ABC Crypto

ABC Crypto, Lección 15: ¿Es esto legal? Regulaciones y criptomonedas

El importante énfasis que hemos puesto en ABC Crypto. Para señalar que las criptomonedas representan una amenaza para los gobiernos del mundo. Puede llevar al surgimiento de una importante pregunta, ¿Acaso las criptomonedas son ilegales? La respuesta sencilla es: no exactamente. Pero como siempre, en CriptoTendencia no nos gustan las respuestas sencillas. Por eso analizaremos en profundidad el marco jurídico sobre las criptomonedas en nuestra lección del día de hoy.

Una sorpresa para todos

Para hablar acerca de la legalidad de las criptomonedas a nivel mundial. Debemos empezar entendiendo el contexto en el que nos encontramos. Es decir, la forma en que entraron las criptomonedas al panorama, y que podemos resumir con una palabra: sorpresa.

Y es que, aunque las tecnología criptográfica y la Blockchain, siempre estuvo bajo el radar de organismos de inteligencia de los principales países. Ningún Estado estaba preparado para afrontar la popularidad y los usos alcanzados por monedas como el Bitcoin. Especialmente las instituciones que teóricamente deberían regularlos.

La idea de que las cadenas de bloques pudiese dar lugar al nacimiento de monedas virtuales independientes. Fuera del control que los Estados ejercitan tradicionalmente sobre sus propias monedas. Y con una administración descentralizada enfocada en los usuarios de estas monedas. Era simplemente impensable para la mayoría de la población.

Por ello, es natural que al momento de pasar las criptomonedas de ser un objeto prácticamente de culto. Para convertirse en un activo financiero utilizado por millones de personas de todo el mundo. No existiese ni remotamente una legislación adecuada para afrontar la nueva situación.

Llevando a que, durante los primeros años desde la popularización de los criptoactivos. Los mismos hayan vivido en una condición que podemos calificar de «alegalidad». Pues, sin estar expresamente prohibidos por el marco jurídico de los países. No se adaptaban a ninguna de las reglas utilizadas hasta el momento para regular los activos financieros.

Lo que se traduce en una situación de debilidad para las empresas dedicadas al uso de criptomonedas. Y los usuarios que minan, compran o venden criptoactivos. Pues, las leyes de sus países no les proporcionaban la seguridad jurídica que a otras compañías y usuarios. Una situación que, aunque todavía abarca a la mayoría de los países, está empezando a transformarse de dos formas diferentes.

Primera ruta: la cripto hostilidad

Frente a este contexto, los gobiernos del mundo han reaccionado de dos formas distintas. Siendo la primera de ellas la franca hostilidad hacia las criptomonedas. Que ha llevado a que se establezcan limitaciones y prohibiciones en contra de los criptoactivos.

Por supuesto, este tipo de medidas reguladoras en contra de las criptomonedas. No significan que estos países hostiles a la cripto comunidad no busquen desarrollar sus capacidades en tecnología Blockchain. Sino que, intentan separar el desarrollo de las cadenas de bloques, de las monedas virtuales descentralizadas. Siendo India el caso ejemplar de esta actitud.

Por ello, vemos a países como China, en donde el gobierno ha mantenido una actitud sobre todo hostil hacia los criptoactivos. Y que sin embargo, en simultáneo, desarrolla su propia moneda virtual gubernamental. Buscando socavar la presencia de las criptomonedas, gracias a la intervención directa del Estado en este sector.

Sin embargo, lo normal es que los criptoactivos sean simplemente prohibidos, sin que el gobierno tome ninguna medida tendiente a desarrollar sus capacidad en Blockchain. Como es el caso de Bolivia, país en donde las criptomonedas son ilegales. Pero no existe nada ni cercano al proyecto de moneda virtual gubernamental chino.

Segunda ruta: la cripto apertura

Por supuesto, no todos los países han decidido adoptar esta primera vía. Existiendo un grupo de naciones que consideran que la mejor forma de desarrollar sus capacidades en tecnología Blockchain. Y al mismo tiempo generar riqueza y bienestar en sus países. Es modernizando su marco jurídico para abrirlo a las criptomonedas.

Así, vemos países como Bielorrusia, Ucrania o Estonia, cuyo objetivo no es prohibir el uso de las criptomonedas. Sino por el contrario, crear reglas de juego claras para que las empresas que desean invertir en las mismas. Puedan hacerlo desde sus territorios.

Ucrania es uno de los países que más se esfuerza en incorporar a las criptomonedas

Lo que llevaría al traslado de estas empresas al interior de estos países progresistas. Con el consecuente incremento en las inversiones, creación de puestos de empleo bien pagados, formación de la población en nuevas tecnologías, y generación de nuevas riquezas para el país.

Por tanto, la competencia de estos países no sería en pro de taxar tanto como se pueda, o directamente prohibir a las criptomonedas. Sino, generar marcos jurídicos que, sin ser totalmente permisivos hacia la tecnología Blockchain. Si crean reglas razonables con las que los empresarios legítimos pueden trabajar. Enriqueciendo así al cripto mundo.

Entradas recientes

Minería Bitcoin: resumen de lo más destacado de la semana

En esta edición número 65 de nuestro clásico resumen semanal de noticias sobre minería de Bitcoin, te presentamos las 5…

1 hora

Gary Gensler dejar ver su postura sobre Bitcoin

Gary Gensler, el presidente de la SEC dice que no apoya el enfoque financiero fuera de la red de Bitcoin…

7 horas

Ethereum podría ser una mejor opción que Bitcoin a corto plazo

Ethereum está recuperándose más rápido que Bitcoin tras el reciente flash crash, viéndose más atractivo para acumular ganancias a corto…

7 horas

Los mejores Brokers para invertir en Criptomonedas

En este post te contaremos cuáles son los mejores brokers para invertir en criptomonedas mediante contratos por diferencias (CFD).

2 días

Charlie Munger volvió a criticar a las criptomonedas ¿Qué dijo esta vez?

El inversor multimillonario Charlie Munger expresó de nuevo su rechazo hacia las criptomonedas, destacando su alta volatilidad.

2 días

Usamos cookies para optimizar el tiempo de carga. No recolectamos ninguna información.