Tendencia

La IA está buscando redefinir el sistema educativo y el concepto de “inteligencia”

La gran popularidad que ha tenido la Inteligencia Artificial (IA), ha preocupado a muchas personas en todo el mundo. Al igual que con los robots y sistemas automatizados, existe un gran temor porque la IA termine sustituyendo a los seres humanos en distintas actividades. Y una profesora en Inglaterra está de acuerdo con esto, a menos que se redefina el concepto de “inteligencia”.

single-image

La gran popularidad que ha tenido la Inteligencia Artificial (IA), ha preocupado a muchas personas en todo el mundo. Al igual que con los robots y sistemas automatizados, existe un gran temor porque la IA termine sustituyendo a los seres humanos en distintas actividades. Y una profesora en Inglaterra está de acuerdo con esto, a menos que se redefina el concepto de “inteligencia”.

Rose Luckin, profesora de diseño centrado en el aprendizaje en University College London asegura que, si se continua con la definición que se les enseña a los niños de inteligencia, la cual se basa en la capacidad de memorizar datos, resolver problemas verbales o recitar fórmulas y ecuaciones, entonces sí, la humanidad puede estar preparándose para ser eclipsada por la tecnología.

Sin embargo, considera que esta definición de inteligencia se queda bastante corta. Las capacidades humanas son vastas, complejas y no pueden ser medidas por la simple memorización de datos. Y, es gracias a la definición limitada que se enseña de inteligencia, que “estamos muy impresionados por el tipo de comportamiento inteligente que nuestra tecnología puede producir”, afirma la profesora, reporta Quartz.

Para Luckin, la clave está en dos puntos: redefinir la inteligencia y utilizar la IA para mejorar el sistema educativo.

Inteligencia no es una, son siete

La profesora del University College London aboga por una redefinición completa de la inteligencia humana, lo que ayudará a futuras generaciones a prosperar en los días por venir. Ella se refiere a siete tipos:

La inteligencia académica interdisciplinaria se define como la capacidad que tienen los estudiantes de relacionar las materias que se les imparten en lugar de entenderlas como elementos aislados.

Luego, la inteligencia social se basa en el poder reconocer las emociones propias y en cómo se regula a un grupo de personas. En este tipo de inteligencia los humanos tienen una clara ventaja sobre los robots.

Aquí iniciamos con las cuatro meta-inteligencias. La primera es el metaconocimiento, que es básicamente la relación de los estudiantes con el conocimiento, la capacidad de entender de dónde viene y que es algo que debe ser construido por cada uno.

La metacognición, conocerse a uno mismo y regular los procesos cognitivos propios.  Después, la meta-inteligencia subjetiva, que se basa en la motivación personal, comprensión de emociones y su relación con el aprendizaje. Y la inteligencia meta contextual, o el aprendizaje que se da fuera del aula, con personas, cosas o lugares.

Por último, está la autoeficacia percibida exacta, que es la capacidad de evaluar las habilidades propias y predecir cómo se actuará en el futuro. Esta es una de las inteligencias más complicadas de dominar y donde la tecnología lleva la delantera. Sin embargo, Luckin considera esta una oportunidad para la reforma del sistema educativo implementando IA.

La IA en un nuevo sistema educativo

La profesora de Londres asegura que “La IA es una herramienta poderos para abrir la ‘caja negra de aprendizaje’ al proporcionar una comprensión profunda y precisa de cuándo y cómo el aprendizaje realmente sucede”. Propone que la IA podría ayudar a desarrollar las otras inteligencias del individuo, ya que puede medir cosas que van más allá del conocimiento, como la colaboración, persistencia, confianza y motivación.

Con esta tecnología, se podría prescindir de los exámenes estándares tradicionales, y brindar una evaluación de los conocimientos más eficiente, personalizada para cada alumno, donde se tomarían en cuenta sus fortalezas y debilidades.

La IA ya se ha intentado implementar en la educación mediante diversas iniciativas, dando resultados bastante favorables. Por ejemplo, Century Tech, plataforma de aprendizaje de Reino Unido, emplea IA y Big Data para adaptar el contenido a cada estudiante, tomando en cuenta fortalezas y debilidades de cada individuo.

Los profesores obtienen actualizaciones en tiempo real del avance de sus estudiantes, para poder enfocarse de mejor forma en cómo podría ayudarlos.

Inteligencia artificial definiendo su concepto 2

Sin embargo, no todo es perfecto

La Inteligencia Artificial tiene dos grandes obstáculos que enfrentar. El primero, es que los sistemas educativos son adversos al cambio; aunque Luckin no está tan preocupada por eso, porque considera que la IA inevitablemente se irá integrando de manera progresiva a la educación.

Pero el segundo obstáculo es más complicado. Que la IA haga un seguimiento al rendimiento de los alumnos plantea serias preocupaciones sobre la privacidad de los datos. Si esta tecnología está evaluando constantemente las inteligencias de individuo, también conocerá sus fortalezas y debilidades, y no es difícil imaginar los usos negativos que esta información podría tener.

En una escuela de China, se pudo reflejar el riesgo a la invasión a la privacidad que puede implicar el uso de la IA, cuando se decidió rastrear a los estudiantes utilizando un sistema de identificación facial impulsado por esta tecnología.

El sistema monitoreaba a los 1.010 estudiantes, informando a los maestros quienes llegaban tarde, habían perdido clases, aquellos que estaban en la cafetería e incluso qué alimentos pedían. Al final, la escuela no tuvo otra opción más que retirar el sistema se vigilancia debido a la controversia local.

Sobre esto Luckin no tiene una solución. Admite que es un debate que se está llevando a cabo y que tanto educadores como legisladores deberían incluirse en él para llegar a la mejor solución posible.

A pesar de esto, la profesora sigue entusiasmada con la idea de implementar IA en el sistema educativo. Sin embargo, aún es muy pronto para saber si la visión de Luckin podrá cumplirse o si es sólo una linda idea imposible de llevar a la realidad.

Pero, conclusiones de distintas instituciones, como la dada en el informe de la Cámara de los Lores sobre IA, le dan esperanza a un futuro donde esta tecnología pueda tener una mayor y mejor aplicación. El documento afirmaba que:

“Todos los ciudadanos deberían tener el derecho de ser educados para permitirles florecer mental, emocional y económicamente junto con la Inteligencia Artificial”.

Deja un comentario

Loading data ...
Comparison
View chart compare
View table compare