas más conexión si trabajan juntas. Pero, los nodos claves pueden convertirse en vulnerabilidades cuando más se necesitan, dejando a los usuarios con una mala conexión de red o una falta total de acceso a Internet.

Desde aulas distribuidas y pagos electrónicos, hasta entornos muy censurados o degradados. El sistema de distribución de contenido de dispositivo a dispositivo de Clostra garantiza que pueda permanecer conectado de forma segura, incluso cuando las redes centralizadas no están disponibles. Con NewNode, puede crear su red y llevarla consigo.

Amnistía internacional

Mientras tanto, las autoridades de Bielorrusia deben poner fin de inmediato a sus ataques contra periodistas. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional entre los informes que indican que se está deteniendo, golpeando y disparando con balas de goma a periodistas que informan de la cruel represión policial de las protestas. Además, a profesionales de los medios de comunicación les han destrozado las cámaras y les han destruido sus grabaciones.

“Los y las periodistas de Bielorrusia están haciendo un trabajo heroico. Para conseguir que el mundo conozca la brutal represión de las protestas ejercida por las autoridades. Es aterrador ver hasta dónde está dispuesto a llegar el gobierno para reprimir esta información: atacar a periodistas con porras y balas de goma, destruir sus equipos y encarcelar a decenas de profesionales del periodismo”, ha manifestado Marie Struthers, directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central.

“Se está atacando a periodistas por revelar los crímenes cometidos por las autoridades bielorrusas contra su propia población, en lo que constituye una flagrante violación del derecho a la libertad de expresión. El gobierno incluso ha desactivado Internet para impedir que la gente comparta información. Mientras un número sin precedentes de personas sigue saliendo a las calles en Bielorrusia, es fundamental que se proteja la libertad de prensa y que nadie sufra daño simplemente por hacer su trabajo”, sostuvo Struthers.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare